PPdeG, En Marea y BNG afean la ausencia de Silva en el Parlamento, mientras PSdeG muestra "respeto" a su decisión

|

Los grupos de PPdeG, En Marea y BNG han afeado la incomparecencia de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, en la Comisión de Orzamentos del Parlamento de Galicia. Por su parte, el PSdeG ha asegurado que, aunque opinan que los presidentes provinciales deben comparecer ante la Cámara para informar sobre las cuentas de las instituciones que dirigen, "respetan" que Silva no lo haya hecho.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha vuelto a ausentarse de la Comisión de Orzamentos a la que fue llamada para explicar las cuentas del ente provincial, como ya hizo el pasado año con críticas por lo que denunció como intento de "control de las administraciones locales".

Silva debía comparecer a las 18,00 horas ante dicha comisión, si bien se conocía desde primera hora de la mañana que no lo haría. El presidente de la sala, el socialista Abel Losada, ha informado de la situación a los grupos, que han tenido cinco minutos para pronunciarse al respecto.

El más duro en su intervención ha sido el diputado del PPdeG, Alberto Pazos Couñago, que ha asegurado que Silva "se niega a comparecer pero no porque quiera defender la autonomía local, lo que no quiere es dar cuenta de las tres líneas de su gestión: caciquismo, sectarismo y abandono de la ciudadanía".

Así, el popular ha acusado al "socialismo vigués" de convertir Vigo "en su propia Caracas" y en "querer hacer de toda la provincia de Pontevedra una República Bolivariana". Así, ha recordado que, en su última comparecencia, Silva "se molestó porque este diputado le acusó de imponer la ley del silencio", lo que le ha llevado a ironizar con que esas palabras "fueron premonitorias". "Esperemos que en mayo los ciudadanos pongan fin a esta 'omertá'", ha concluido.

PSDEG ENTIENDE A SILVA
Por su parte, la diputada del PSdeG, Patricia Vilán, ha asegurado que su grupo "respeta la transparencia de las instituciones" y, si bien ha apuntado que opinan que "la presidente debería venir" a informar sobre las cuentas de la institución ante la Cámara, "respetan" que no lo haya hecho.

"Todos sabemos cuáles son los motivos de su incomparecencia", ha señalado Vilán, para luego subrayar que la decisión de la presidenta pontevedresa es fruto "de las actitudes" que se vieron en la Comisión de Orzamentos de 2016, última en la que Silva rindió cuentas ante la Cámara gallega.

BNG Y EN MAREA
Asimismo, tanto En Marea como BNG han lamentado la decisión de Carmela Silva. Sin embargo, ambos grupos han querido desmarcarse del "juego demagógico" y las "lecciones de moralidad" del Partido Popular.Para la parlamentaria rupturista Carmen Santos la actitud de la socialista "es equivocada" y "sienta un precedente pernicioso", ya que abre la puerta a que "el día de mañana" otros presidentes provinciales "se nieguen a venir a rendir cuentas" en el Pazo do Hórreo.

Noa Presas (BNG) también ha mostrado su disconformidad con la decisión adoptada por Carmela Silva porque entiende que "solo beneficia al PP", al tiempo que ha lamentado que "no se puedan ver reflejadas" en la Cámara las "políticas transformadoras" de la Diputación de Pontevedra, donde gobiernan los socialistas en coalición con la formación frentista.

ARGUMENTACIÓN DE SILVA
En una carta enviada al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, Silva explica las razones de por qué se vuelve a negar a acudir al Pazo do Hórreo, una excepción a la que había que remontarse a épocas del bipartito (en 2005), para los presupuestos de 2006, y que entonces habían protagonizado los presidentes provinciales del PP --Ourense (José Luis Baltar), Lugo (Cacharro Pardo) y Pontevedra (Rafael Louzán)--.

Sin embargo, desde 2007 (para los presupuestos de 2018), todos los presidentes provinciales sea cual fuere su color político habían acudido ininterrumpidamente a dar explicaciones sobre los presupuestos, hasta el pasado año.

Esta 'tradición' se rompió en 2017 cuando Carmela Silva y el presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, que sí lo hizo este año para los presupuestos de 2019, decidieron no ir a la sede del Legislativo autonómico.

Tras esta situación, el Grupo Popular incorporó en la conocida como Ley de acompañamiento a los presupuestos gallegos (aprobada en diciembre de 2017) una enmienda en la que se incluye el deber de las diputaciones provinciales de acudir a la Cámara a explicar sus cuentas. "Una enmienda totalmente incongruente, por inexistencia de conexión material entre la propuesta legislativa y el contenido", incide Carmela Silva en su carta remitida al Parlamento, con fecha del 26 de octubre, pero con registro de entrada de este viernes 2 de noviembre, según la documentación recabada por Europa Press.

Silva se apoya en la jurisprudencia del Constitucional y en el posicionamiento jurídico de los servicios del propio Parlamento para incidir en que esa enmienda debería haber sido rechazada por "no tener conexión" con el texto que se corrige.

En la misiva remitida este año, Carmela Silva señala, además, que la obligatoriedad de comparecencia debería ser, en todo caso, para los "responsables de los programas de gasto de la Comunidad Autónoma" y "no es el caso". De hecho, se refiere al informe del 17 de noviembre de 2005, cuando se habían negado a acudir los presidentes populares en época del bipartito.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress