Septiembre negro en Catalunya


Warning: Smarty error: unable to read resource: "articlecontent_sharev3.tpl" in /var/www/bigpress_alpha/libs/other/smarty/Smarty.class.php on line 1102
Manuel Fernando González

Puigdemont Junqueras

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en la rueda de prensa de urgencia tras la decisión del Tribunal de Cuentas


Artur Mas, Joana Ortega, Irene Rigau, Francesc Homs, Lluis Bertrán, Josefina Valls, Carolina Pardo, Jaume Domingo, lgnasi Genovés, Jordi Serra i Catalán y Jordi Vilajoana i Rovira van a ser los primeros en pagar los platos rotos de esta vajilla independentista que acaba de caer destrozada por la primera acción-reacción que ha iniciado el Tribunal de Cuentas y que, naturalmente, ha provocado una rueda de prensa urgente en la que comparecieron al unísono "los príncipes del procés", Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, a los que periodistas hemos visto nerviosos y cabreados.


Por la mañana, fiscales y jueces de forma solemne anunciaban ante el Rey, en un clima de tensión contenida, su voluntad inequívoca de defender la unidad de la nación española aplicando la ley de forma contundente y serena. Poco antes, Pedro Sánchez en un desayuno de trabajo y Albert Rivera que era recibido por Rajoy, habían expresado públicamente su disposición a apoyar al Gobierno ante esta jornada histórica de desconexión que promoverán dos grupos políticos en el Parlament de Catalunya y que destapará la caja de los truenos de la actuación del Gobierno de Madrid y todas sus herramientas legales para ¿frenar? el vendaval que se le viene encima a la España Constitucional.


Si los acontecimientos se desarrollan según lo previsto, el Tribunal Constitucional, la Fiscalía General del Estado y los tribunales de Catalunya van a tener un papel preponderante en este horrible choque de trenes que vamos a vivir de forma tan dramática como indeseada todos los catalanes, seamos independentistas o constitucionalistas. Téngalo por seguro todos aquellos, de uno u otro bando que han caldeado el ambiente, para desespero de los que siempre hemos defendido el diálogo y el sentido común como elementos alternativos al enfrentamiento fratricida, al tancredismo suicida o al chulesco e impresentable sí es sí de los soberanistas.


Desde luego, este miércoles, 6 de septiembre, será uno de los días más tristes de nuestra convivencia en común en la democracia que con tanto alborozo celebramos cuando fuimos todos capaces de conseguirla tras la muerte del general Franco. Ver, cómo ahora la destrozamos, a este periodista, no sé si a Vds. les pasa lo mismo, le rompe el alma.


De momento, a los que ha citado el Tribunal de Cuentas la desafección le va a costar más de cinco millones de euros. Una cantidad que les puede hacer perder su patrimonio personal y convertirlos en solicitantes de la solidaridad económica pública de sus compañeros de aventura. Luego vendrán otras multas, inhabilitaciones y, si los tribunales entran en la dinámica del delito de sedición, una cárcel como en la que el Estado metió a Arnaldo Otegui y la República llevó al Puerto de Santa María a Companys y varios Consellers de la Generalitat.


Y si, en medio de todo este panorama, algún iluminado además comete una felonía contra sus adversarios políticos, entonces sí que habremos tocado fondo, pero... de verdad. Son situaciones que habrá que afrontar, sin que exista una lógica política en todo el relato.


Septiembre negro en Catalunya... Septiembre muy negro.



Warning: Smarty error: unable to read resource: "articlecontent_share_inferiorv3.tpl" in /var/www/bigpress_alpha/libs/other/smarty/Smarty.class.php on line 1102

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress