El nuevo edil de DO toma posesión este miércoles en un pleno clave para la evolución de la crisis municipal de Ourense

|

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome

El Ayuntamiento de Ourense celebra este miércoles un pleno en el que Telmo Ucha (DO) tomará posesión como nuevo concejal --tras la dimisión de Mario González--. Este paso será determinante, ya que este tendrá a partir de entonces cinco días hábiles para ratificar si ofrece su apoyo al alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, integrándose en la lista de Democracia Ourensana (DO), o se adhiere al grupo de los no adscritos abriendo la posibilidad de una moción de censura en la que ya no se necesitarían los votos del PP.

Ucha, que actualmente es asesor municipal del propio Jácome, y fue edil en la anterior legislatura por DO, únicamente ha desvelado hasta el momento que no ha tomado una postura firme, bien la de unirse al partido de gobierno, bien arrimarse a los cuatro concejales críticos con la gestión de los fondos públicos de DO. Los críticos solicitaron este lunes al pleno la expulsión del partido del alcalde, después de interponer hace unas semanas una denuncia en Fiscalía por esta posible ilegalidad presupuestaria.

Si ofrece su mano al regidor, desbloquearía la celebración de las juntas de gobierno, ya que supondría el tercer concejal, que se sumaría al propio alcalde y su único apoyo en el Consistorio, el recientemente nombrado portavoz y teniente de alcalde, Armando Ojea.

De este modo, Jácome gobernaría en minoría con 3 ediles --de 7 con los que inició la legislatura--, después de que el PP rompiese el pacto de coalición --por las acusaciones de delito-- y devolviese sus competencias, y de que los cuatro concejales díscolos las perdiesen: dos las abandonaron y otros dos se las arrebató el propio regidor --además de la marcha de González--.

En este potencial escenario, con las doce áreas municipales repartidas en tres cabezas, la única manera de retirar a Jácome sería a través de una moción de censura que solamente podrían articular el PSOE --con 9 concejales-- y el PP --con 7-- al no contar los votos de los propios concejales discordantes porque la ley no lo permite.

Una moción de semejante carácter, en la que se instaba a Jácome a dimitir, ya fue aprobada, aunque de manera no vinculante, en la última sesión plenaria con el 'sí' de 24 de los 26 asientos ocupados en la Corporación --faltaba el concejal número 27 porque había renunciado Mario González--.

A la espera de lo que pase, Jácome ha bromeado en su perfil de 'Twitter' con que "hoy" despedirá "de forma fulminante" al responsable del "casting" de la lista electoral de DO. "Pero si fuiste tú", apunta una de las personas que le comentan, a quien el regidor responde: "Exacto".

OTRA VÍA
En el segundo supuesto, si Ucha se desmarca hacia el grupo de los no adscritos, la moción de censura podría orquestarse con la oposición en bloque y sin necesidad de contar con el apoyo del PP, porque el voto del nuevo concejal sí computaría al no haber formado este parte del gobierno en ningún momento. La suma sería tal que así: 9 concejales del PSOE, dos del BNG, dos de Ciudadanos y el edil entrante; es decir, 14 de 27.

Sobre esta eventualidad, el presidente provincial del PP, Manuel Baltar, ha reiterado este martes que es "perfectamente viable": "No sé si ha transcurrido tiempo suficiente para que reconsiderase la situación y renunciase, me da que no, pero la única posibilidad legal para afrontar un cambio de alcalde en Ourense, que es lo que se está planteando, es una moción de censura".

PLENO EN LA DIPUTACIÓN
En el primer caso, si el PP apoya una moción con el PSOE, sacarían de la Alcaldía a Democracia Ourensana, partido que, a su vez, sustenta con sus dos diputados --Caride, líder de los díscolos, y Ojea, afín a Jácome-- el gobierno del PP en la Diputación de Ourense, con Baltar como presidente.

Este martes, Baltar ha vuelto a remarcar que el acuerdo en esta institución "es plenamente vigente", ya que "el portavoz de DO en la Diputación es Miguel Caride, y el portavoz de DO en el Ayuntamiento de Ourense es Miguel Caride --aunque Jácome le ha retirado tal competencia, por aclarar todavía si de manera legal o no--": "DO es un grupo tan legítimo como cualquier otro para entablar posibles conversaciones o negociaciones para reanudar el gobierno con el PP (en el Ayuntamiento) o hablar con todos los grupos para encontrar una solución".

Al hilo, en el horizonte subyace otro frente: el próximo viernes tendrá lugar el pleno en ente supramunicipal, donde se llevarán a aprobación sus presupuestos, para lo cual el PP necesitará al menos el voto de Caride, que se espera que así sea. "Aprobamos los presupuestos este viernes y serán los primeros, un año más, de cualquier administración pública en España", ha afirmado el presidente de la Diputación.

Por el momento, se desconoce qué paso dará Ojea, conocedor de que su voto en contra le haría perder las competencias como vicepresidente, como ya había anunciado el propio Baltar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress