viernes, 18 de agosto de 2017 01:18




Número de contacto (34)678803735
redaccion@galiciapress.es

Rajoy: "No se puede dar paso a la investidura y desarmar luego al gobierno"

|

Rajoyinvestidura4


El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado dispuesto a "corregir" y "ceder" en la próximo legislatura para poder llegar a acuerdos y aprobar medidas en el Congreso, pero ha advertido que tampoco está dispuesto "a derribar lo construido". "No puedo aceptar la demolición".


En su intervención en la segunda sesión de la investidura en el Congreso, que conducirá a su elección como presidente del Gobierno, Rajoy ha advertido a los grupos parlamentarios que no se puede "dar paso a la investidura y desarmar luego al Gobierno".


Y ha añadido que no puede renunciar a la unidad de España, ni a cumplir los compromisos con la Unión Europea o "quebrar la estabilidad presupuestaria". "Que nadie espere que contribuya a dañar la recuperación económica y la creación de empleo", ha añadido.


La tercera jornada de la tercera sesión de investidura que tiene lugar desde las elecciones del 20 de diciembre del año pasado y que se tornará definitiva si se cumple el guión previsto, ha arrancado a las 18.30 horas de este sábado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la violencia de género.


VIOLENCIA DE GÉNERO


Ana Pastor ha querido abrir la sesión declarando en nombre de toda la Cámara que la violencia de género es "una tragedia" contra la que el Parlamento debe luchar y pidiendo un minuto de silencio por las víctimas, especialmente las dos mujeres asesinadas las últimas horas.


Esta tercera jornada de debate que, si no hay imprevistos, finalizará con el nombramiento como presidente del Gobierno del candidato del PP, Mariano Rajoy. "Esperemos que todo salga bien", dijo Ana pastor al llegar a la Cámara.


"NO PIDO UN CHEQUE EN BLANCO" 


En este sentido, ha subrayado ante el arco parlamentario que él no pide un "cheque en blanco" sino que reclama un gobierno después de más de 300 días en funciones. A su entender, no podrían sobrevivir con un gobierno que no gobierne porque le faltaran apoyos o le sobraran obstáculos. "El precio sería ruinoso", ha advertido ante todos los diputados.


Por eso, el jefe del Ejecutivo ha recalcado de nuevo que votar "responsablemente" a favor de la investidura implica comprometerse a intentar "construir", especialmente en aquellas materias trascendentales para el bienestar de los españoles, como los compromisos europeos o la estabilidad presupuestaria. "Esto es una responsabilidad de todos, no solo mía", ha exclamado, para añadir que no es "razonable" gobernar sin Presupuestos y, por tanto, "todos" deben ser "consecuentes".


TRABAJAR CADA DÍA LA GOBERNABILIDAD


En esta tesitura, ha dicho que él mismo es el más interesado en dialogar para buscar acuerdos. "Estoy dispuesto a corregir todo lo que merezca corrección, a mejorar todo lo que sea mejorable y a ceder en todo lo que sea razonable; no escatimaré ni tiempo ni dedicación, Necesitamos un gobierno que gobierne y trabajaré cada día esa gobernabilidad", ha manifestado.


Eso sí, ha advertido que él hay un límite que él mismo se impone porque no pretende acceder al Gobierno para realizar cualquier clase de política. "No estoy dispuesto a derribar lo construido", ha enfatizado, para agregar que se puede "mejorar" pero él no está dispuesto a "aceptar" una "demolición".


Por eso, y ante las peticiones de la oposición para derogar reformas clave de la pasada legislatura, el jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que "nadie" puede esperar que él "contribuya a lesionar la recuperación económica y la creación de empleo", porque no hará ese daño a los españoles.


"NO TIENE SENTIDO LIQUIDAR TODAS LAS REFORMAS"


"No tiene ningún sentido liquidar todas las reformas", ha proclamado, para insistir en que accede al Gobierno para "perseverar" después de que haya partidos, ha dicho, que hablan de dar la "vuelta" a las políticas del PP. En su opinión, no se puede pretender que gobierne y "traicione" su propio proyecto político.


Y en la parte final de su intervención, Mariano Rajoy ha afirmado que él no pide "la luna" sino un Gobierno "previsible" que pueda consolidar lo hecho hasta ahora, seguir mejorando y sostener el ritmo de empleo.


"Pido madurez, pido que cuando se dé un paso se acepten las consecuencias de ese paso. Pido que podamos todos decir a los españoles que van a contar con un gobierno que gobierna, no por su propia fortaleza, sino porque en la Cámara no han de faltarle apoyos para desarrollar las tareas", ha concluido.

relacionada Feijóo arropará a Rajoy en su previsible 'última' investidura
relacionada ​El Congreso vota por cuarta vez la investidura de Rajoy

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pombapress animation

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress