El alcalde de Santiago toma "distancia" sobre el conflicto de En Marea y se aferra a la defensa de la candidatura local

|

Paula Quinteiro y Luís Villares, en una foto de archivo de En Marea

La diputada Paula Vázquez Verao, vinculada a Cerna, se suma a pedir la dimisión de Quinteiro

El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha tomado "distancia consciente" sobre la situación que vive En Marea a raíz del incidente con la Policía Local en el que se vio implicada la diputada Paula Quinteiro y que ha derivado en una división interna entre sectores ya antes enfrentados.

En declaraciones a los medios este miércoles, Noriega, que en días pasados cuestionó la gestión que se hizo a raíz de la cuestión policial, ha manifestado que su preocupación ahora es Compostela Aberta y el espacio local. "Y lo que nos toca a los hombres y mujeres de Compostela Aberta es trabajar en un espacio consolidado que me consta que es una amenaza para el PP", ha subrayado.

De hecho, ha acusado a los populares de "instrumentalizar" el caso de la diputada y ha señalado directamente al portavoz local del PP, Agustín Hernández, que "está absolutamente desacreditado". "Yo creo que cada día lo hace peor", ha juzgado en referencia al dirigente popular.

Ironizó con que Hernández pidiese al Ayuntamiento, en donde llevará una moción al pleno, que se "personase" en la causa de la parlamentaria, en "un caso que tuvo una incidencia menor". "Cuando lo que deberíamos haber hecho es habernos personado cuando él públicamente y gravado por cámaras tiraba mierda al río Sar", ha advertido el regidor compostelano.

POSICIÓN DE VILLARES
Noriega no ha querido opinar sobre las declaraciones del portavoz parlamentario y del partido, Luís Villares. "No estoy en posición de aportar nada nuevo", ha manifestado, remitiéndose a su posición "fijada" en días anteriores y volviendo a insistir en que está "absolutamente centrado en la dinámica de la ciudad, que bien vale la pena el esfuerzo".

Aun así, y repreguntado, dijo que considera que hubo "una desconexión con los problemas de la calle y de la gente y se retroalimentó algo que estaba interesadamente instrumentalizado políticamente", en referencia a que a la vez que se conocía lo ocurrido se debatían otras cuestiones como la nueva ley sanitaria. "No voy a añadir nada nuevo", ha aseverado Noriega, quien insistió en la "distancia consciente" que ha decidido tomar "por mucho que se siga estirando" esta cuestión.

Preguntado por si se está descolgando de la marcha de En Marea, ha rebatido que lo que está haciendo es "centrarse en las responsabilidades" como regidor. "Porque soy el alcalde de la capital del país", ha manifestado, antes de agregar que únicamente se involucra de forma directa cuando entiende "que puede ayudar" y no cuando considera que "no puede aportar nada".

En todo caso, la corporación local tendrá que pronunciarse en el pleno sobre el caso de la diputada implicada en un incidente con la Policía Local. De esta manera, el regidor compostelano, que sobre su futuro político ha dicho que lo decidirá durante el próximo verano, a algo menos de un año de las elecciones municipales, tendrá que fijar posición pública.

Tras conocerse lo ocurrido en la madrugada del 18 de marzo, durante un control nocturno de la Policía Local a raíz de una denuncia vecinal por actos de vandalismo, Noriega mostró su confianza en la actuación de los agentes y aseguró que se le había trasladado que fue un "incidente menor", al tiempo que también consideró positivo que, según la versión dada por la diputada, la intención fuese la de "intermediar" durante el dispositivo.

FISURAS INTERNAS
Pero la situación ha derivado en una cuestión interna después de que la dirección política de En Marea, capitaneada por Villares, decidiese pedir la dimisión de Paula Quinteiro, lo que daría entrada a Xoán Hermida, afín a la actual dirección de la formación política. Se da la circunstancia de que Villares llegó a la portavocía de En Marea apoyado por otras candidaturas ajenas a la suya, a la lista con la que se presentó para ser miembro del máximo órgano de decisión entre plenarios.

Paralelamente a la postura del Consello, el grupo parlamentario, que también preside el magistrado en excedencia tras ser el candidato a la Presidencia de la Xunta --avalado por los tres alcaldes de las ciudades como principales promotores de su nombre--, decidió dejar el asunto en un expediente interno y avalar la continuidad de Quinteiro, al menos por el momento, en el Pazo do Hórreo.

Pese a ello, y a que Villares internamente no votó favorablemente a ninguna de las cuestiones que se sometieron a debate (se abstuvo), el pasado lunes salió públicamente, a título personal --matizó él mismo--, para pedir responsabilidades a la parlamentaria, esto es, que dejase su acta.

Públicamente se ha sumado también a la petición de dimisión la parlamentaria Paula Vázquez Verao, que es del partido Cerna (escindidos de Anova), y que forma parte del grupo que actualmente es hegemónico en el Consello das Mareas. "Creo que debería dimitir. Puede ser que sea injusto para ella, pera a veces hay que decidir entre lo que exige la ciudadanía y situaciones que escapan a nuestro control. Empatizo con su situación (...). Si esto mismo le ocurriese al PP, exigiríamos la dimisión", ha dicho, en una entrevista en la Radio Galega.

Además, la posible consulta interna sobre la revocación de su cargo ha tensionado aún más la convivencia interna y le ha valido los reproches de parte de su grupo en la reunión que mantuvieron para preparar el pleno.

PODEMOS GALICIA
Mientras, Paula Quinteiro, que es inscrita de Podemos Galicia --de la corriente Anticapitalista--, tiene el aval de la dirección política para continuar como diputada, aunque también se le ha abierto expediente interno en la formación morada.

Está pendiente un pronunciamiento concreto del máximo órgano ciudadano del partido, aunque su secretaria xeral, Carmen Santos, ya cargó contra el portavoz de En Marea, Luís Villares, por "reabrir" el caso con sus declaraciones públicas y criticó la "pésima gestión" del asunto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress