La CIG se manifestará este martes en Pontevedra en defensa del sector de la automoción

|

La central nacionalista reclama la convocatoria de una mesa gallega de la automoción

La CIG ha convocado una manifestación por las calles de Pontevedra este martes 18 de febrero en defensa del sector de la automoción y para reclamar el fin de la "precaridad" de los trabajadores.

El secretario nacional de CIG-Industria, Xoán Xosé Bouzas, y la responsable de automoción de CIG-Industria, María Xosé García, han comparecido en una rueda de prensa en Pontevedra para informar de la movilización, que tendrá lugar en la ciudad en el marco de la campaña que la central sindical tiene en marcha en defensa del sector de la automoción.

El acto de protesta se llevará a cabo este martes 18 de febrero a las 14,00 horas en el Polígono empresarial de O Campiño desde la fábrica de Trèves hasta Aludec, dos empresas del sector de automoción que se ven directamente afectadas por las decisiones que se adoptan en la fábrica de vehículos PSA en Vigo.

La Confederación Intersindical Galega (CIG) esperan que el personal de ambas fábricas, alrededor de 500 trabajadores, se sumen a esta iniciativa.

Los responsables del sindicato nacionalista encuadran esta acción dentro de la campaña que tienen en marcha desde hace más de un año reclamando al sector de automoción que no se profundice en la precariedad laboral.

MESA GALLEGA DEL AUTOMÓVIL
En concreto, la CIG reclama la creación de una mesa gallega del automóvil, la lucha contra la precariedad laboral, la aplicación del convenio sectorial y el impulso de un plan gallego para la automoción.

Además, durante la rueda de prensa, los representantes sindicales han demandado un plan gallego para la industria del vehículo con apoyo al I+D+i en el sector y la creación de una mesa gallega de automoción integrada por el actual clúster empresarial (CEAGA).

La central ha mostrado su preocupación ante la falta de planificación de cara al futuro en PSA y a la falta de inversiones para adaptarse a las medidas que se establecerán en la futura Ley de Transición Ecológica.

Así, alertan de que en la fábrica de Vigo, de la que dependen numerosas empresas auxiliares, se siguen trabajando modelos de bajo coste casi todos modelos diésel y no se están promoviendo vehículos híbridos, eléctricos o de gas de cara a las medidas que se están estableciendo en las grandes ciudades para reducir las emisiones de CO2.

Por otra parte, señalan que, a pesar de haber solicitado desde hace un año información a la Xunta sobre las ayudas que se destinan al sector de la automoción, no se les han ofrecido datos.

En este sentido, han expresado su preocupación por que esas ayudas autonómicas se destinen a otras plantas de fabricación de vehículos de esta empresa fuera de Galicia, como en una fábrica de Vila Nova de Cerveira, en Portugal.

En la actualidad, según María Xosé García, en Vigo se fabrican cinco furgonetas todas con motores diésel además del C4 Picasso que finalizará su producción en un plazo de dos años y por eso la CIG piden modelos que se adapten al nuevo mercado atendiendo a la reducción de los índices de emisión a la atmósfera.

Además, ha incidido en la importancia de alcanzar una tarifa eléctrica propia, implementar un plan de rejuvenecimiento del personal y adaptar la formación profesional a la industria 4.0 para afrontar las necesidades del sector.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress