Eurodiputadas de Izquierda Unitaria alertan de la "militarización" de la UE con "60.000 millones" de 2021 a 2027

|

La eurodiputada gallega Lídia Senra asegura que "la UE se está preparando para la guerra con el argumento de la seguridad"

Las eurodiputadas integradas en el Grupo Confederal Izquierda Unitaria Europea/Esquerda Verde Nórdica (GUE/NEL), la gallega Lídia Senra y la alemana Sabine Lösing, han advertido de la "militarización" de la UE, que prevé destinar "60.000 millones de euros" a partidas militares y armamentísticas en sus presupuestos de 2021 a 2027, con el argumento del control de la emigración y la seguridad pero con el objetivo, a su juicio, de "reforzar" el negocio armamentístico y el "control de recursos naturales" de países en desarrollo.

En Santiago de Compostela, Lídia Senra y Sabine Lösing han presentado la charla coloquio 'Con esta Europa no hay paz. No al gasto militar', prevista para la tarde de este jueves, para poner de manifiesto que en este momento se está negociando el Marco financiero plurianual de 2021 a 2027, en el que se prevé destinar "60.000 millones de euros" que se retraen de "dinero público" de otras partidas económicas.

"Nos parece que la UE se está preparando para la guerra, con el argumento de la seguridad", denunció la eurodiputada gallega Lídia Senra, que denuncia que "la guerra es un negocio redondo del capitalismo, a través de la venta de armas y del control de recursos naturales, agua, minerales, como los recursos naturales que existen en el continente africano y que se pretende controlar a través de la guerra y de la intervención exterior".

De forma concreta, Lösing ha alertado de que está previsto que el Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados, pase de contar con 1.200 personas a 10.000. Además, se destinarán 6.500 millones para facilitar la movilidad militar dentro del Mecanismo Conectar Europa o 21.300 millones a fronteras exteriores y seguridad, frente a los 5.600 del período anterior, y a través de PESCO --Cooperación Permanente Estructurada en Defensa-- se han creado 17 proyectos de cooperación, que serían iniciativas "de armamento".

Pese a la dificultad de comprobar, han añadido, las partidas económicas que se estarían destinando a la "militarización de la UE" a la que aluden, ponen de relieve que cualquier epígrafe que lleve consigo la palabra 'peace' --'paz'-- apunta a un impulso militar. Como ejemplo, han citado iniciativas como la impulsada por la alta representante de política exterior y de seguridad común de la UE, Federica Mogherini, que prevé destinar 10.500 millones de euros a mecanismos para la paz fuera de Europa.

También han citado casos como "un proyecto con el Sahel", sobre el que Angela Merkel presumió que "los puestos de agua estaban protegidos y se podía disparar a quiénes se pudiesen acercar a estos dispositivos", denunció Lösing, quien recordó que, precisamente, existe un plan para destinar "5.000 soldados a la zona".

Los países con "más influjo" en estas medidas serían Alemania y Francia, confirmó la eurodiputada alemana, que además estarían persiguiendo la "centralización" de la producción armamentística en las grandes potencias europeas en detrimento de los "pequeños países".

Ante esta situación y la previsión de que el presupuesto plurianual se apruebe próximamente, Lidia Senra ha admitido que el único modo de frenar esta política es lograr una "mayor concienciación social".

"Nos gustaría que este debate suponga una mayor concienciación sobre las guerras y cómo los poderes públicos y el neoliberalismo están intentando hacer pasar como una dulcificación de la guerra, con calificativos como 'guerras humanitarias' o garantía de seguridad, para justificar guerras que no conducen a nada sino a desastres humanitarios, a dolor y sufrimiento", remarcó Lídia Senra.

"Y también tenemos que pensar que si se desarrollan iniciativas militares es porque se piensa en ponerlas en práctica en algún momento", agregó Lösing. La también vicepresidenta de la Subcomisión de Seguridad y Defensa del Parlamento europeo ha hecho hincapié en que se trata de una "evolución ilegal" de la UE, porque en el Tratado de Lisboa hay una prohibición "específica de utilizar presupuestos europeos para fines militares".

POSTURA DE ESPAÑA
Al hilo de esto, ha hecho referencia a la polémica surgida en España ante la venta de armas a Arabia Saudí y su defensa en función de los puestos de trabajo que se crean en la empresa pública Navantia.

"Cuando se alegan los puestos de trabajo de la industria armamentística para parar la exportación de armas cara Arabia Saudí, no se puede justificar en nombre de los puestos de trabajo la industria armamentística", puesto que, en su opinión, "si se invirtiera en relanzar economía y crear puestos de trabajo tendríamos muchos más puestos de trabajo".

En cuanto al papel de España en este debate en la UE, Senra se ha limitado a recordar posicionamientos públicos del Gobierno, como el apoyo manifiesto a iniciativas como PESCO, la Cooperación Permanente Estructurada en Defensa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress