Peritos creen que el acusado de intentar quemar a su padre "no es imputable" y aconsejan su internamiento

|

El procesado declara que no recuerda nada de lo ocurrido, pero se muestra "profundamente arrepentido si fue así"

Tres peritos han concluido que el vecino de A Estrada (Pontevedra) acusado de intentar quemar a su padre "no es imputable" porque tiene un "trastorno esquizotípico de personalidad", debido a lo que aconsejaron su internamiento en un centro especializado como la medida "más beneficiosa" para él.

Los peritos comparecieron este martes ante la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra en relación a unos hechos por los que la Fiscalía pide doce años de internamiento en un centro psiquiátrico por un delito de asesinato en grado de tentativa, en el que concurre la eximente completa de trastorno mental transitorio.

El acusado aseguró al tribunal que no recuerda nada de lo ocurrido, pero declaró estar "profundamente arrepentido si fue así". Dijo que aquel día había estado bebiendo vino y cerveza en el teleclub de su parroquia y "estaba un poco perjudicado". A partir de ahí, no pudo aclarar ningún extremo del incendio. "El único recuerdo que tengo es cuatro días después en una celda de aislamiento", aseguró.

Asimismo, declaró que "nunca" fue "una persona violenta ni dañina para la sociedad". Y apuntó que la única ocasión en la que acudió a la consulta de un psiquiatra fue con 12 años y le diagnosticaron TDAH.

El acusado explicó que sufrió maltrato en el colegio y por parte de su padrastro, con el que convivió desde los cinco años hasta que su madre y este hombre se mudaron a un piso en Pontevedra y el acusado siguió en la vivienda de su abuela en A Estrada, a la que ellos tan solo iban de vez en cuando.

Asimismo, relató que la relación con este hombre siempre fue mala, una circunstancia que también reconoció su padrastro, que declaró como víctima que antes del incendio ya habían tenido enfrentamientos y cruce de insultos, pero nunca nada tan violento como en aquella ocasión.

TESTIGO PENDIENTE
El padrastro y la madre del acusado indicaron que aquel día estaba "muy alterado" y "fuera de sí", como nunca antes le habían visto. En tales circunstancias causó destrozos en la puerta de la habitación de los padres con un hacha, obligó a la madre a salir de la casa y, cuando el padrastro se refugió en el cuarto, roció el acceso con gasolina y le plantó fuego.

El juicio continuará el próximo 24 de abril porque este martes no se presentó a la vista una testigo que la Fiscalía considera crucial, una vecina del acusado que aquel día, 19 de febrero de 2017, estuvo con él antes y después del incidente.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress