Casado elogia la "maquinaria electoral implacable" de PPdeG y se siente "en condiciones de ganar" la presidencia del PP

|

Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado, en Santiago

Dice que ceñirse al género "no conduce a ningún sitio" y que Santamaría "vale muchísimo, pero no por ser mujer"

El candidato a la presidencia del PP Pablo Casado ha elogiado este miércoles la "maquinaria electoral implacable" del Partido Popular en Galicia, en la que busca inspirarse, y ha garantizado que, con los apoyos, que estima en unos 2.000 compromisarios, se siente "en condiciones de ganar" el congreso.

Así lo ha dicho poco antes de participar en Santiago de Compostela en un acto con compromisarios en el que ha estado acompañado del presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, del que ha pedido su apoyo, aunque el líder gallego ha eludido posicionarse con claridad.

El Partido Popular de Galicia es para Casado "una referencia" de lo que pretende trasladar al conjunto de España, una organización territorial "que funciona" y que tiene "claridad en su mensaje". Del mismo modo, ha destacado su "maquinaria electoral implacable", que ha conseguido que en Galicia "Ciudadanos no haya sacado ninguna representación" y que no haya "ningún partido a la derecha del Partido Popular".

Asimismo, Galicia es, para Casado, la "cuna" del PP, gracias a nombres como Manuel Fraga o Mariano Rajoy, aunque el candidato ha insistido en la relevancia de Núñez Feijóo, una "referencia para la política autonómica y para la nacional" que ha elogiado.

GALICIA FRENTE A CATALUÑA
En esta línea, el candidato ha contrapuesto la situación en Cataluña con Galicia, donde existe "una identidad autonómica compatible con una España fuerte, cohesionada y vertebrada", que es "diversa" pero está "unida". "Es el modelo que quiero contraponer a un independentismo que, por lo de ahora, no ha encontrado ni ningún tipo de freno por parte del Gobierno de España".

Pablo Casado ha considerado la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra "una agresión" a la defensa de la legalidad y a la unidad de España, y ha reivindicado la necesidad de un PP "fuerte" que pueda hacer "una oposición responsable pero muy fuerte para garantizar los derechos y libertades" de los españoles.

DESCARTA CENTRARSE EN EL GÉNERO
En otro orden de cosas, el candidato ha rechazado centrar la campaña en cuestiones accesorias como el género y la edad, después de que Soraya Sáenz de Santamaría haya dicho que mientras la juventud de Casado "se arregla con el tiempo", su condición de mujer es permanente.

Ante los medios, Casado ha recordado que a su edad, 37 años, figuras como Felipe González, Aznar o Adolfo Suárez ya estaban "dirigiendo sus partidos", mientras que la propia Sáenz de Santamaría era vicepresidenta del Gobierno.

"Es una edad estupenda para tener la ilusión y el entusiasmo para cambiar cosas", ha dicho, tras lo que ha recordado que los populares deben apostar por este cambio, ya que no pueden "hacer lo mismo que en los últimos años". "Hemos perdido tres millones de votos y necesitamos recuperar una base electoral que nos haga no depender de bisagras", ha apostillado.

Por otra parte, ha asegurado que en PP es un partido que "siempre ha estado muy orgulloso de las mujeres", aunque no por "cuotas", si no por "méritos". "Ceñir esta campaña al género de cada candidato no conduce a ningún sitio", ha dicho Casado, para quien cada uno "vale lo que vale" en sí mismo.

"Soraya vale muchísimo, pero no por ser mujer, si no porque es muy válida, estoy seguro de que Rajoy no la escogió como vicepresidenta por ser mujer, si no por ser válida", ha resumido. Por esta valía, además, ha reiterado que la querría en su equipo si finalmente vence.

A mayores, Casado ha vuelto a situar en unos 2.000 los compromisarios que le prestan apoyo. "He hecho las cuentas y me sale que tenemos una mayoría bastante clara en número de apoyo de compromisarios", ha reiterado el candidato, que se siente "en condiciones de ganar este congreso". "Si yo gano, nadie pierde", ha añadido

BUSCANDO EL APOYO DE FEIJÓO
"Si yo soy presidente del PP, Feijóo será lo que quiera, como quiera y cuando quiera", ha dicho Pablo Casado, que se ha deshecho en elogios para un presidente autonómico que está "en plena forma" y del que ha destacado que antepuso los "intereses de su tierra" a los suyos decidiendo no optar a la presidencia del PP.

Al lado de Núñez Feijóo, Casado ha confesado a los medios que, además de con los compromisarios gallegos, le "gustaría contar también con quien los lidera" y ha confiado en poner en marcha un proyecto con el que Núñez Feijóo "se pueda sentir identificado".

A pesar de este órdago y de un breve lapsus que hizo al presidente gallego introdujese a Casado ante los medios como quien "está a punto de convertirse" -"uno de los dos", ha añadido con rapidez-- en el próximo presidente del PP, Feijóo ha querido aferrarse a su prudencia y no se ha posicionado directamente a favor de uno de los candidatos. "Si yo estuviese en su lugar, también lo pediría, pero este es un partido democrático", ha advertido.

El acto ha tenido lugar en un lugar emblemático para Alberto Núñez Feijóo, dado que fue el que eligió para anunciar que se presentaría como candidato a las últimas elecciones autonómicas y donde, hace escasas semanas, confirmó que no se presentaría al congreso popular.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress