Villares recibe los reproches de parte del grupo por pedir la dimisión de la diputada Quinteiro (En Marea)

|

Luís Villares, portavoz de En Marea

Las discrepancias entre el grupo y la dirección política de la formación abren varios escenarios

El portavoz del Grupo de En Marea, Luís Villares, recibió este lunes las críticas de parte de sus compañeros en el Parlamento de Galicia después de que en rueda de prensa, y aunque aseguró que lo hacía a título individual, pidiese a la diputada Paula Quinteiro, implicada en un incidente con la Policía de Santiago, que asumiese responsabilidades por lo ocurrido.

El Grupo Parlamentario había acordado abrir un expediente interno a Paula Quinteiro y censuró la actuación de la dirección política de En Marea, que también preside Villares, ya que pidió la dimisión de la parlamentaria por lo ocurrido.

En la votación del grupo, Villares no se pronunció a favor, como tampoco lo hizo en el Consello das Mareas --máximo órgano de decisión entre plenarios-- en que se pidió la dimisión de Quinteiro, pero casi dos semanas después, el líder de la formación rompió su silencio para mostrarse favorable a que deje su acta como diputada.

Lo hizo en una rueda de prensa del grupo parlamentario y, aunque matizó que era su opinión personal al margen de la decisión interna, le costó las críticas de parte de sus compañeros en la bancada del Pazo do Hórreo, según las fuentes consultadas por Europa Press.

De hecho, la reunión de grupo fue posterior a la rueda de prensa y, en ella, Villares tuvo que escuchar las críticas de algunos integrantes del grupo, en el que Podemos Galicia, formación en la que está inscrita la diputada, tiene la mayoría de sus integrantes.

Sin embargo, las mismas fuentes consultadas han indicado que tras pedirle "explicaciones" y mostrar el descontento con la actuación de Villares, la reunión siguió su curso como estaba prevista, para la preparación del pleno de la semana que viene.

ESCENARIOS
Las diferencias entre la dirección política, en la que tiene mayoría la lista que aupó a Villares a la portavocía de En Marea, que no es la candidatura con la que él se presentó (y cuyos apoyos perdió cuando se postuló para ese cargo), y del grupo parlamentario abren distintos escenarios.

Por un lado, se podría convocar una consulta para la revocación del cargo de Paula Quinteiro, como prevén los documentos internos de En Marea y, por otro lado, se podría forzar la renovación de los órganos de dirección de la formación política, aunque por ahora no hay un movimiento concreto.

El reglamento del Parlamento no contempla la salida de los diputados de los grupos una vez conformado, pero sí que cada uno de ellos puede determinar las reglas internas de funcionamiento que se consideren oportunas.

Fuentes parlamentarias han confirmado a Europa Press que, por el momento, no han tenido información oficial del incidente en el que se vio implicada la diputada durante un control nocturno a raíz de una denuncia por vandalismo.

En ese control de la Policía Local de Santiago, Quinteiro exhibió el carné de diputada, según ella, para "intermediar" pero, según el atestado policial, "dificultó" la identificación de una persona que formaba parte de su grupo.

VILLARES EVITA PROFUNDIZAR EN LA POLÉMICA
En la habitual rueda de prensa posterior a la Xunta de Portavoces, Villares ha declinado pronunciarse sobre el asunto y ha esgrimido que "no hay novedad" al respecto desde su intervención en la pasada jornada.

Este martes también ha evitado profundizar en la polémica el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, quien ha argumentado que "ya está bien de hablar de lo interno", y ha puesto el acento en que se está "olvidando" a quienes votaron a los rupturistas y sus "perspectivas". "Nada más que decir", ha apostillado.

EL PPDEG MANTIENE LA PRESIÓN
Entre tanto, el PPdeG mantiene su presión política sobre Villares y su secretario general, Miguel Tellado, ha advertido este martes que, igual que se plantea someter la continuidad de Paula Quinteiro a una consulta con las bases, los diputados de En Marea "deberían votar también" la continuidad del portavoz dentro del Grupo.

En un comunicado, el número dos de los populares gallegos ha incidido en que el hecho de que el incidente en el que se vio involucrada la parlamentaria haya llegado a los juzgados "agrava aún más toda la situación".

Además, para Tellado, que Villares pida la dimisión de su diputada un día después de que Martiño Noriega dijese que "no tenía importancia lo sucedido" es "una nueva muestra de que las hostilidades entre ambos ya no se pueden disimular". "Noriega y otros cargos de En Marea están patrocinando un motín interno contra Villares", ha aseverado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress