​Griezmann puede provocar un efecto dominó en Balaidos

|

La salida del galo del Atlético de Madrid puede hacer peligrar la continuidad tanto de Iago Aspas como de Maxi Gómez en el Celta de Vigo.


Aspas y iago

Iago Aspas y Maxi Gómez | Foto: RC Celta


El anuncio de Antoine Griezmann despidiéndose del Atlético de Madrid ha hecho tambalear los cimientos de media liga. El francés dejará el Wanda Metropolitano previo pago de 120 millones de euros, lo que supondrá una venta record en las arcas del club colchonero. El campeón del mundo dejará un vacío difícil de llenar en el esquema de Simeone, un técnico especialmente selecto a la hora de recluta soldados con los que ir a la guerra. Sin embargo, el montante que dejará el galo en las cuentas rojiblancas permite un gran margen de maniobra, lo que deja entrever un verano agitado en las oficinas del Atleti. Una agitación que hace peligrar la continuidad de las dos estrellas del Celta de Vigo: Iago Aspas y Maxi Gómez.


OBSESIÓN POR ASPAS

Hace un año, cuando todo parecía indicar que Griezmann dejaría el Atleti, la situación era la misma, y ‘El Cholo’, que nunca ha escatimado elogios hacia Iago Aspas, puso sus ojos en Vigo. El de Moaña, que ya fue sondeado en el pasado por la cúpula atlética, además de por Barcelona y Real Madrid, podría abandonar Balaidos si alguien paga su clausula, pues pretendientes con proyectos ilusionantes y sueldos mejores que el que percibe en la ría de Vigo no le faltan. El Celta, sin embargo, nunca aceptará negociar por su estrella, salvo si este se pone en rebeldía, algo bastante improbable.


Con todo, Aspas sabe el frío que hace lejos de Galicia, y las veces que visitó una elástica que no fuese la celeste, durante dos años en los que alternó Liverpool y Sevilla antes de volver a casa, no fue capaz de dar el rendimiento al que tiene acostumbrado a la afición celtiña. A sus 31 años (32 el 1 de agosto), es difícil pensar que Aspas asuma el reto de dejar el Celta después de sus experiencias anteriores y haber renovado recientemente por el club de su vida hasta 2023.


Por otro lado, todo eso ocurrió antes de que Aspas se convirtiese en un jugador internacional, con una participación en una Copa del Mundo a sus espaldas, líder en el vestuario del Celta y con cifras goleadoras y de incidencia en su equipo que rivalizan con las de Leo Messi. El paso al frente que ha dado Iago Aspas en las últimas temporadas y la decepcionante temporada del Celta, de la que solo se puede rascar la lección de fútbol y amor por los colores del canterano cada vez que las lesiones le permitieron saltar al verde, puede haber despertado el hambre del gallego, que buscaría títulos lejos del hogar antes de que empiece el declive de su rendimiento.


MAXI GÓMEZ SÍ PUEDE SALIR

Distinto caso el de Maxí Gómez. El charrúa sí abandonará Vigo este verano en busca de nuevos retos. Los cantos de sirena que le llegaron desde Inglaterra suponen que el uruguayo desembarcará en la Premier League, pero una llamada de Simeone podría cancelar el viaje. El técnico argentino ve en Maxi, como en Aspas, a un jugador que se adapta a su estilo, que precisa de atacantes sacrificados y que peleen cada pelota, además de tener mucho gol.


Maxi, en todo caso, no desembarcaría en Madrid para cubrir a Griezmann, sino a Diego Costa, que parece tener los días contados en el Atleti. El hispano brasileño ha estado lejos del rendimiento que dio en su primera etapa como rojiblanco y le buscan acomodo en otro club. El Napoles parece ser su próximo destino. La salida del nueve, junto con las de Griezmann, Godin, Lucas y ventas menores como Vietto, Mensah o incluso Gelson, podrían dejar en caja más de 200 millones de euros.


Por contra, Maxi Gómez tiene mucha competencia en el ataque rojiblanco. Además de Morata, el de Paysandú se enfrenta a los argentinos Icardi y Dybala, además de su compatriota Cavani, todos ellos en la agenda del Atlético de Madrid y con más cartel que Maxi, aunque las operaciones serían significativamente más difíciles y caras, lo que supone un punto a favor para el jugador celtiña.


Como con Aspas, la entidad oívica solo valora dejarlo ir si alguien pone encima de la mesa la clausula del jugador. Nadie en Vigo se plantea perder a las dos piezas, y mucho menos pensar en un Celta sin Iago Aspas. Pero el fútbol, y más en verano, es imprevisible. Poderoso caballero

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress