Investigado un conductor que triplicó la tasa de alcoholemia tras casi arrollar a un agente en moto en A Veiga (Ourense)

|

Un conductor de 63 años de edad ha sido investigado por un delito contra la seguridad tras invadir el sentido contrario y casi arrollar a un motorista de la Guardia Civil en el término municipal de A Veiga (Ourense). El varón obtuvo resultado positivo en la prueba de alcoholemia al triplicar lo máximo permitido.

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos sucedieron sobre las 17,30 horas de este martes, cuando agentes del Destacamento de Tráfico de O Barco prestaban servicio de vigilancia de carreteras en el término municipal de A Veiga, a la altura del punto kilométrico 16,200 de la OU-121.

Allí el conductor de un vehículo todoterreno "invadió totalmente el carril contrario en el preciso instante en el que circulaban los agentes en dicho punto", han destacado las mismas fuentes, que han indicado que "el primero de los efectivos tuvo que efectuar una extrema maniobra evasiva para evitar ser alcanzado por el todoterreno".

El vehículo fue detenido cuatro kilómetros después, conducido por un hombre de 63 años vecino de A Veiga, el cual "lejos de presentar alguna indisposición a la que atribuir el suceso, mostraba una clara sintomatología de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas", ha subrayado la Benemérita.

Por ello que los agentes procedieron a efectuarle las pruebas en las que obtuvo resultados de 0,75 mg/l y 0,78 mg/l de alcohol en aire expirado, "tasas que suponen el triple de la tasa máxima permitida", han incidido las mismas fuentes.

De este modo, se han instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial al circular bajo los efectos de bebidas alcohólicas "con tan elevadas tasas de alcohol", han matizado las mismas fuentes. Por ello, el hombre deberá responder por los hechos en calidad de imputado ante el Juzgado de Instrucción número 1 de O Barco.

POSIBLE CONDUCCIÓN TEMERARIA
Estos hechos, recuerda el Instituto Armado, según el Código Penal pueden suponer penas de prisión de tres a seis meses, multas a razón de 6 a 12 meses, 90 días de trabajos en benéfico de la comunidad e inhabilitación para conducir vehículos a motor de uno a cuatro años.

"Más allá de las consecuencias penales mencionadas, y dadas las particulares circunstancias que motivaron la actuación de los agentes, y tras un análisis minucioso de las mismas, el conductor podría llegar a compadecer ante la autoridad judicial en calidad de investigado por un presunto delito de conducción temeraria", advierte la Guardia Civil.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress