El president Quim Torra va a Madrid y "triunfa"

Carmen P. Flores

El presidente Torra se ha ido a Madrid a dar una conferencia pensando que la demanda de asistencia a la misma dejaría a un buen número de personas en la calle, esperando escuchar al gran presidente y estadista catalán.


La realidad ha sido bien distinta; lo han dejado más bien solo, escenificando que no le daban soporte. No les interesaba lo que iba a explicar, conocen su discurso y la estrategia marcada. Nadie quiere salir en la foto con Torra.


Torra


Sus compañeros de Gobierno, los representantes de ERC en Madrid, no acudieron, lo mismo que hizo el PSOE, que no envió a ningún representante y, por supuesto, tampoco hizo acto de presencia ningún ministro de Sánchez.


El president manifestó que tenía ganas de estar en Madrid porque había medios que distorsionaban sus palabras, creando una imagen "errónea" de él.


Tengo la impresión de que Torra tiene mala memoria, de que se olvida de sus declaraciones en TV y radio, donde no hay posibilidad de "manipular" sus palabras, pero ahí están archivadas para recordárselo.


La fecha elegida para el acto -suponemos que ajustada a su agenda- ha sido buena para calentar el ambiente del 11 de setiembre y de "aviso" a sus señorías que tienen que dar la sentencia de los políticos presos. Que diga el presidente de la Generalitat que "no aceptaremos la sentencia y actuaremos en consecuencia" es de una irresponsabilidad impropia de su cargo, ya que no se conoce el contenido de la misma, y el juego de saltarse las leyes cuando a uno no le beneficia dice mucho de quien lo práctica.


Torra ha denunciado la represión del Estado, compara a España con China y sitúa la sentencia como el punto de partida para la independencia. Una postura que no sé si ERC, que comparte Gobierno, estará de acuerdo. ¿Tomará unilateralmente la decisión? Sabe que eso no lo puede hacer porque no cuenta con los votos suficientes, a no ser que declare la independencia desde el balcón del Palau de la Generalitat, como se hizo en su día con los resultados que todos conocemos.


En 1962 decía Kennedy, presidente de EE.UU., que "no hay democracia sin respeto al Estado de Derecho". El presidente de la Generalitat está actuando con una irresponsabilidad que raya lo irracional. Además, lo hace en nombre del pueblo de Catalunya, cuando en realidad solo representa a una parte de ella porque, como es manifiesto, a la otra que no sigue los dictados del independentismo la ha dejado tirada en la cuneta sin defenderla. Es un presidente partidista y temerario.


Antes que dar una conferencia en Madrid para decir lo que ha dicho, mejor hubiera sido que se quedará en Catalunya promocionando el ratafía. Ahora bien, si lo que pretendía era "advertir" y tener presencia en los medios, el objetivo lo ha conseguido con creces. Triste triunfo de un presidente que tiene a la mayoría de sus ciudadanos preocupados por la falta de un gobierno que no gobierna y un presidente que se dedica a otras cosas que no son propias de su cargo. Pero, como decía Freud, "uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice". Eso es lo que sucede.


Artículo original publicado en catalunyapress.es.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress