El líder de los 'Miguelianos' queda en libertad provisional a la espera de la sentencia

|

Miguel Rosendo en los juzgados de Pontevedra

VIGO, 5 (EUROPA PRESS)
El auto dictado este miércoles por la Audiencia Provincial de Pontevedra recoge la puesta en libertad de manera provisional, sin fianza, de Feliciano Miguel Rosendo Da Silva, al que le aplicarán medidas cautelares. Tendrá que comparecer ante ese tribunal o el correspondiente a su domicilio los días 1 y 15 de cada mes, "y cuantas veces fuera llamado". Asimismo, tiene la "prohibición" de salir del territorio español.

Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el tribunal ha basado su decisión en que el juicio ya se ha celebrado y en que está "próximo a transcurrir el plazo máximo de prisión provisional".

El fundador y líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel estaba a punto de cumplir cuatro años de prisión provisional, lo máximo que se le puede imputar sin que haya una sentencia condenatoria contra él. El juicio se fue retrasando hasta finalmente celebrarse la vista oral entre el 26 de septiembre y el 27 de noviembre de este año en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Rosendo fue detenido el 11 de diciembre de 2014 y el día 14 de ese mismo año el Juzgado de Instrucción número 1 de Tui decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza como presunto autor de varios delitos de abuso sexual y asociación ilícita. Fue el 5 de diciembre de 2016 cuando se acordó la prórroga de esta medida cautelar que ha finalizado este miércoles con el auto de la Audiencia de Pontevedra.

Este auto de libertad provisional responde a una petición del abogado de Miguel Rosendo, Marcos García Montes, que ha trasladado a Europa Press este miércoles que "si fuera una sentencia condenatoria a una pena superior a cuatro años habrían denegado la libertad provisional". Por tanto, el abogado espera que el tribunal dicte una sentencia "absolutoria", que vaticina que se retrasará hasta "enero" de 2019 por su "complejidad".

En este sentido, García Montes ha manifestado que "las magistradas han sido muy consecuentes y muy estudiosas" y que no han mostrado "ningún tipo de presión social" a la vista de este auto. El letrado ha avanzado que exigirá "responsabilidades" cuando tenga la sentencia.

"Llevamos cuatro años esperando este momento", han asegurado fuentes cercanas a Miguel Rosendo, que abandonará este miércoles el penal de Teixeiro (A Coruña), donde le espera su familia, acompaña de miembros de la extinta Orden y Mandato de San Miguel Arcángel.

El juicio conocido como de los 'Miguelianos' ha sido un procedimiento largo con treinta sesiones que se celebraron en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra en donde se escucharon "118" testificales entre los peritos y los testigos, un número elevado pese a que se renunció a unos "50" testimonios de los propuestos inicialmente.

ROSENDO NO QUIERE "OLVIDAR"
El propio Miguel Rosendo, es su alegato final, aseguró que no quería "olvidar" a todas las personas formaron parte de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, ni siquiera a quienes declararon que querían olvidarle a él. "Yo no quiero olvidarlos, ojalá que Dios me permita conservar la cabeza limpia como ahora y acordarme de ellos como me acuerdo en este momento. Nunca quise que su libertad fuera rota, he escuchado aquí testimonios que bueno...", manifestó.

Con un discurso entrecortado, Rosendo empleó sus últimas palabras ante el tribunal para aseverar que las "mentiras" le hacen "daño" y para mostrar su agradecimiento "a las personas que han creído" en él. Además, incidió en que "como todo bautizado" es "hijo de la Iglesia" y subrayó que la Orden "nunca ha desobecido ningún mandato de la Iglesia".

LA FISCALÍA PIDE 66 AÑOS DE PRISIÓN
En su informe final, el Ministerio Fiscal consideró probada la "estructura" sectaria de los 'Miguelianos' y los delitos de abusos cometidos por Miguel Rosendo que se desprenden de varias testificales. Por lo que pidió una condena de 66 años de prisión para el líder de esta supuesta secta por un delito de asociación ilícita, 12 contra la integridad moral, cinco de coacciones y tres contra la libertad sexual --uno de agresión sexual continuado y dos de abuso sexual continuado--.

El fiscal de la causa, Juan Pablo Martínez, sostuvo que se produjo una "despersonalización" de los miembros de la Orden propia de una "estructura" de "asociación ilícita", pues describió en su informe final cómo el líder fue "fraguando la docilidad de las víctimas" en base a una técnica de "premios" y "castigos" que según su criterio quedó demostrada por los testimonios que le tildaron de "imprescindible" en sus vidas.

La Fiscalía mostró con rotundidad en su informe final que "debe defender la dignidad humana aunque la víctima no lo reconozca", una afirmación que Martínez hizo en referencia a los delitos de abuso y de agresión sexual que pesan sobre Rosendo. "No podemos mirar para otro lado", aseveró antes de recordar testificales que prueban la "falta de capacidad crítica" de los miembros de la Orden debido a su "nivel de sugestión".

LA ACUSACIÓN ELEVA A 82 AÑOS LA PENA
La abogada de la acusación, Ana Reguera, que representa a familiares y exmiembros de la Orden, aseguró en su informe final que Rosendo se "apropió" de las mentes de los 'Miguelianos' a través del "engaño espiritual" y de una sucesión de "episodios fantasmagóricos" asumidos por las presuntas víctimas "sin cuestionárselos".

La acusación particular, por su parte, solicitó una pena de un total de "82 años" de prisión para Rosendo, al que considera autor de una veintena de infracciones penales, incluidos delitos de agresión sexual continuada, coacciones, lesiones psíquicas, contra la integridad moral, estafa o subsidiariamente de apropiación indebida y contra los derechos de los trabajadores.

Ana Reguera aseveró en la última sesión del juicio que Rosendo tenía una "conducta criminal" y vinculó la "persuasión coercitiva" que supuestamente ejercía sobre los miembros de la Orden con el concepto de "coacción" en el ámbito jurídico-penal para afirmar que "atacó" la "libertad de actuar en general" de los mismos a través de un "engaño espiritual".

La abogada de la acusación particular hizo hincapié en que los dos peritos de la Guardia Civil que evaluaron psicológicamente a seis 'Miguelianos', entre los que figuran las mujeres que refieren abusos sexuales, le otorgaron "veracidad" a estos testimonios y afirmaron que Rosendo estableció un "control mental" sobre ellos, así como que empleó todo un "manual de técnicas de persuasión coercitiva" para someterlos. Reguera resaltó que el "auténtico infierno" vivido por estas consagradas "exige una durísima respuesta penal".

OTROS SEIS ACUSADOS Y LA IGLESIA
Marta Paz, Iria Quiñones, Belén Esmerodes, José Carlos Acevedo, Esteban Riobó y Dolores Espiñeira también están acusados de asociación ilícita en esta causa, el Ministerio Fiscal pide para ellos dos años de cárcel, excepto para los dos últimos, para quienes redujo la pena a 11 meses de prisión. Todos se encuentran en libertad y sus abogados pidieron la libre absolución al finalizar la vista oral.

Por otra parte, la abogada que representó a la diócesis Tui-Vigo concluyó que "se sostenga la versión que se sostenga, la responsabilidad civil subsidiaria de la diócesis sería inexistente" en este caso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress