El curso más largo

José Luis Fernández Carnicero



Nacido en Ourense en 1967. Estudou Maxisterio por Ciencias,especialista en Música. Licenciado en Ciencias Matemáticas especialidade de Estadística e Investigación Operativa na UNED.Postgrado de Experto Universitario en Modelización de Riscos en Entidades Financieiras.


Escrebo en varios diarios de Galiza, nalgúns co pseudónimo de José Luis Fernández Carnicero.

Mestre de Educación Musical no C.E.I.P. Calvo Sotelo (Carballiño).

Membro da Sociedade cultural: O Liceo de Ourense.

Membro do Consello Escolar de Galiza e do Consello Escolar Municipal de Ourense.


Cada año que finalizamos, hacemos una valoración global de los acontecimientos vividos y  subjetivamente afirmamos si fue un año bueno o ruin. Del mismo modo, al final de un curso académico, cada estudiante o docente, empleando diferentes criterios, saca una conclusión sobre los resultados obtenidos. Por eso, al final de este curso sabemos que el año 2020 no quedará en el olvido. Al contrario de lo que algunos puedan pensar, este fue un año tan largo en incertidumbres y riesgo sanitario, que eclipsó la formación integral del alumno y los esfuerzos de los profesores para continuar las programaciones anuales. Un curso que tendrá su prolongación en el primer trimestre del próximo, sin garantías de comunicación con muchas familias que carecen de medios telemáticos, para que sus hijos no pierdan el ritmo de los de su mismo grupo. Y eso no se arregla de un día para otro.

            

Un curso atípico siempre es muy largo. A pesar de que las clases presenciales se suspendan, y eso parezca que los profesores dejen de trabajar, nada tiene que ver con la realidad y resulta ser todo lo contrario. Las programaciones hay que adaptarlas en un tiempo “record” a la nueva situación, y las actividades sufren muchos cambios, cuando no tienen que ser retrasadas. Después vienen las correcciones de los trabajos de los alumnos y para los docentes todo el trabajo se incrementa  exponencialmente. En el caso de los profesores con especialidades el panorama resulta aún más complejo, pues muchos de ellos tienen más de 200 alumnos, y para las correcciones no es suficiente con enviar las soluciones de los ejercicios. Si los medios telemáticos son buenos, los envíos llegan en formato PDF después de un simple escaneo. Por eso, cuando las familias no tienen posibilidades o conocimientos de informática, le sacan una fotografía con el móvil y esto complica el proceso al tener que editar la foto y hacer las correcciones.


En fin, una odisea que hace que los docentes superen las 10 horas de trabajo al día para tener todo de la mejor manera posible. Por esta razón este curso en el que congelamos el Centenario de la revista ‘Nós’, alargamos la celebración de las Letras Gallegas en la figura emblemática y controvertida de Carvalho Calero, y en el que no pudimos despedirnos de los alumnos/as que durante estos siete meses que asistieron a nuestras aulas, ya que es un curso largo que quedará en nuestras mentes por muchos años. Pues sigue petando fuerte la mal llamada “nueva normalidad” al estar un montón de incógnitas, que nada tienen de normalidad y que siguen atacando sin piedad a nuestras vidas. Se trata de un microorganismo que para su subsistencia, depende de todos nosotros. Y no quiero ni recordar su nombre.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress