OPINION

¿Que podemos hacer para que se imponga la cordura?


Warning: Smarty error: unable to read resource: "articlecontent_sharev3.tpl" in /var/www/bigpress_alpha/libs/other/smarty/Smarty.class.php on line 1102
Antón Alonso

En esta ocasión el objetivo militar de los yihadistas, dirigido a imponer un régimen de terror, ha sido El Museo Nacional del Bardo, en Túnez capital. Este Conjunto formado por dos exquisitos palacetes que conjugan una de las mejores joyas de la arquitectura tunecina, turca e italiana, alberga invaluables restos de la legendaria Cartago, así como la colección más completa de mosaicos romanos. Allí está, el único retrato conocido del poeta Virgilio.


Lo que para el mundo civilizado y moderno representa un ámbito de cultura y expresión artística, el extremismo ultraislámico sólo lo vio como un codiciado blanco donde sembrar el terror. En la sangrienta tarde de ayer, el Gran Palacio del barrio del Bardo se convirtió en una trampa mortal para españoles, italianos, alemanes y polacos que recorrían sus salas gozando de los espléndidos mosaicos que reflejan el Triunfo de Neptuno, el Baño de Venus, las Nueve Musas y a Virgilio escribiendo la Eneida.


Los atacantes vaciaron sus armas sobre los turistas y sobre las obras, sin importarles que muchas de esas piezas antiguas eran la muestra más auténtica de esa cultura invaluable que dejaron fenicios, bizantinos y romanos.


El Gran Palacio, construido en 1882, y el palacete aledaño, levantado cuatro décadas antes, se consideran los monumentos más representativos del “refinamiento” de la arquitectura tunecina. Originariamente eran las residencias de los sultanes hafsidas, una dinastía musulmana que gobernó Túnez desde el siglo XVIII, bajo la órbita del Imperio turco.


Recorrí sus salas y pasillos en el año 2003, era sumergirse en la milenaria historia del arte mediterráneo y del norte de Africa. La sala de recepción tiene una enorme cúpula con 16 paneles de madera tallada y pintada sobre fondo de oro. La sala de música cuenta con un techo decorado con motivos florales y presenta dos galerías, ambas sostenidas por delgadas columnas de mármol blanco con incrustaciones de mármol rojo. Varias de estas salas tienen sus paredes cubiertas con paneles de azulejos.


Ese fue el objetivo militar de los yihadistas: un disparo a la cultura acumulada, a la civilización, años de arte, belleza y conocimiento bañados con sangre de infieles. Supone un ataque directo a las enseñanzas del Islam recogidas en el Corán y la Sunnah del Profeta Muhammad.


Los textos religiosos son claros con respecto a este fenómeno y la defensa del carácter sagrado de la vida humana. El Corán dice: "No arrebatéis ninguna vida, la cual Dios ha hecho de ella algo sagrado, salvo en caso de justicia y ley: esto es lo que Él os ordena, para que podáis aprender sabiduría."(Al-Anam, 151). "Si alguien mata a una persona inocente es como si hubiera matado a toda la humanidad; y si alguien salva una vida humana, es como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad." (Al-Maidah, 32)


En esta ocasión, el escenario de un ataque terrorista ha sido Túnez. En otras ocasiones ha sido Nueva York, Madrid, Londres, Bali o París. ¡Mañana puede ser cualquier parte del mundo! ¿Qué podemos hacer para que se imponga la cordura?




Warning: Smarty error: unable to read resource: "articlecontent_share_inferiorv3.tpl" in /var/www/bigpress_alpha/libs/other/smarty/Smarty.class.php on line 1102

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress