El acusado de agredir sexualmente a su ex pareja niega los hechos y achaca la denuncia a interés económico


|

La Audiencia Provincial de Ourense ha juzgado este jueves a un hombre acusado de agredir sexualmente a su expareja hasta en dos ocasiones durante el mes de enero del 2020. El acusado ha negado los hechos y ha achacado la denuncia a un posible interés económico por parte de la mujer.

Lo sucedido se remonta ya a finales del 2019, durante el mes de noviembre de ese año la víctima y el acusado mantenían una relación a la que la mujer puso fin, a pesar de lo cual el varón seguía esperándola a la salida del trabajo e incluso apareciendo en su domicilio.

Fue en el domicilio de la víctima, donde convivía con el acusado, donde se produjeron los dos sucesos, una agresión consumada y una agresión en grado de tentativa por las que la Fiscalía solicita un total de 30 años de prisión.

La tentativa se produjo el 8 de enero. Un par de días antes el acusado ya había acudido al domicilio de la víctima con la intención, según ha explicado en su declaración, de "dejar unos regalos de Reyes para los hijos de la mujer porque había convivido bastante tiempo y les tenía cariño", a pesar de que la mujer lo llamó instándole a que abandonase la casa.

La agresión tuvo lugar tan solo un par de días más tarde de nuevo en el domicilio. La declaración de la víctima ha transcurrido a puerta cerrada para preservar su intimidad, no así la del acusado que ha reconocido haberse encontrado en el domicilio de la mujer en la fecha del suceso pero ha negado los hechos diciendo que se marchó de la vivienda y solo le pidió "el dinero que ponía de su parte de la hipoteca".

Entre los testigos que han pasado por la sala de la Audiencia Provincial han declarado la hija de la víctima y la hija del acusado. La primera ha relatado las dos agresiones según se las contó su madre. Además ha explicado que ella misma presenció un incidente en el que el acusado agarraba a su madre "de las muñecas violentamente" hasta que ella le pidió que se marcharse. Asimismo ha contado que el varón "no aceptaba la ruptura".

Por su parte la hija del acusado ha relatado que la víctima le contó que denunciaría a su padre por "continúas peleas y porque no la dejaba tranquila". Los psicólogos del Instituto de Medicina Legal han trasladado que los síntomas que presenta la mujer son compatibles con una agresión sexual.

MÁS DE 30 AÑOS DE PRISIÓN
Por ello Fiscalía y Acusación Particular piden más de 30 años de prisión por dos delitos, uno de agresión sexual consumada y otro en grado de tentativa, además de un año por maltrato no habitual y pena de libertad vigilada.

Para la acusación particular la versión "está corroborada por los testigos de referencia" y además su representada "no saca ningún interés económico de la situación, solo saca el estigma de ser una persona violada".

Por su parte la defensa pide la libre absolución de su cliente porque considera que "no queda acreditada ni violencia ni violación" al haber únicamente las versiones de acusado y víctima de quien ha dicho que, aunque su discurso es mantenido a lo largo del tiempo, "no indica que sea real sino solo bien aprendido". El juicio ha quedado visto para sentencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE