OURENSE, POSIBLE HOMICIDIO DEL CURA DE VILANOVA DOS INFANTES

Pendientes del resultado auptósia del cadáver del cura de Vilanova dos Infantes( Ourense)

|

Apareció sin vida la tarde de este miércoles el cadáver del cura párroco de Vilanova dos Infantes(Ourense).


Adolfo Enríquez Méndez tenía 77 años y llevaba unos 40 al frente de esta parroquia. No se descarta un posible homicidio, el hecho ha conmocionado al vecindario de Vilanova


El cuerpo del cura párroco de Vilanova dos Infantes, en Celanova, fue localizado sin vida a eso de las cuatro de la tarde del miércoles, presenta síntomas de violencia, por lo que las primeras impresiones en el lugar del hallazgo no descartan que la investigación judicial pueda considerar la pista de, cuando menos, un posible homicidio. La última vez que sus convecinos dicen haber visto el cura fue el pasado lunes, lo mismo que su familia, por lo que, puesto este hecho en conocimiento de la Guardia Civil, comenzó su búsqueda.


Adolfo Enríquez era muy conocido en Celanova y la noticia de su muerte ha sobrecogido a las gentes de la tranquila Vilanova dos Infantes la tarde de este miércoles.


Su puerta siempre estaba abierta a quien demandara ayuda. Predicó con el ejemplo. "Era un hombre de gran corazón, generoso, servicial, desprendido, acogedor, incapaz de despedir a nadie sin darle lo que tuviera".. "Si lo mataron fue un mártir", feligreses y vecinos agotaban ayer los adjetivos para ensalzar al que durante mas de 40 años fue el párroco de Vilanova dos Infantes, en Celanova (Ourense) 


La muerte del religioso pudo deberse a un presunto homicidio por un robo. Nadie se explica semejante desenlace por dinero, cuando nunca lo negó.


La consternación de familiares y vecinos por la muerte del párroco, se suma al temor de los feligreses a que los autores se apoderaran de la venerada Virxe do Cristal, la imagen mariana más pequeña del mundo, que de momento no aparece. 


En la rectoral, según un familiar, estaban vacías las fundas de la santa que el cura, custodiaba en todo momento, llevandolas llaves consigo. 


Don Adolfo fue encontrado por un hermano, después de dos días sin noticias, en un pajar del recinto de la rectoral. El cuerpo sin vida estaba boca abajo, con un golpe en la cabeza y sangre en la boca. El galpón también estaba cerrado con llave. La autopsia, que hoy se está realizando en el hospital de Ourense, esclarecerá si la muerte fue, tal y como parece, violenta, y presumiblemente provocada por unos ladrones. La casa estaba totalmente revuelta y las habitaciones, cerradas. Al perro del sacerdote, un pequeño animal, también lo encerraron los asaltantes en un cuarto. 


Menos dudas existen, por el desorden de la casa, sobre un intento o un robo consumado. El sacerdote daba toda la ayuda que podía a los necesitados y era frecuente que personas, solas o en grupo, acudieran a su puerta a rogar limosna.


La prueba forense también determinará la hora aproximada de la muerte. Según los testimonios recogidos ayer en Vilanova dos Infantes, todo indica que el asalto se produjo a última hora del lunes o durante esa madrugada. El suceso coincidió con otro hecho luctuoso que hizo a los vecinos no despertar sospechas hasta ayer.


Creyeron que iba a un funeral


El lunes, el párroco acudió al velatorio de un exdirector de la Banda de Música de Celanova. Paulino, un vecino que atendía voluntariamente su huerta, vio por última vez al sacerdote al atardecer. Adolfo barajaba acudir al entierro del fallecido. El sepelio se celebró el martes en una localidad de Valladolid, y por eso nadie sospechó cuando anteayer no se vio al párroco por la casa rectoral ni la zona.


Las sospechas se acrecentaron ayer, ya sin explicación de la ausencia. No respondía al teléfono. Paulino tampoco vio al religioso mientras se dedicaba a cuidar del pequeño viñedo junto a la rectoral. Por eso los vecinos decidieron avisar a uno de los hermanos del sacerdote. Cuando llegó tuvo que usar su llave. Desde el exterior no se veía movimiento y las puertas estaban cerradas. El pariente accedió por una bodega. Nada más entrar se encontró con el sospechoso desorden. Toda la vivienda estaba revuelta.


El hermano recorrió la casa y no encontró ningún rastro de su hermano, según las primeras informaciones. Fue entonces cuando decidió acudir al pajar. También estaba cerrado. Allí yacía don Adolfo, boca abajo, y con sangre en la boca, según algunas fuentes.


El hallazgo del cadáver se produjo sobre las 15.30 horas. La familia dio el aviso a la Guardia Civil y de inmediato se puso en marcha el protocolo ante la sospecha de muertes violentas. Agentes acordonaron los accesos durante las más de tres horas que duró la inspección ocular. Intervinieron agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil bajo las órdenes de la jueza de Bande, que acudió en calidad de sustituta del juez de Celanova, donde se llevará a cabo la investigación. Está declarado el secreto de sumario.


Revisar la casa y el santuario


Vilanova dos Infantes y la fe son uno. La desaparición de la imagen de la Virxe do Cristal, se ha convertido en un dolor añadido al triste suceso. El arcipreste de Celanova y una monja que conoce el lugar donde el fallecido guardaba la imagen, pretendían comprobar en el interior de la vivienda si todavía sigue allí. Los investigadores no permitieron el paso más que a un familiar de la víctima.


Los religiosos reemprenderán hoy la búsqueda de la imagen, de apenas cinco centímetros de alto, que preside la romería del 15 de septiembre. Revisarán a fondo en la propia rectoral y también acudirán al próximo Santuario da Virxe do Cristal

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress