El efecto Junqueras

José Luis Fernández Carnicero



Nacido en Ourense en 1967. Estudou Maxisterio por Ciencias,especialista en Música. Licenciado en Ciencias Matemáticas especialidade de Estadística e Investigación Operativa na UNED.Postgrado de Experto Universitario en Modelización de Riscos en Entidades Financieiras.


Escrebo en varios diarios de Galiza, nalgúns co pseudónimo de José Luis Fernández Carnicero.

Mestre de Educación Musical no C.E.I.P. Calvo Sotelo (Carballiño).

Membro da Sociedade cultural: O Liceo de Ourense.

Membro do Consello Escolar de Galiza e do Consello Escolar Municipal de Ourense.


Todos sabemos que en Catalunya existe un problema que continua sin resolución a corto plazo. Para reconstruir la historia de lo ocurrido, basta ir a las hemerotecas virtuales y tomar nota de las actuaciones de unos y de otros. La procrastinación de algunos ayudó a que hubiera juicios, condenas y prisión para los que intentaban alcanzar la independencia. Recordemos que el 10 de octubre de 2017, Catalunya se convirtió en un Estado Independiente en forma de República durante 15 segundos. Justo los que tardó el Presidente en suspenderlo, dejando a todos sus seguidores pasmados. No sabemos si se pasmaron más cuando se enteraron de su huida; lo que sí quedó claro es que los independentistas quedaron divididos. Aquella declaración parecía ser una buena broma.


Oriol Junqueras es una persona que nunca escondió sus intenciones. Nadie podría entender que huyese a Europa como Puigdemont. Porque tiene una ideología que heredó de no sabemos quién, desde que nació. Ahora, después de varios años en la cadena, las cosas se miran de una forma diferente. La restitución social no se alcanza en un “chabolo” lleno de libros, informes, decretos y leyes. A pesar de firmar la carta que llegó a las manoos del gobierno, las intenciones no se controlan con promesas o, como dirían los ingleses: “ new resolutions”.


Por otra parte, el efecto que produce este gesto en la mente de los independentistas y de separación. Junqueras sabe que sin el apoyo de los votantes él deja de existir. Pero quiere dar un paso adelante. Si eso llega a ocurrir, la solución de los indultos sería un golpe con consecuencias económicas. Muchos catalanas son independientes de corazón, pero la mente escora hacia el poder económico; el que controlan desde hace mucho tiempo. Y no deberían ser criticados por eso. Basta ver otras comunidades autónomas con montones de ventajas fiscales que a Catalunya no dan llegado. La transformación tecnológica y económica es una causa fundamental para los cambios políticos e ideológicos que afectan a los diferentes planos de la sociedad, porque al final lo que se busca es un estado de bienestar global. Posiblemente sea utópico, pero eso hace que las gentes se entretengan en un sueño idílico y sigan controlando dinero.


Los presos políticos de todo el mundo quedarán asombrados al escuchar que los comparan con los exdirixentes catalanes en prisión. No podemos olvidar que en este país te condenan por un artículo del código penal, y este lo aprueban en el Congreso de los Diputados. Por esa razón no existe aletoriedad en las sentencias por estos delitos y solo queda la vía de los indultos. Catalunya es una nación pero no es un Estado. Pienso que nunca llegará a serlo porque lo que pretende, y quiere ser, es un pueblo independiente. Para eso no les llega con ser autónomos, si no son libres de gestionar los impuestos. Esa es la clave de todo. La complejidad de pedir eso al Estado español, se resume en la frase: queremos ser independientes. Con el efecto que produce la carta de Junqueras veo que está más próxima esa meta económica. Eso sí, al resto de las Comunidades les va costar poco asumir el costo catalán. Ya estamos acostumbrados a callar y decir que llueve, cuando mean por nosotros.   

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress