De la insensibilización, las cortinas de humo y los cierres de camas

Emma Rodríguez Corte
Secretaria provincial del sindicato de enfermería SATSE en Pontevedra

Emma Rodríguez Corte (Pola de Laviana, Asturias, 1977) es enfermera del SERGAS desde 1998 y actualmente trabaja en Pontevedra. Estudió enfermeria en Escuela Universitaria de Enfermería de Pontevedra, centro público adscrito a la Universidad de Vigo,  y actualmente es secretaria provincial del sindicato de enfermería SATSE en Pontevedra

Una enfermera de urología no tiene por qué conocer la posición en la cual debe dormir el paciente que tiene una intervención de prótesis de rodilla. Y aunque la atención está garantizada y cualquier enfermera lo va a atender con toda su profesionalidad, no es lo mismo, no nos engañemos.


Es curioso comprobar cómo es la naturaleza humana cuando la llevas hasta el punto de la insensibilización por agotamiento. Cómo problemas de magnitud importante son convenientemente ignorados por nuestra propia mente cuando son hechos reiterativos y con escasa solución, aunque hayan sido hechos que nos han indignado, ofendido y por los que hemos luchado tratando de corregir. Similar a lo que le ocurre a una rana en el agua cuando se la calientan poco a poco, hasta que llega un momento que no es capaz de saltar fuera de la olla ni para sobrevivir.


Pues esto mismo es lo que nos ha pasado en los hospitales de la provincia (y en toda la red SERGAS en general) con el cierre de camas. Poco a poco nos han ido convenciendo que cerrar 257 camas en la provincia durante los meses estivales (98 en Pontevedra, 135 en Vigo y 24 en Salnés) no tiene importancia. Que las camas no están cerradas, porque se utilizarán si se necesitan. Que total, no se van a poder ocupar porque están médicos y enfermeras de vacaciones y no se opera a la gente; además, en general el paciente (usted) no se va a querer intervenir de esa rodilla que le lleva molestando desde el año pasado porque es verano, y en verano no le duele. Que la gente está sana en verano y no ingresa. Por tanto, ¿para qué queremos tener tantas camas abiertas? Y nos lo hemos creído.


Y luego viene el tortazo frontal con la realidad del asunto: a uno no lo ingresan en la planta correspondiente porque está cerrada, y total qué más da si lo que importa es la atención, aunque esté intervenido de prótesis de rodilla e ingresado en urología, o intervenido de un cáncer de colon e ingresado en la unidad de cardiología. Todo es igual, ¿verdad? Además, si no está contento, la culpa es suya, ¿quién le manda enfermarse en verano? ¿No habíamos dicho que en verano no hay enfermos?


Pero señores, no todo el monte es orégano, y una enfermera que conoce muy bien su trabajo y cómo manejar a un paciente cardíaco, no tiene por qué saber más allá de unos conocimientos básicos, las posibles complicaciones más comunes de una colostomía resultante de una intervención por cáncer de colon, al igual que una enfermera de urología no tiene por qué conocer la posición en la cual debe dormir el paciente que tiene una intervención de prótesis de rodilla. Y aunque la atención está garantizada y cualquier enfermera lo va a atender con toda su profesionalidad, no es lo mismo, no nos engañemos.


Creo que todos tenemos claro que la medida de cierre de camas es una medida que tiene que ver con el dinero. No tiene que ver con la salud. No tiene que ver con los profesionales. No tiene que ver con que haya menos enfermos. Pero sí tiene que ver con el agua que están calentando dentro de la olla que tiene una ranita dentro, nosotros.


Repetimos cifra: 257 camas hospitalarias van a cerrar en la provincia de Pontevedra. No sabemos a cuántos profesionales sanitarios y a cuántos pacientes va a afectar este cierre. Y nadie garantiza que realmente vuelvan a abrir en la fecha prometida, puesto que según SERGAS todo va a depender de la “necesidad de disponibilidad de dichas camas”.


Salta ranita, salta.


Concentración de la comisión de centro de Santiago por el traslado de la UNidad de Paliativos para denunciar la pérdida de camas y de personal.

Una pasada protesta en Santiago contra el cierre de camas en el SERGAS



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE