El juicio contra el varón que en 2015 acuchilló a su expareja, auxiliar de Povisa, será el martes y jueves en Pontevedr

|

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra juzga este martes y jueves, días 13 y 15, al celador del Hospital de Povisa Juan Carlos F. F., para el que la Fiscalía pide 14 años y 11 meses de prisión como presunto autor del asesinato en grado de tentativa de su expareja, auxiliar de enfermería en el mismo hospital, a la que acuchilló en el cuello en abril de 2015.

En su escrito de conclusiones, la Fiscalía mantiene que el encausado mantuvo una relación sentimental con M.F.F. durante tres años, hasta su finalización en diciembre de 2014. Tras ello, el 12 de abril de 2015, acudió al domicilio de la mujer con la cara completamente tapada y portando un cuchillo, y esperó a que ella saliera por el portal para "atacarla sorpresivamente".

Así, le propinó un fuerte puñetazo en la mandíbula para después clavarle el cuchillo en el costado mientras le gritaba "hija de puta". Además, le tapó la boca para que no gritara, la arrastró escaleras abajo y, tras tirarla al suelo boca abajo, le clavó de nuevo el cuchillo en el cuello mientras le decía: "Hija de puta, si no eres para mí no eres para nadie, te voy a matar, muérete".

Pese a los ruegos de la mujer, siempre según el Ministerio Público, el varón estuvo inmóvil durante al menos 10 minutos, observándola. La víctima llegó a arrastrarse unos metros por el pasillo mientras sujetaba la hoja del cuchillo y balbuceaba pidiéndole auxilio, pero él respondió agarrándola por los pelos y arrastrándola, mientras le gritaba que iba "a esperar a --verla-- morir".

No obstante, pasados unos minutos más, después de que prometiera no denunciarle, el encausado la llevo en el coche de ella hasta el Hospital de Povisa, donde la abandonó y fue la mujer la que se aproximó hasta la puerta de urgencias. Por estos hechos, el hombre se encuentra en prisión provisional desde el 14 de abril de 2015.

SECUELAS
Como consecuencia, la mujer fue intervenida quirúrgicamente de urgencia. Las lesiones sufridas fueron muy graves y durante meses tuvo que hacer rehabilitación funcional de mano, logopedia por disfagia y disfonía y fisioterapia para despegamiento de la cicatriz del cuello y recuperación del balance articular. Además, tiene estrés postraumático grave.

En este marco, precisó de 841 días aproximadamente para su evolución, de los que 51 fueron de hospitalización, y durante ese tiempo estuvo en situación de incapacidad genérica total. Actualmente, presenta secuelas físicas y estéticas graves que le provoca una secuela de grado medio-moderado.

PETICIONES
Por todo esto, la Fiscalía acusa al varón de un delito de asesinato en grado de tentativa, con la agravante de parentesco, y pide que sea condenado a 14 años y 11 meses de prisión, así como que se le prohíba comunicarse o aproximarse a menos de 500 metros de la mujer por tiempo superior en 10 años a la pena de cárcel, para lo que se interesa su control mediante pulsera telemática.

Asimismo, deberá indemnizar a la víctima en 200.000 euros por los días de estabilización y por las secuelas, a parte de otras cantidades que se determinarán en el juicio o en ejecución de sentencia. Finalmente, también tendrá que indemnizar a Povisa en los gastos de hospitalización y asistencia médica derivados de este procedimiento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress