​El Celta estrena la vieja normalidad cayendo contra el Villarreal

|

Un muy mal partido del Celta de Vigo termina con un gol de Trigueros en el añadido para dar los tres puntos al Villarreal.


Villarreal Celta


El Villarreal se impuso en casa del Celta | Foto: Villarreal CF


En Balaídos desde este sábado están ya en la nueva normalidad que, tras los primeros noventa minutos de fútbol después de tres meses parados, es prácticamente indistinguible de la vieja normalidad. El Celta de Vigo ofreció ante un coliseo celeste vacío un partido terriblemente plano, sin prácticamente ocasiones en ataque y al que castigó Trigueros con un solitario tanto en los últimos compases del encuentro.


El partido comenzó con las principales novedades de Pape y Juan Hernández en el once celtiña y las suplencias de Denis Suárez y Okay. La fórmula dispuesta por Óscar García dio la impresión de ser más reservona de lo habitual, lo que, sumado a la falta de ritmo del equipo, se tradujo en un cuadro poco creativo, espeso en ataque y obligado a sufrir atrás.


Por suerte para el Celta, el Villarreal también acusó la inactividad, aunque estuvo mucho más activo que los gallegos, que no dispusieron de una sola oportunidad clara en todo el choque. La primera parte pasó sin pena ni gloria para los dos conjuntos, con centros laterales despejados por la zaga y balones a balón parado que apenas inquietaron al Celta. Solo una gran parada de Rubén a un disparo a bocajarro de Iborra rompió el tedio del primer tiempo.


En la segunda parte un poco más de lo mismo, con un Celta un poco más desdibujado si cabe y que apenas notó los cambios. Smolov y Sisto, las grandes incógnitas por sus respectivas espantadas, recibieron el indulto del técnico y gozaron de minutos. Con todo, ni el ruso ni el danés fueron el elemento diferenciador de los locales, al menos en el buen sentido. Sin embargo, a medida que fueron pasando los minutos y el Villarreal se iba instalando en campo contrario, el Celta se iba acercando más y más al abismo. El primer aviso de la catástrofe llegó después de una acción individual de Bacca, que a trompicones se plantó ante el cancerbero gallego y chutó enviando el balón cerquita del palo. Era ya el minuto 87.


Y con el Celta agotado y el Villarreal volcado al ataque llegó el gol de los amarillos: pérdida absurda de Sisto en el centro del campo, cabalgada del Villarreal por la derecha, balón filtrado a Bacca que logra tapar con apuros Rubén y, después de una serie de rebotes, Trigueros dispara con la oposición de Murillo, que toca lo justo el esférico como para enviarlo por encima del guardameta celtiña.


El gol en el añadido dejó al cuadro vigués sin tiempo para una reacción que tampoco parecía próxima. Tres puntos que se van de Balaídos y complican la aspiración del Celta de regresar por lo alto en una jornada en donde sus rivales directos pueden o poner tierra de por medio o inicial el asalto a la plaza que por ahora defienden los vigueses, solo un punto por encima del descenso. Tres meses después, el Celta ve truncada su racha de cinco partidos sin perder con un partido que hace revivir viejos fantasmas. Esperemos que sea solo cosa de la inactividad y que esto no sea la tan esperada “nueva normalidad”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress