viernes, 18 de agosto de 2017 01:14




Número de contacto (34)678803735
redaccion@galiciapress.es

FUNDACCION TELEFONICA

La Enciclopedia Mecánica de Doña Angelita, en la FUNDACIÓN TELEFÓNICA

|

Del 20 de febrero al 28 de junio de 2015. Planta 2.

Enciclopedia Electrónica

Prototipo de enciclopedia mecánica (MUNCYT)


A veces en los sitios más inesperados y en las circunstancias menos propicias, surgen personas luchadoras, comprometidas y con visión de futuro. Es el caso de Ángela Ruiz Robles- Dña. Angelita – maestra desde la década de los 20 a los 60 en Galicia, una adelantada a su tiempo que movida por su creatividad y pasión por el trabajo, dedicó parte de su vida a mejorar la enseñanza de los más pequeños a través de una serie de publicaciones didácticas y varios inventos tecnológicos de gran originalidad.


Dña. Ángela Ruiz Robles. Archivo de los herederos de Ángela Ruiz Robles

Dña. Ángela Ruiz Robles. Archivo de los herederos de Ángela Ruiz Robles


Ser mujer, trabajadora, viuda y madre de tres hijas en la Galicia de los años 50 no fueron obstáculos para que la tenaz e innovadora Dña. Angelita llegara a ser una activa inventora con varias patentes, destacando entre ellas la Enciclopedia Mecánica, considerada en la actualidad como precursora del libro electrónico. Un dispositivo que pretendía renovar los obsoletos métodos pedagógicos de la época -basados en la memoria- para que los alumnos pudieran aprender de una manera más activa, individualizada y lógica.


La Enciclopedia Mecánica de Dña. Angelita es una historia de superación, trabajo incansable e innovación que debe ser recordada y difundida para otorgarle el reconocimiento y valor que en nuestros días sin duda se merece.


Una mujer a contracorriente


La época en la que Doña Angelita desarrolla su labor de maestra, inventora, empresaria, madre… puede resumirse en la pregunta que un periodista le hace durante una entrevista en 1958: “¿Una buena inventora puede ser una buena ama de casa?”.

Los primeros 50 años del siglo XX en España arrojan datos desoladores sobre las mujeres. En lo relativo a la educación, a principios del siglo XX sólo un 25% de la población femenina sabe leer y escribir y, en cualquier caso, la tasa de analfabetismo femenina es un 60% más alta que la masculina.


Es una sociedad en la que el papel de la mujer es prácticamente inexistente, limitado en el mayor de los casos al de ama de casa, sin apenas estudios básicos (qué decir de estudios superiores) y con un acceso al trabajo reducido a labores de nula especialización en fábricas o, como ocurría en el Ferrol de Dña. Angelita, como descargadoras de muelles. Una sociedad en la que, a nivel general, la tecnología más conocida es la radio y es más que escasa la presencia de elementos “tecnológicos” en la vida cotidiana: vehículos, lavadoras…


Inventora, escritora


La propia Dña. Angelita indicó que su interés por inventar empezó en 1916. Su inquietud por la educación y la pedagogía y su afán por facilitar el aprendizaje se reflejan en sus numerosos escritos y, desde luego, en sus inventos.


Escribió y editó 16 libros, todos dedicados a la educación, a su aspiración incansable de hacer de la enseñanza un proceso más humanizado, dinámico y comprensible. Igualmente, sus inventos están orientados hacia la mejora de los métodos pedagógicos: un nuevo sistema de taquigrafía, (más sencillo que el que se estaba usando hasta la fecha), junto con una máquina taquimecanográfica; el Atlas Gramatical (admitido por la RAE) y, sobre todo, la Enciclopedia Mecánica. Todos ellos destacan por la aplicación de conceptos educativos que hoy en día destacan por su modernidad.


Hasta 1975, año de su muerte, Dña. Angelita mantuvo al corriente el pago de la patente del libro mecánico conseguida en 1962, muestra de su férreo convencimiento de que otra manera de educar y aprender era posible.

Libro mecánico “cactus” Archivo de los herederos de Ángela Ruiz Robles

Libro mecánico “cactus”
Archivo de los herederos de Ángela Ruiz Robles


Doña Angelita y los libros mecánicos


Dña. Angelita consiguió en 1949 su primera patente para “un procedimiento mecánico, eléctrico y a presión de aire para la lectura de libros”. Pensado para los alumnos, suponía una nueva manera de comprender el libro de texto.


En este “libro” los temas se activaban, trayéndolos al frente del dispositivo mediante unos pulsadores; otros, a su vez, permitirían iluminarlo, sería posible aumentar el tamaño del texto, escribir y dibujar sobre él… Incluso se planteaba la posibilidad de utilizar tintas luminiscentes que permitirían leerlo en la oscuridad.


Este ingenio se fabricaría en diferentes formas y tamaños: personajes de populares cuentos infantiles, plantas o juguetes. En la mente de la maestra estuvo siempre presente transformar e innovar la educación. El cariño y respeto hacia los alumnos la llevaron a buscar cómo mejorar su calidad de vida escolar y facilitar su proceso de aprendizaje. El dicho de “la letra con sangre entra”, tan común entonces, no estaba en su ideario educativo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pombapress animation

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress