Aplazada hasta el 19 de noviembre la vista previa para reclamar a los Franco las estatuas de Abraham e Isaac

|

Estatuas de Isaac y Abraham, obras del Mestre Mateo, en Santiago de Compostela

((Rogamos abonados sustituyan el teletipo sobre el mismo tema por el que sigue, debido a un error de la fuente informante.))

La jueza toma esta decisión para pedir "aclaración" a los descendientes del dictador, quienes alegan que "todavía no heredaron" las piezas

La jueza que instruye la causa por la que el Ayuntamiento de Santiago reclama a la familia Franco las estatuas del Pórtico de la Gloria correspondientes a Abraham e Isaac ha aplazado hasta el próximo 19 de noviembre la vista oral preliminar, que estaba prevista para la mañana de este lunes en el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid.

A preguntas de los medios, el alcalde compostelano, Martiño Noriega, ha explicado que la jueza ha adoptado esta decisión al alegar los descendientes del dictador que "todavía no heredaron el patrimonio" de su madre, Carmen Franco, fallecida en diciembre de 2017.

Ante esta situación, la magistrada ha pedido "aclaración" a la familia, pues el Ayuntamiento de Santiago sostiene que "sí" recibieron ya este patrimonio. De hecho, hace escasas semanas, Francisco Franco Martínez-Bordiú iniciaba los trámites para intentar vender su parte del Pazo de Meirás y de las estatuas a su propia empresa, la sociedad Pristina S.L.

Así, Noriega ha calificado de "trampa" y "estrategia dilatoria" del proceso judicial por parte de los descendientes del dictador, ya que, según vaticina, "no se aportó ni se va a aportar ningún tipo de documentación que ratifique que no hubo usurpación" de ambas piezas.

El Consistorio de Santiago detectó el pasado año, durante una exposición dedicada al Maestro Mateo, que la documentación en su poder atribuía al patrimonio público la propiedad de las estatuas, de modo que el gobierno local inició en septiembre de 2017 las gestiones para reclamar las piezas directamente a los Franco.

Sin embargo, tras no obtener contestación de la familia, la administración local decidió el 24 de noviembre interponer una demanda judicial contra Carmen Franco --fallecida un mes después-- para exigir la devolución de estas piezas, que fue admitida a trámite en diciembre. De forma paralela, la Xunta inició el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) estas piezas.

PUEDE ESPERAR "UNOS DÍAS MÁS"
Así a todo, Noriega se ha mostrado "satisfecho" de que el proceso ya esté iniciado, por lo que, tal y como ha añadido, se puede esperar "unos días más". Además, el regidor ha informado de que la defensa del Ayuntamiento de Madrid transmitió a la jueza que el aplazamiento le parece "bien si no se dilata mucho en el tiempo".

Si con las fechas manejadas hasta el momento el Consistorio esperaba que el juicio se celebrase antes de final de año, ahora, con la vista previa en noviembre, Noriega espera que el proceso se dilate "un mes más". No obstante, el regidor de la capital gallega augura un recorrido judicial "largo" que podría llegar hasta el Tribunal Supremo.

DOCUMENTOS DEL AYUNTAMIENTO
La demanda del Ayuntamiento se vio respaldada, poco después del inicio de las acciones judiciales, con la localización en el archivo de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) del expediente de adquisición de las piezas, así como de la propia escritura notarial de la titularidad municipal.

Según estos documentos, tras su retirada de la Catedral en el siglo XVI, las esculturas pasaron a manos del Conde de Ximonde en el siglo XVIII, cuyos descendientes las vendieron al Ayuntamiento de Santiago por 60.000 pesetas en 1948.

En el documento de venta existe una reserva "para evitar que desaparezcan del ayuntamiento" --con una multa en caso de que así sea-- y se preserve su propiedad "pública, de los vecinos de Santiago", sin posibilidad de venta o cesión.

LOS FRANCO NIEGAN EL REGALO
Pese a ello, las dos esculturas pasaron en algún momento a manos de la familia Franco hace más de medio siglo, aunque no se ha localizado ningún documento de cesión. En un principio estuvieron en el polémico Pazo de Meirás y, posteriormente, fueron depositadas en Casa Cornide, hasta que se tuvo noticias de ellas en la exposición del Maestro Mateo.

En el escrito que los demandados presentaron en el juzgado, y al que tuvo acceso Europa Press, los siete nietos de Francisco Franco y Carmen Polo alegan que las estatuas fueron "adquiridas" por el "matrimonio" a un "particular, a través de un anticuario" y afirman que el Ayuntamiento de Santiago no ha acreditado que las llegase a tener en su posesión.

Los herederos de Franco niegan el "rocambolesco e increíble relato" del Ayuntamiento de Santiago, según el cual, dicen los nietos del dictador, "Carmen Polo se encaprichó de las esculturas en los actos de la ofrenda al Apóstol del año 1954 y que el señor alcalde, y como si de una caja de bombones se tratase, 'complace' a la esposa del jefe del Estado 'regalándole' las figuras". Concretamente, el Consistorio relata el "interés muy insistente" de Carmen Polo al alcalde, "sugiriéndole de forma inequívoca su deseo de poseerlas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress