“Los que ladran gritando ‘feminazi’ hacen apología de la ignorancia más absoluta”

|

Olalla Rodil (Ribeira de Piquin, Lugo, 1989) es una de las parlamentarias más implicadas en el movimiento feminista. La diputada por el BNG atiende a Galiciapress para exponer qué espera de la huelga y las marchas del 8 de marzo, comentar las polémicas en torno al autobús de ‘Hazte Oir’ y el ‘Feminismo Liberal’ y advertir a la derecha que utiliza el feminismo con fines electoralistas de que “van a tener en frente siempre a las feministas”.


Olalla rodil

La diputada Olalla Rodil atiende a Galiciapress en la vispera del 8M


El último 8M fue todo un ejemplo de la unidad y el hartazgo de la sociedad contra la desigualdad, la violencia machista en todas sus formas y por la reivindicación de igualdad de derechos. ¿Qué espera de la huelga y las movilizaciones de este 8M?

Creo que va a ser histórico otra vez. El año pasado fue impresionante, con esas imágenes de todas las ciudades y pueblos de Galicia completamente abarrotados por el movimiento feminista, y creo que este año también tenemos una oportunidad doble de demostrar que estamos absolutamente hartas de la desigualdad estructural que padecemos las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Por una banda tenemos la huelga feminista de 24 horas convocadas por algunas organizaciones sindicales, como la CIG, mientras que otras han anunciado parones de 2 horas en los turnos de mañana y tarde, si bien la huelga de 24 horas era lo que reclamaba el movimiento.


Vamos a tener también la oportunidad de demostrar con esta huelga que si nosotras paramos no funciona una buena parte de la sociedad, y no solo en el ámbito laboral, sino que es también una huelga estudiantil, de cuidados y en el consumo, para denunciar cómo las mujeres cargamos a nuestros hombros las tareas del cuidado de los hijos, de las personas dependientes, del conjunto de las labores domésticas y demostrar que no podemos seguir asumiendo ese rol en solitario, que necesitamos también la corresponsabilidad de la otra mitad de la sociedad, de los hombres, pero también de la administración pública que tiene que suministrar los servicios garanticen esa corresponsabilidad y ese derecho a conciliar nuestra vida familiar y personal. Y, por el otro lado, tenemos una nueva oportunidad, en este caso en las concentraciones nocturnas, que estoy segura volverán a ser multitudinarias porque esta situación es insoportable.


La manifestación del pasado domingo, en la que usted estuvo presente, ya fue todo un ejemplo. ¿Puede mejorar en cifras a lo vivido el año pasado?

No lo sé, no tengo esa capacidad de proyección, pero estoy segura de que volverán a ser multitudinarias. Es interesante la manifestación del día 3 celebrada en Lugo porque el movimiento feminista gallego es el único que tiene una movilización nacional en los días previos al 8 de marzo, y eso demuestra la viveza y la unidad que están manteniendo las organizaciones feministas y otras organizaciones, como es el caso de Bloque Nacionalista Galego, donde también apoyamos las movilizaciones y volvimos a demostrar que se puede reivindicar y denunciar esa situación de discriminación y desigualdad que sufrimos las mujeres desde un tono festivo. Estoy segura que las movilizaciones del 8M, ya sean las convocadas por el día como las convocadas a partir de las 20 horas, volverán a ser masivas.


Manifestacion de lugo

"Demostramos que se puede reivindicar y denunciar la discriminación y desigualdad desde un tono festivo"


¿Contra qué problemas se enfrentan las niñas de hoy de Ribeira de Piquín no existían que antes?

(Suspira) Creo que siguen siendo los mismos. Tenemos avanzado mucho, eso también hay que ponerlo en valor, porque hemos conquistado muchos derechos gracias a la lucha del movimiento feminista. Conseguimos poder divorciarnos, poder trabajar sin la autorización del padre o del marido, poder ser responsables del dinero que ganamos, porque hasta los años 70 había que pedir permiso para gestionar nuestro propio dinero, hoy en día la violencia machista es un delito en el que ningún hombre te puede agredir por el simple hecho de ser mujer…Es decir: se ha avanzado en el plano formal, pero lo que vemos es que la realidad va en otro sentido. Se tienen reconocidos derechos sobre el papel pero luego no se aplican de manera efectiva.


Lo que soporta cualquier persona en la Ribeira de Piquín, cualquier niña de ahí o de prácticamente cualquier lugar del mundo, es que vamos a cobrar menos por realizar el mismo trabajo que un hombre, esa brecha salarial es una realidad y está cuantificada, vamos a tener miedo de regreso a casa solas porque pueda venir alguien y agredirnos o violarnos, a ser agredida o acosada sexualmente en el trabajo…Creo que la realidad que vivimos las mujeres lleva siendo la misma muchos años, porque esa discriminación se sigue manteniendo a pesar de los avances y lo que reclamamos en el movimiento feminista es la implicación real, abandonar la hipocresía en la que estamos instalados y que denunciamos desde el BNG en la campaña que lanzamos para este 8 de marzo (#OSeuLazoSeñorPresidente), con esa hipocresía de aquel que se pone un lazo morado ese día pero los 364 días restantes no hace nada para desarrollar políticas reales que cambien esta situación.


Lo que vimos es que, del 8M del año pasado al 8M de 2019, al menos en la Xunta de Galicia, no han tomado nota de las reivindicaciones feministas y tienen incluso votado en contra de propuestas impulsadas por el BNG que querían poner encima de la mesa esa ‘Agenda feminista gallega’ que llevamos reclamando desde hace más de un año.


Entiendo entonces que, aunque hay obstáculos que han desaparecido, no son del todo efectivos desde su punto de vista. Un ejemplo es el estudio presentado por el colectivo de técnicos de Hacienda donde se refleja que la brecha salarial en Galicia es del 27%.

Lo que necesitamos es que se impliquen las administraciones públicas, porque lo que pone el papel refleja que es ilegal que tú cobres menos por el hecho de ser una mujer. Sin embargo, los datos estadísticos demuestran que no es así, y que a través de subterfugios como son los complementos salariales, hay una discriminación que hace cobrar menos a las mujeres frente a los hombres, aunque realicen la misma actividad. Eso se soluciona con implicación política, con decisiones políticas que obliguen, como ha propuesto el BNG en más de una ocasión en el Parlamento, a hacer públicas las tablas salariales, o la creación de organismos dentro de la Xunta, como también defendimos, que vele por el ejercicio y la garantía de los derechos que tenemos reconocidos pero que se no cumplen.


Hablamos de la brecha salarial pero podríamos hablar de otros tipos de desigualdad. Es inadmisible que esto ocurra en una sociedad democrática, porque impedimos a la mitad de la población que goce de los derechos que tiene por el simple hecho de ser mujeres, y eso es lo que el movimiento feminista pone encima de la mesa como una cuestión que debe implicar a todas las administraciones públicas y todos los poderes políticos para que dejemos esto atrás de una vez por todas y empecemos a garantizar esa sociedad democrática para el conjunto de la población.


“NO HAY QUE DARLE IMPORTANCIA A INSULTOS COMO ‘FEMINAZI’”

El machismo es un problema cultural y de educación, pero ¿es también de educación sexual? Usted defiende la implantación de programas de este tipo en los centros de enseñanza gallegos.

Lo llevamos la semana pasada al Parlamento porque lo que vemos es que la sexualidad es una parte fundamental en el desarrollo de las personas, así está reconocido por la ONU, y tener acceso a una educación sexual es un derecho humano, algo que también reconoce las Naciones Unidas. Lo que vemos es que las administraciones, todo el ámbito público, también las familias, decidieron declinar su responsabilidad en esa materia y no hacer nada, y a pesar de tomar esa postura eso no evita que los jóvenes tengan acceso a información en materia de sexualidad. El problema es que ese espacio, que debería ser central del ámbito público, lo está ocupando la pornografía. Es la que tiene el poder casi absoluto en la construcción de referentes, dando una idea absolutamente irreal de lo que es la sexualidad, y contribuye a que se reproduzcan roles y estereotipos machistas y absolutamente violentos.


Nosotros tenemos que intervenir en todos los ámbitos de la sociedad donde se reproduce el patriarcado y el machismo, que lo impregna absolutamente todo. Desde el BNG lo que proponemos es que se desarrolle desde la Xunta de Galicia un plan de educación sexual que permita construir referentes saludables, basados en el respeto, en relaciones democráticas en el ámbito de las relaciones personales y, por supuesto, de la propia sexualidad y la afectividad. El sexo va mucho más allá de lo que concebimos como tal, tiene mucho que ver en cómo nos relacionamos. Podemos evitar una generación de jóvenes confusos sexualmente y muy frustrados.


¿Y qué hay del término ‘feminazi’? Tan comentado estos días por el autobús de ‘Hazte oir’…

Nosotras lo que vemos es que en ese tipo de inultos, de los que llevamos siendo objeto el movimiento feminista desde siempre, lo que intentan es desprestigiar el propio movimiento y confundir a la sociedad sobre lo que representa el feminismo y el pensamiento feminista, que no es otra cosa que la lucha por el derecho de las mujeres a ser personas y a gozar de todos sus derechos a ser personas. Yo no le daría ni demasiada importancia a este tipo de insultos.

Una de las responsabilidades que tenemos es dar a conocer cuáles son nuestras propuestas, y estas son construir una sociedad vivible para el conjunto de la población y sobre todo para construir una sociedad diferente: más justa, más equitativa, más tolerante, donde no se discrimine a nadie por su género o por su sexo. Y todos estos que ladran me parece que hacen una apología de la ignorancia más absoluta y creo que no se les debería dar ni siquiera espacio para que proyecten sus mensajes que van en contra de la mitad de la población.

El espacio de la educación sexual lo está ocupando la pornografía

Hace poco una amiga me comentó el caso de una chica trans que decía sentirse excluida por otras mujeres dentro de la lucha feminista. Lógicamente, cabemos todos y todas en este movimeitno y el tercer punto del manifiesto feminista de este año hace una mención expresa a las mujeres trans, pero, ¿cree que existen casos de exclusión por parte de integrantes del movimiento feminista que consideran que una parte de la población, como pueden ser incluso los hombres feministas, intentan ocupar un espacio que solo corresponde a las mujeres?

Creo que el movimiento feminista gallego siempre fue diverso y se reconoció orgullosamente diverso. Las mujeres trans son mujeres, y ahí no hay discusión. Todas las personas que sostengan y apoyen los principios del movimiento y el pensamiento feminista hacen parte de este movimiento. Evidentemente, cuando hablamos de los hombres, tenemos que ver cuál es la posición que tienen que ocupar y el papel que tienen que jugar. Es verdad que los hombres cumplen un papel fundamental, porque van a tener que asumir que llevan gozando secularmente de unos privilegios que están en la base de la opresión de las mujeres y de la discriminación de las mujeres. Tienen que ser aliados para cambiar esa sociedad y hacerla más equitativa, justa y democrática. Pero todas las personas que defendamos los derechos de las mujeres, que vayamos en contra de la discriminación a la que estamos sometidas la mitad de la población tienen hueco en este movimiento revolucionario, transformador y puramente democrático.


Hazte oir

"Todos los que ladran hacen una apología de la ignorancia más absoluta"


Usted también es periodista y esta semana puso como ejemplo el caso de un diario en el que informaba, digamos de mala manera, de la victoria de Ana Peleteiro en el europeo de atletismo. ¿Es el periodismo un palo en la rueda de la lucha feminista?

No es un palo en la rueda. El periodismo reproduce lo que está presente en la sociedad. Vivimos en una sociedad machista y el periodismo así lo reproduce. En el caso de Ana Peleteiro, o en general el tratamiento informativo de las mujeres en el deporte, sigue esos estereotipos. Lo que necesitamos es perspectiva de género en el periodismo y para eso hace falta formación de los cuadros de personal, de las redacciones y la implicación de los propios medios como empresas en el papel relevante que juegan a la hora de construir la realidad e interpretarla. Por eso es fundamental el trabajo que desarrollan las periodistas gallegas, poniendo encima de la mesa la necesidad que tenemos de cambiar la óptica con la que enfocamos la realidad desde el periodismo.


No puede ser, volviendo al caso de Ana Peleteiro, que las mujeres deportistas ocupen apenas el 4% de las informaciones deportivas. Y cuando tenemos la oportunidad de cubrir el éxito deportivo de una de las mejores deportistas gallegas de los últimos años, lo que parece interesar es su vida personal o familiar y no como consigue 14,73 metros, la mejor marca a nivel europeo de la temporada. Es inadmisible. Pero lo que necesitamos es perspectiva de género, formación y la implicación de los medios de comunicación, que son un elemento fundamental para cambiar la sociedad en la que vivimos.


“ABASCAL Y PP: MISMO PRODUCTO PERO CON OTRO EMBALAJE”

Últimamente la actualidad gira en torno al ascenso de la extrema derecha española y el pulso que mantiene con Ciudadanos y PP por ganar votos de cara a las elecciones de abril y mayo. El pasado domingo, en Lugo, Pontón dijo que era el momento de "parar los pies a esa derecha, carca y rancia, que de nuevo lo que está poniendo en cuestión son los derechos de las mujeres". ¿Cómo de peligrosa es este discurso o esta pelea para las mujeres, donde ni los partidos políticos son capaces de llegar a un punto común?

Los movimientos reaccionarios estuvieron siempre ahí. Siempre se enfrentaron y mostraron resistencias a cualquier avance del movimiento feminista. El PP además lleva haciendo gala de ello desde siempre: se opusieron a la primera reforma de la ley del aborto del año 85, lo llevaron incluso ante el Tribunal Constitucional y votaron en contra las dos veces que se llevó a votación, se opusieron a la ley de interrupción voluntaria del embarazo en el año 2010, cuando entraron por la puerta de Moncloa intentaron con Alberto Ruíz Gallardón negar un derecho fundamental de las mujeres como es el de decidir sobre la sexualidad sobre nuestros propios cuerpos.


Estos discursos, que tienen portavoces diferentes, ahora hay otro partido político por ahí que al final no deja de salir del propio PP, el señor Abascal llevaba militando el Partido Popular toda la vida, no deja de ser el mismo producto pero con otro embalaje. Siempre estuvieron ahí y siempre van a estar ahí. Lo importante, y además así lo consiguió en los últimos años el movimiento feminista, es ser mayoritario. Porque hablamos de derechos humanos. Y cualquier fuerza, ya sea una institución como la Iglesia, que siempre se mostró contraria al movimiento, o de grupúsculos como los que tienen por ahí un autobús, o partidos políticos reaccionarios…nosotras estamos ahí para hacerles frente, para pararles los pies y para seguir defendiendo los derechos humanos que corresponden al conjunto de la población, y que se les niega a la mitad de la misma. Nos van a tener en frente siempre. Fuimos capaces de frenar esa reforma de la ley del aborto impulsada por el PP hasta el punto de que Gallarón tuvo que dimitir. Eso demuestra el poder del feminismo, que es un movimiento fuerte y que no va a permitir que esos discursos pongan en riesgo los derechos que tanto nos costó conseguir. Lo que tenemos que hacer como sociedad es seguir avanzando hacia la igualdad social.


¿Se usa el feminismo con fines de marketing político?

Hay intentos. Lo pudimos ver estos días en los que alguna organización política lanzaba un decálogo de ‘Feminismo liberal’ que…bueno, creo que hay gente que no se ha leído un libro en su vida y no sabe ni de lo que está hablando. ¿Existe un interés por apropiarse de este movimiento? Creo que sí. Pero también el movimiento feminista, sobre todo el gallego, hablo siempre en clave gallega, creo que el manifiesto que lanzó ‘Galegas8M’o la Marcha Mundial de las Mujeres con motivo de esto 8 de marzo deja bastante claro que tenemos unos objetivo políticos muy concretos y no nos dejamos engañar por estos discurso electoralistas que pretenden subirse al carro, pero que luego promueven en paralelo iniciativas que van contra los derechos de las mujeres, como la gestación subrogada. Ciudadanos es el ejemplo más palmario de esto. Creo que hay una voluntad electoralista en todo esto pero las mujeres no somos tontas y tenemos claro quién está a favor de los derechos de las mujeres y quien pretende gobernar en contra de nosotras.

Inés Arrimadas demuestra una ignorancia absoluta y no saber de lo que habla

Menciona este decálogo. ¿Qué puede decir de este ‘Feminismo liberal’ que plantea Ciudadanos? Ese que contiene puntos como “nunca habrá igualdad sin libertad”, “el feminismo es necesario en España y en Europa” o ataques al lenguaje inclusivo y defendiendo los vientres de alquiler, algo a lo que usted ya hizo pública su postura.

Insisto, creo que es gente que no se leyó un libro en su vida y que no tiene ni idea de lo que habla. Lo que intentan es coger un concepto como el feminismo e intentar envolverlo de una ideología contraria a los derechos de la mujer. Ya el término ‘Liberal’ y el modelo social, político y económico que defiende el liberalismo van en contra de los derechos de las mujeres y está en la base de esa discriminación que nosotras venimos denunciando. Creo que el ejemplo más claro es precisamente la idea de legalizar los vientres de alquiler, convirtiendo a las mujeres en jarrones, en incubadoras para otros, afectando a las mujeres más empobrecidas y reduciendo a las mujeres únicamente a su capacidad reproductiva. Escuchando a Inés Arrimadas en los medios lo que creo que demuestra es una ignorancia absoluta y que no sabe de lo que habla.


Uno de los principales motivos de la huelga del día 8, tal vez el principal, es la violencia machista. ¿Qué puede decir sobre las palabras de Casado refiriéndose a los maltratadores como “esas personas que no se están portando bien”?

Volvimos a escucharle hablar de violencia doméstica, cuando costó muchísimo ponerle el nombre que realmente debe tener esta violencia ejercida contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Simone de Beauvoir siempre decía, y así lo dejó por escrito, que bastará cualquier crisis política o religiosa o económica para poner en cuestión los derechos de las mujeres.


Es lo que estamos viendo ahora. El PP, con esa hipocresía del lazo en la solapa una vez al año, se intentó hacer pasar por una organización defensora de los derechos de las mujeres ahora saca su verdadera cara, que es la de la negación de la violencia que se ejerce contra las mujeres a pesar de las cifras. ¡Van ya más de mil mujeres asesinadas en España en la última década, más que las víctimas de ETA durante más de 40 años! En nuestro país se denuncian aproximadamente 17 casos de violencia machista diarios…Intentar ocultar esa realidad, confundirla o negarla es inadmisible, y a lo que no estamos dispuestas es a volver diez años atrás, y Casado a lo que viene es a devolver al PP a donde estuvo siempre, que no es del lado de los derechos de las mujeres.



¿Va a acudir a la huelga del día 8?

Efectivamente.


¿Y qué llamamiento hace a las mujeres que se plantean ir o no a la huelga, ya sea por motivos ideológicos o personales?

Les pido que la secunden. Es un derecho que tienen y no tienen que pedirle permiso a nadie. Es un derecho ir a la huelga del 8M. Estamos ante una oportunidad histórica de demostrar que sin nosotras el mundo no funciona, que la mitad de la población tiene que ver garantizados sus derechos fundamentales que en pleno S.XXI nos están negando. Y tenemos la oportunidad de coger ese impulso para reivindicar la tan necesaria ‘Agenda feminista gallega’, con cambios estructurales en términos económicos, sociales y políticos para construir una Galicia feminista que se merece el conjunto de la población, no solo las mujeres. 


Galiciapress pubicará proxiamete la segunda parte de la entrevista a Olalla Rodil, donde la diputada responderá a cuestiones con vistasa las elecciones de abril y mayo. 

relacionada Casi 10.000 gallegas se manifiestan por los derechos de las mujeres
relacionada Xunta garantiza el "refuerzo" de la educación sexual de los jóvenes tras denunciar BNG y En Marea su "escasez"
relacionada 'Dora, la desbrozadora', protagoniza la campaña por el 8M del Ayuntamiento de Pontevedra
relacionada Galicia tardará seis siglos en superar la desigualdad de la brecha salarial

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress