60.000 mujeres en Galicia padecen endometriosis: "El dolor de regla no es normal cuando incapacita"

|

Menstruación


La asociación querENDO, defensora de los derechos de las mujeres con endometriosis -"una de cada diez en edad fértil", lo que equivale a 60.000 en Galicia y 9.000 con síntomas graves- demanda la creación de una unidad de tratamiento multidisciplinar de esta enfermedad, porque "el dolor de regla no es normal cuando causa desmayo e incapacita".

En este sentido, una de las portavoces de la asociación, Carme Varela, en declaraciones a Europa Press, advierte de que "se debe meter en la cabeza de las mujeres que el dolor de regla que incapacita no es normal" y que estos casos "deben ser consultados cuanto antes", para facilitar un diagnóstico temprano, frente a los ocho años de media que tarda en identificarse la endometriosis en la actualidad.

De este modo, para apoyar la visibilización de la dolencia, los fondos recaudados en la X Carreira Popular de Foz (Lugo) -que cada año se destinan a una entidad social- financiarán una campaña escolar, 'Levanta as mans pola endometriose' -'Levanta las manos por la endometriosis'-, para concienciar a las niñas de que "el dolor en la menstruación no siempre es normal", pese a que "las convenzan de ello" con frases como "hay reglas que duelen mucho y otras que duelen poco, si te duele pues mala suerte".

UNIDAD MULTIDISCIPLINAR
Ante la gravedad de la situación, la asociación demanda la creación en Galicia de una unidad multidisciplinar de tratamiento, como forma "fundamental" de atención a una "enfermedad sistémica que afecta a cualquier parte del cuerpo" y que "no puede ser tratada solo desde el punto de vista de la ginecología".

Por ello, solicita que este punto de atención incorpore "cuatro elementos fundamentales". Por un lado, pide un departamento de radiología, ya que, según señala Carme Varela, "ver la endometriosis a través de ecografías y resonancias es muy difícil" y "los radiólogos especializados facilitan diagnósticos más certeros".

Además, también solicita un apartado de fisioterapia, porque "recuperarse de los daños que va causando en los nervios que toca", ocasiona a las mujeres "mucho dolor constante e incapacidad para realizar las tareas cotidianas".

A las demandas anteriores se suma la "necesidad" de psicólogos, ya que las mujeres "llegan muy mal tratadas a la fase más grave de la enfermedad", porque "les dicen con frecuencia que son dolores psicosomáticos y que están en su cabeza, tratándolas mucho tiempo como enfermas psiquiátricas", algo que "las debilita".

Finalmente, desde la asociación piden una unidad de dolor, porque "el problema es que intentan convencerlas de que hay que aprender a aguantar el dolor, pese a que les causa desmayos y les resulta insoportable", por lo que "acaba cronificándose".

Al respecto, Carme Varela explica que, "cuando se aguanta el dolor durante mucho tiempo, el cerebro y el sistema nervioso queda sobrecargado y, cuando se soluciona el origen del problema, la mujer sigue sintiendo dolor".

SÍNTOMAS PRINCIPALES
Por lo que respecta a los síntomas de la enfermedad, Carme Varela ha apuntado que su diagnóstico "es tardío" y que, entre sus primeras manifestaciones, como consecuencia "fundamental", está "el dolor muy fuerte en la menstruación".

Por ello, la asociación "intenta que la gente sea consciente de que la regla puede generar una molestia, pero si cuando se toma un ibuprofeno o calmante no remite, ya no es normal, hay una cronología asociada y hay que buscar el por qué".

Además, advierte de que no solo se da este síntoma, ya que, "dependiendo del órgano en el que se deposite la endometriosis, puede provocar dolores al orinar, defecar e incluso en las relaciones sexuales", todo ello en zonas "próximas a la vagina".

Asimismo, también suele provocar infertilidad, aunque no siempre. Según Carme Varela, "cuando se estudia la infertilidad femenina, detrás de un 50% de los casos hay endometriosis" como "una de las causas más frecuentes".

EN QUÉ CONSISTE
En concreto, como ha apuntado la portavoz de querENDO, la dolencia radica en la existencia de un tejido en el útero que lo recubre por su parte interna. Esta capa se va adaptando a los estímulos ováricos y, cada vez que el ovario ovula, suelta el óvulo para provocar un embarazo. Así, el tejido se prepara para recibirlo y, cuando la gestación no se produce, se desescama y cae en forma de regla.

En el caso de las mujeres con endiometrosis, Carme Varela indica que estas "tienen ese tejido en cualquier parte del cuerpo", e "igualmente sometido a esos estímulos hormonales". De este modo, la capa también "se prepara y sangra", pese a que "en el resto del cuerpo no tiene por dónde evacuarse ese sangrado".

Por tanto, la consecuencia directa es la aparición de tumores, que reciben el nombre de 'endometriomas', o de adherencias entre órganos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress