El TS ratifica la sanción a Construcuatro, que deberá pagar 3,7 millones por los sobreprecios en Navia

|

Antonio Salceda, abogado de los afectados de Construcuatro

Tendrá que abonar la multa de casi 2,5 millones de euros y devolver 1,2 millones a los propietarios

La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia del TSXG sobre el cobro de sobreprecios por parte de la promotora Construcuatro --de la que fue socio el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín-- en la venta de pisos en el barrio vigués de Navia y, por tanto, confirma que la empresa debe pagar la sanción de casi 2,5 millones de euros impuesta por la Xunta, así como devolver más de 1,2 millones a los propietarios perjudicados.

Según ha confirmado el abogado de una parte de los denunciantes, Antonio Salceda, el TS desestima el recurso de casación que Construcuatro había interpuesto contra la sentencia del TSXG que daba la razón a los propietarios. Así, la empresa deberá abonar la multa impuesta en su día por vía administrativa, devolver el dinero a los compradores y, además, tiene prohibido participar en promoción de vivienda pública en Galicia durante 6 años.

Salceda ha explicado que, junto a sus defendidos, trabajará ahora en la ejecución de la sentencia y, aunque ha expresado su esperanza de que los denunciantes puedan cobrar antes de un año, ha reconocido que será complicado.

En todo caso, ha hecho un llamamiento a la administración autonómica y a las instancias judiciales para que los 30 vecinos que denunciaron el cobro de esos sobreprecios "sean los primeros" en recuperar su dinero. A ese respecto, ha recordado que, en la causa, figuran 62 afectados, de los que solo una treintena decidió denunciar ante la Justicia.

12 AÑOS DE LITIGIO
Este procedimiento se inició a raíz de una denuncia interpuesta a finales de 2006 por dos afectados, que pusieron al descubierto el cobro de sobreprecios por parte de Construcuatro, a través de intermediarios, que justificaban en base a supuestas mejoras en los pisos protegidos que vendían en Navia.

Ese dinero, entre 10.000 y 35.000 euros, según los casos, no figuraba ni en el contrato de venta ni en la escritura de los inmuebles, sino que era una especie de 'pago en negro'. La propia empresa, aunque negó los hechos, reconoció implícitamente los pagos, ha señalado Antonio Salceda, al realizar posteriormente una declaración complementaria a Hacienda, "para eludir el delito fiscal".

Aunque la denuncia fue archivada por la vía penal, al considerar el juzgado que no había indicios suficientes de engaño, la Xunta impuso una sanción ya que, según ha recordado el abogado, "la ley es clara y taxativa: no se puede cobrar sobreprecio en un piso protegido por ningún motivo".

Construcuatro recurrió esta sanción, pero el TSXG confirmó la multa de casi 2,5 millones y la obligación de devolver 1,2 millones cobrados indebidamente a los compradores. La empresa recurrió en casación ante el Supremo, pero éste acaba de pronunciarse, y ratifica la resolución el alto tribunal gallego, 12 años después de que se iniciase todo el proceso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress