Seedorf: el salvavidas del Depor o la piedra que lo hunda definitivamente

|

Seedorf Depor

Seedorf en su presentación como técnico del Deportivo de La Coruña. RC Deportivo. 


Clarence Seedorf ha sido presentado como nuevo técnico del Deportivo de La Coruña. El holandés coge al Depor tercero por la cola, a tres puntos de la salvación pero en una dinámica negativa, sin ganar desde hace siete jornadas e incapaz de ganar en los duelos ante rivales directos. Ahora, el ex jugador de Real Madrid y AC Milán entre otros, asume el mando con el reto de lograr la permanencia, aunque apenas atesora dos experiencias al frente de un banquillo, ambas desastrosas.


En su presentación en sociedad, el presidente Tino Fernández destacó la “fortaleza y energía que transmite Clarence”. “Estamos ante un reto posible, un reto que tiene 16 partidos por delante, que en este momento tenemos 3 puntos de desventaja ante el que consideramos nuestro objetivo. Estamos muy convencidos de que podemos sacarlo juntos” afirmó el mandatario blanquiazul ante los medios.


Por su parte, Seedorf resta importancia a su poca experiencia y pone como espejo en el que mirarse a Zidane (quizá no es el mejor momento para hacerlo): un entrenador sin apenas recorrido que ahora cuenta con dos Champions en su colección. “El Dépor es un club con mucha historia, no merece estar donde está. Pero en el fútbol y en el deporte no siempre haciendo las cosas bien tienes resultados” declaró el holandés ante los medios. Además, se destacó por ser una persona a la que le gusta “coger la patata caliente. Es fácil entrar donde todo funciona. Nos encontramos, tenía 'feeling' y estoy aquí. Creo que es posible, creo que puedo dar algo importante al club y el club algo importante a mí también". Por otro lado, confía en que la suerte le acompañe en Riazor, afirmando que “la suerte la puede uno crear con el trabajo del día a día”.


¿UN NUEVO BANDAZO DEL DEPOR?

Nadie duda de la calidad del holandés sobre el terreno de juego. Surgió de la siempre prolífica cantera del Ajax y llegó al Real Madrid como una gran promesa, aunque en el club blanco terminó saliendo como muchos grandes por la puerta de atrás. Despuntó como miembro del último gran AC Milan, después de un breve paso por el Inter. Poseedor de cinco Copas de Europa que le avalan como uno de los mejores jugadores de las dos últimas décadas, Seedorf conquistó títulos y corazones allá donde estuvo.


Con un físico portentoso, un potente disparo y una técnica depurada, el holandés supo reinventarse como jugador: podía actuar como centrocampista destruyendo o distribuyendo el juego o partiendo desde la izquierda para encarar rivales y destrozar la red con su potente derechazo. Con todo, donde estaba más cómo era en la media punta, acompañando a un nueve y controlando todo cuanto ocurría a su alrededor. Incluso en sus últimos años en Italia, cuando los años pesaron en su velocidad, ‘La pantera’ seguía dejando muestras de su talento. En un partido de 90 minutos, Seedorf era capaz de cambiarlo en solo diez minutos de magia con una demostración de fútbol que debería ponerse en video a los benjamines de cualquier club.


Sin embargo, su pericia como técnico es una gran incógnita. Dando sus últimos coletazos de clase en el Botafogo brasileño, el holandés recibió la llamada de Galliani en 2014 para hacerse cargo del club lombardo. Después del despido de Allegri, el último entrenador capaz de llevar un scudetto a las vitrinas del club rossonero, los italianos apostaron por darle el timón a un símbolo del milanismo pero que seguía en activo y no contaba con experiencia en los banquillos. A pesar de todo, Seedorf aceptó el reto y se puso al frente del vestuario de San Siro. 22 partidos después, con 11 victorias, dos empates y 9 derrotas en su casillero, Clarence hizo las maletas de nuevo, fracasando su primera experiencia como técnico, sin ser capaz de enderezar el rumbo de un Milan que todavía hoy no encuentra la fórmula para volver a ser grande.


A su etapa en Italia, hay que añadir un breve paso por la Superliga China de julio a diciembre de 2016: 14 duelos, cuatro victorias, otros tantos empates y seis derrotas. Unos números muy pobres para el nuevo técnico herculino, que coge un proyecto empezado y abocado al fracaso. Casi sin experiencia en los banquillos, con una formación escasa como adiestrador y sin haber capitaneado un equipo con el objetivo principal de salvarse, Seedorf es, cuanto menos, una apuesta arriesgada de la directiva blanquiazul. Una más de las últimas seis que han precedido al exjugador con esta dirección.


Ahora, con las opciones como la de Lasarte aparcadas en el cajón, el deportivismo se aferra a una leyenda viva del balompié para intentar salvar la categoría. Está será sin ninguna duda la gran prueba de fuego del ex internacional de la oranje, su oportunidad para demostrar que debajo de la piel de mito se esconde un gran entrenador, capaz de reanimar a un equipo en la UVI como el Deportivo de La Coruña. Quedan 16 fechas para reflotar al club herculino antes de que se hunda en el pozo de la Segunda División. De Seedorf depende pasar a la historia como el flotador del Depor o la roca que lo sumergió para siempre. 

relacionada ​El Dépor hace oficial la llegada de Seedorf como nuevo entrenador
relacionada El ridículo en Anoeta fulmina a Parralo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Cabecerarecomendados 1
Cabeceraultimahora
Cabeceralomasleido 1


Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress