Misión Urbana

José Luis Fernández Díaz
Colaborador

Nacido en Ourense en 1967. Estudou Maxisterio por Ciencias,especialista en Música. 

Licenciado en Ciencias Matemáticas especialidade de Estadística e Investigación Operativa na UNED.

Postgrado de Experto Universitario en Modelización de Riscos en Entidades Financieiras. 

Escrebo en varios diarios de Galiza, nalgúns co pseudónimo de José Luis Fernández Carnicero.

Mestre de Educación Musical no C.E.I.P. Calvo Sotelo (Carballiño).

Membro da Sociedade cultural: O Liceo de Ourense.

Membro do Consello Escolar de Galiza e do Consello Escolar Municipal de Ourense.

Cada vez son más numerosas las organizaciones que sin ánimo de lucro ayudan a los más desfavorecidos de la sociedad; a esos que no les da llegado la supuesta recuperación económica. Mientras algunas de estas entidades nacen, muchas otras perduran en el tiempo, aunque sigan existiendo en el anonimato. Así, tan poco conocida, como eficaz es la organización denominada Misión Urbana. Esta entidad sin ánimo de lucro viene de cumplir seis lustros el pasado año, desde que en 1985 la fundara en la Villa Madrileña, Juan Simarro. El misionero protestante observó cómo por aquel entonces, la crisis se cebaba con los más pobres y por ello se puso en contacto con John Sanders, un misionero inglés conocedor del movimiento de Misiones Urbanas en Londres y Birmingham. En las mismas fechas, tambien surgieron en España nuevas iniciativas misioneras entre las que destacaron con más fuerza Remar, Reto y Betel, ocupándose en ayudar a toxicómanos, alcohólicos e indigentes. Esa crisis se llevó por delante a toda una generación que flirteaba con el hachis, y no conforme, acabó metida en la heroína. Tiempos para no olvidar, no sea que se repita la tragedia con los tripis, LSD, éxtasis, GHN, etcétera.


Misión Urbana es mucho más que una pequeña ayuda hacia los demás. Entre sus objetivos está la concienciación y sensibilización social, fruto del mensaje que les mueve: el Evangelio. Nadie imagina que un mensaje de amor no tenga una parte práctica en la que se muestre y materialice lo dicho en palabras. De este modo, Misión Urbana está presente en Zaragoza, Valencia, Sevilla y Vigo. Y de esta última quiero dar algunos datos recientes. Fundada en 2004, Misión Urbana de Vigo ya ha sido admitida en el Registro de Entidades Prestadoras de Servizos Sociais de la Xunta de Galicia, con las siglasMeuVigo. Su lema está recogido del libro de Josué 1:9 y por ello sigue adelante con recursos de particulares, y algunas iglesias protestantes de la ciudad olívica. En el texto de Josué destaca la segunda parte: “No temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas”. Y con esta certeza siguen adelante.


MeuVigo cuenta con la estimable colaboración de voluntarios que atendieron en 2015 a 196 familias con necesidades reales, lo cual supone un contacto directo con más de 900 personas beneficiadas por el proyecto. Con un total de 29 toneladas en alimentos repartidos, MeuVigo es una de las Misiones Urbanas en España con mayor carga de trabajo, ya que también disponen de un ropero, alcanzando la cifra de 2.451 prendas de ropa repartidas. Talleres, charlas, campamentos infantiles, apoyo escolar, actividades específicas para mujeres, todo dirigido por profesionales, es una labor digna de encomio y llena de amor hacia el prójimo.

En el día a día, MeuVigo quiere huir de la rutina y mecanización del trabajo, sabiendo que cada una de las personas que atienden tiene una situación concreta y particular que requiere una atención personalizada. Para eso, todos los días de apertura ofrecen a sus usuarios un café con dulces o galletas, mientras esperan ser atendidos. También pueden leer o llevar gratuitamente un evangelio de la Biblia o impresos con reflexiones cristianas. De este modo propician un momento de distensión en el que atienden a los problemas de cada uno de los que llaman a sus puertas. Y como ayudar a los demás siempre ha sido y será muy complicado, MeuVigo, tiene un protocolo para detectar supuestros fraudes en algunos que no necesitan ayuda, y la piden.

Ourense también pudiera gozar de su Misión Urbana, al igual que la que en pocos meses va a ser constituida en Barcelona. Existen roperos en algunas iglesias protestantes de la ciudad y atención a los internos de Pereiro de Aguiar. Si todas esta iniciativas se coordinasen en una, la atención pudiera ser optimizada. Lo positivo es que todavía hay iniciativas individuales y algunas llevan activas más de 30 años, ya que la crisis cruel e injusta, para algunos no llegó (y ahora son más ricos), sin embargo, muchos otros, nunca han salido de ella. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress