Se necesitan casi 100 barcos para recoger la basura que se acumuló en las Cíes este año

|

Rodascies


Un total de 95 viajes en barco son los que se estima que se realizarán este año para recoger los residuos acumulados en unos 30 contenedores de basura dispuestos en las Illas Cíes, lo que supone un incremento del 18,75% en los viajes respecto a 2016, cuando la concesionaria municipal de Vigo --Sogama-- realizó 80 traslados.


El Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia requiere de una gestión específica de residuos adaptada a las condiciones de este entorno natural, en el que la colaboración ciudadana y de voluntarios es fundamental para recoger los desperdicios, que son transportados desde cada una de las islas en barcos, algunos de ellos fletados específicamente para este fin.


En lo relativo a las Cíes, durante el verano y periodos como el puente de mayo o Semana Santa, el personal del Parque Nacional y los hosteleros se encargan de transportar su basura y la de los residentes en tractores hasta el muelle de Carracido, desde donde es llevada en barco hasta tierra para su gestión a través del canal municipal.


En las Illas de Ons, la gestión de residuos la realizan el personal del Parque Nacional y de una empresa contratada en verano, quienes recogen puerta por puerta los contenedores de los residentes para llevarlos a un punto de almacenaje, al que los hosteleros llevan directamente su basura. Estos residuos son almacenados hasta su retirada en barco para su entrega a un gestor autorizado.


En estos dos archipiélagos, durante el resto del año, cuando hay pocos residentes y visitantes, los desperdicios se acumulan en colectores en sendos puntos limpios, donde también se depositan otros residuos urbanos más voluminosos, hasta su retirada y transporte a tierra, para su gestión "de forma distinta".


En lo relativo a Sálvora y Cortegada, donde no hay residentes, los residuos son generados por el personal del Parque Nacional, que los almacenan y transportan hasta tierra. Además, ellos mismos se encargan de recoger, almacenar y trasladar los residuos que el mar arrastra hasta las playas.


CAMPAÑAS


No obstante, en la recogida de basura en el Parque Nacional tienen especial relevancia las campañas educativas y de voluntarios, como la de 'Illas sen papeleiras', que se desarrolla en Cíes y en Ons y pretende concienciar a los visitantes mediante la entrega de una bolsa para que lleven su basura de vuelta y la depositen en contenedores en los puertos.


En el caso de Cíes, también se desarrolla la campaña 'Illas sen cabichas', en la que participantes del campo de trabajo internacional recogen colillas en las playas y las trasladan a un colector específico. Estas personas, así como personal del Parque Nacional, recogen también otros residuos que son depositados por el mar o dejados por los visitantes.


Asimismo, el Ayuntamiento de Vigo también ha realizado en los dos últimos años una campaña por la que, durante cinco semanas de julio y agosto, regala un pack de tres bolsas de reciclaje para concienciar sobre la importancia de recoger y separar los residuos, y llevarlos a la ciudad. En total, ha distribuido unas 20.000 bolsas.


Igualmente, el Gobierno vigués desarrolla campañas de voluntariado, que tanto este año como el anterior han contado con 1.000 participantes en turnos de cinco días o fines de semana. Desde 2012, las horas de voluntariado en Cíes superan las 22.000, y su trabajo consiste en eliminar especies exóticas invasoras, trasplantar especies autóctonas, limpiar y sensibilizar.


BAJO EL MAR


Pero los residuos no solo se encuentran en las islas y sus playas, sino también en los fondos marinos, donde los expertos mantienen que hay basura, nasas y redes fantasma, aparejos y plásticos. Para solucionarlo, proponen llevar a cabo campañas de limpieza de fondos y recogida selectiva de basura en las zonas específicas donde se encuentra depositada.


En este sentido se pronuncia el director del Instituto de Investigacións Mariñas del CSIC, Antonio Figueras, que mantiene que los fondos marinos "tienen una presión tremenda" y "la contaminación ha ido creciendo". "Pero lo que no se ve, no se aprecia. Si se retirara el mar y viésemos todo lo que hay en el fondo, nos llevaríamos un gran susto", asegura.


CONFLICTO POR LOS VISITANTES


La "presión" que sufre el parque tiene que ver en gran medida con su gran atractivo turístico, que atrae cada año a miles de personas. A pesar de que se les recuerda que está prohibido verter basura en el mar y la tierra, cuántos más visitantes, más posibilidades de "accidente" y mayor riesgo potencial para preservar los valores naturales y para la seguridad de las personas.


Es por esto que el Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia, dependiente de la Xunta, ha establecido un cupo máximo de usuarios que pueden visitar las Cíes cada día, en concreto un máximo de 2.000 personas en transporte regular, 200 en visitas organizadas y 800 en el camping.


relacionada Multa de 930.000 euros a las navieras de las Cíes por tres días de 'overbooking'

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress