Acuerdo entre gitanos gallegos y zamoranos para evita la prisión a los cinco condenados

|

Sinaí Giménez y su hermana, con cuatro y tres años de cárcel por otros tantos delitos, respectivamente, tendrán que pasar cinco años sin delinquir para que la pena siga en suspenso.


Sinaí Giménez, junto a su madre (con pañuelo verde)Sinaí Giménez, en el centro de la imagen


La multitudinaria reyerta en el mercadillo de Cangas ocurrida en octubre de 2015 entre feriantes zamoranos y gallegos del clan de los 'Morones' no ha llegado a someterse a juicio porque las partes han alcanzado un acuerdo con la Fiscalía que reduce a cinco las personas condenadas, de los doce acusados iniciales.


A tres de ellas, del grupo de los zamoranos, se les ha aplicado un año de prisión a cada una por un delito de lesiones, mientras que las penas más elevadas han sido para Sinaí Giménez Jiménez y su hermana María Consuelo, con cuatro y tres años de prisión por otros tantos delitos de lesiones, si bien ninguno de los condenados llegará a entrar en prisión.

Después de que los abogados permaneciesen toda la mañana negociando los términos del acuerdo, que ha sido ratificado en la sala del Juzgado de lo Penal número 2 de Pontevedra, Sinaí Giménez ha sido recibido en el exterior del Edificio Judicial de A Parda con aplausos y vítores por una parte del medio centenar de Morones que desde primera hora le han testimoniado su apoyo.

"Acepto las condiciones de los arregladores y los ancianos", ha explicado, en alusión al visto bueno por parte de los líderes familiares sobre las condiciones planteadas por los representantes legales. "Lo interesante es que nadie va a prisión y eso calma la situación", ha añadido, en tanto ninguna de las partes reclamará "nada, y cada uno a su casa".

En este sentido, el abogado del clan de los Morones, Mario Sánchez, ha precisado que "este acuerdo ha tenido el objetivo de intentar llegar a una paz entre las partes de una vez por todas; que se logre o no ya es otra cuestión, pero es una primera piedra". Así, ha destacado que no todos los acusados han resultado condenados y que la suspensión de las penas "es un buen resultado". Para ello, ha reconocido que "se ha cambiado" el escrito de acusación porque en el primero "los hechos no eran exactamente como se había considerado".

Por su parte, el representante legal de los zamoranos, Alfredo Iglesias, ha señalado que el acuerdo responde a una "situación compleja" motivada por los "altibajos" en la instrucción del caso y diversos cambios en la asignación de abogados y procuradores: "Solo quedaba abordarla para resolver de forma breve y mínimamente satisfactoria para todos en vez de alargarla en sede judicial, que no sabemos cómo se iba a solventar para los zamoranos", ha explicado.

Iglesias también ha confiado en que la solución a este litigio sea un "punto de inflexión entre la familia Giménez Jiménez y los que no forman parte de su círculo familiar y comercial", en alusión a los zamoranos, a quienes ha calificado como "familias pacíficas sometidas durante años a ciertas presiones" por parte de los Morones.

"Satisfechos vamos, no todo lo que nos gustaría", ha añadido, argumentando que lo importante ha sido "que triunfe la justicia, aunque sea con minúsculas, para poner un poco de sosiego y paz a esta situación", teniendo en cuenta que el último episodio en el largo desencuentro entre ambos sectores ha sido un reciente tiroteo en O Porriño donde dos jóvenes zamoranos han resultado heridos, seguido de una denuncia por parte de los Morones sobre un supuesto ataque con armas de fuego a su casa en Tomiño.


ACUERDO

De los siete acusados pertenecientes al grupo de los zamoranos, solo tres han sido condenados: Enrique L. S., Javier R. G. y José Luis J. E. han aceptado un año de prisión cada uno por un delito de lesiones. Ninguno de ellos tendrá que entrar en prisión si durante dos años no vuelven a delinquir.

Tampoco ingresarán en la cárcel Sinaí Giménez Jiménez ni su hermana María Consuelo. Esta última ha asumido tres delitos de lesiones, penados con un año de prisión cada uno, mientras que su hermano ha sido condenado a cuatro años de prisión por otros tantos delitos de lesiones. En ambos casos, la suspensión en la ejecución de las condenas ha quedado condicionada a que ninguno de los dos vuelva a delinquir en un período de cinco años.

Los otros tres acusados pertenecientes al clan de los Morones -uno de los cuales, Rafael Fernández Gómez, no se presentó al juicio- han sido absueltos, al igual que otros cuatro personas del sector de los zamoranos, que también han sido eximidas.


DISPOSITIVO 

Un fuerte dispositivo policial ha custodiado el Edificio Judicial de A Parda con motivo de este juicio, acompañado de una amplia cobertura mediática: "No sé el por qué de tanta alteración", ha explicado Sinaí Giménez antes de acceder al recinto. "Sinaí Giménez no es ningún delincuente, no tiene antecedentes y no pegó a nadie", había asegurado antes de enfrentarse a la vista que finalmente no llegó a celebrarse.

Así, antes de aceptar la condena por cuatro delitos de lesiones, había afirmado que una investigación "no quiere decir que sea cierta" y, amparándose en la Constitución Española, ha advertido a los medios de comunicación que "no hagan juicios paralelos".

También había acusado a los zamoranos de querer "quedarse con todos los puestos del mercadillo" en perjuicio de los gitanos gallegos, apelando a su "derecho a un puesto de trabajo". Sobre la pelea en Cangas, ha afirmado que estuvo "todo muy coordinado" por parte de los zamoranos frente a una minoría de feriantes gallegos. "¿Por qué no lo hicieron en Redondela, que tuvieron que salir escoltados? Porque estamos al 50 por ciento y cuerpo a cuerpo no pueden con los gitanos gallegos", ha añadido Sinaí Giménez.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress