martes, 19 de septiembre de 2017 17:17




Número de contacto (34)678803735
redaccion@galiciapress.es

La CIG denuncia el "serio" estado de abandono de las salas de autopsias de Vigo

|

Camillamuertoautopsia


Carros de ropa sucia en los pasillos por donde entran y salen los cadáveres, una sala de autopsias que colinda con la cocina del hospital, carencia de señales, falta de ventilación y zona intermedia para el personal forense o vestuarios sin diferenciación por sexos, pasando por una mesa no regulable en altura que los trabajadores 'adaptan a sus necesidades' como bien pueden. Son algunos de los escollos que los auxiliares de autopsia y médicos forenses tienen que sortear en su labor diaria en la sala pública de autopsias de Vigo sita en el obsoleto Hospital Nicolás Peña, según denuncia en un comunicado la CIG-Xustiza. 


El sindicato detectó estas anomalías en el marco de una vista del Servizo de Prevención de Riscos Laborais a las salas donde se realizan las autopsias de Vigo, concretamente las del Tanatorio Vigo Memorial -- de gestión privada, que recibió una inspección favorable--, y al Hospital Nicolás Peña, una instalación pública gestionada por la Xunta. 


"La problemática es que durante muchos años las instalaciones del Nicolás Peña fueron adaptadas, como se suele decir, 'de aquella manera', y lo que antiguamente era una sala mortuorio --de preparación de cadáveres para los servicios fúnebres--, acabó convirtiéndose en una mala sala de autopsias", defiende el delegado sindical de CIG Xustiza Xosé Barreiro Pérez. 


En este sentido, Barreiro advierte que, tras su visita a las instalaciones del hospital, se detectaron una serie de problemas entre los que destacan hasta una docena, y por los cuales considera que las instalaciones "deberían estar cerradas y sancionados los responsables de la administración por mantenerlas en este estado". 


NUMEROSAS DEFICIENCIAS


En primer lugar, Barreiro destaca que "los carros de lencería sucia transitan y se almacenan temporalmente en el mismo pasillo por donde entran y salen los cadáveres". Además, la sala de autopsias "linda con la cocina", por lo que los residuos de cocinar quedan almacenados en colectores localizados en la misma zona por donde entran y salen los coches fúnebres con los difuntos. 


El acceso a la sala de autopsias carece de señalización, por lo que se instaló "una cadena" en la puerta del pasillo de acceso y dependencias, que hace que sólo se pueda desbloquear desde dentro. A ello se suma que la sala de autopsias "carece de atmósfera negativa y campana estractora" para los vapores del formol, motivo por el que se utiliza una ventana que da acceso a un camino público, para solucionar 'caseramente' el tema de la tan necesaria ventilación de la estancia. 


Para más inri, "no existe una zona intermedia entre sala de autopsias y el pasillo de acceso de cadáveres", por lo que los médicos y auxiliares tienen que, o bien salir con las batas y calzado de trabajo, o bien quitárselas en la propia sala de autopsias. 


A estos problemas se suman otros como la falta de sala de húmedos-sala de muestras, que la mesa de autopsias no es regulable en altura --por lo que el personal se ve obligado a utilizar escalones para suplir esta carencia--, que las cámaras frigoríficas no se adaptan correctamente a la camilla, la ausencia de grúa para mover cadáveres o de vestuarios diferenciados por sexo, todos ellos enumerados por la CIG en su escrito. Otras cuestiones que tampoco quedan totalmente claras son si el personal de limpieza cumple efectivamente con el protocolo para el correcto saneamiento de este tipo de estancias o si la instalación eléctrica obedece a la regulación pertinente.


"INSTALACIONES ACORDE CON LOS TIEMPOS"


En su escrito la CIG insta a Alfonso Rueda, Vicepresidente y Conselleiro de Xustiza, a que proporcione a Vigo "unas instalaciones propias y acorde con los tiempos en los que estamos y con previsión de futuro". 


Afirman que desde la junta de personal pidieron a Rueda, en la Comisión de Seguimiento de las Obras de la Ciudad de la Justicia, que todo el Anexo I albergase la sede de la Subdirección del Imelga, con todas las instalaciones inherentes al mismo, entre las que se encuentran las salas de autopsia y cámaras frigoríficas. Además, incluían la petición de que el Ministerio de Justicia incluyese también en este anexo una sede desplazada del Instituto Nacional de Toxicología que diese servicio al noroeste peninsular. Sin embargo, en declaraciones recientes, y según el comunicado emitido por el sindicato, Rueda afirmó que la ubicación podría "no ser del todo correcta", por lo que Barreiro lamenta que "al final todo quedará como está en la actualidad". 


En este sentido, la CIG reclama que "nuestros muertos tengan el trato que corresponde con la seriedad del labor realizado por los médicos forenses y auxiliares de autopsias". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pombapress animation

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress