Rodrigo Corrales: "Dos Europeos seguidos es algo que ni nosotros mismos podíamos imaginar"

|

Ante las Olimpiadas de Tokio 2020, Galiciapress lanza una serie de entrevistas a algunos de los deportistas gallegos que previsiblemente formarán parte de la delegación española para la cita olímpica y paralímpica. Uno de los que más opciones tiene de conseguir medalla es Rodrigo Corrales (Cangas do Morrazo, 1991) portero de la selección española de balonmano. 


Si una clara mañana de verano se encuentra paseando por Cangas y ve que sin una sola nube en el cielo de repente se oscurece el día, no crea estar en presencia de un gigante o un molino, pues lo más seguro es que sea Rodrigo Corrales. El cangués, portero y una de las figuras de la Selección Española de Balonmano, lo tapa todo con sus 2,02m, incluso el sol si se lo propone. Acostumbrado a medirse mano a mano con los mejores fusileros de Europa, Corrales es un hombre sin miedo, suponemos que porque se lo quitaron a base de balonazos.


Corrales psg

Rodrigo Corrales, portero de la selección y el PSG | Foto: PSG.fr


Galiciapress pudo charlar con él mientras prepara el asalto a la Champions, la competición de clubes a la que tiene más ganas. En su último año en el París Saint Germain, Corrales espera despedirse con el gran título de clubes antes de iniciar una nueva etapa en Hungría, donde cubrirá la plaza dejada por Sterbik en la portería del Veszprem. Sobre eso y sobre cómo vivió el Europeo desde dentro hablamos con el portero de la selección española en esta primera parte de la entrevista.


Lo primero de todo: a cinco meses de ir a Tokio, ¿cómo está Rodrigo Corrales? ¿Cómo le está yendo el año? Mejor no pudo empezar parece…

Pues sí, mejor no pudo empezar con este Europeo. Era muy importante para nosotros, aunque un título siempre es una cosa importantísima, ya no solo por el hecho de ganar sino también por la forma, con el equipo que tenemos, con el juego que mostramos y la manera casi perfecta de conseguirlo porque solo empatamos un partido y no perdimos ninguno. En una competición así eso es muy complicado. Pero ahora toca estar de nuevo en el trabajo con el equipo, ya llevamos varios partidos y ahora pensando en el club, con el que tenemos unos objetivos todavía muy buenos que cumplir con la liga, donde vamos primeros, las copas en Francia y, obviamente, la Liga de Campeones. Ahora la vida es de club, pero cuando toque pensaremos en la selección. 


Este año cierras un ciclo muy exitoso en París para iniciar una nueva etapa en Hungría. A lo mejor llegas allí con una Champions… ¿Qué te ha llevado a dar ese paso?

Hablamos de que el PSG es uno de los mejores equipos de la actualidad y el Veszprem también, de modo que al final hablamos de un nivel deportivo muy parejo con ambición de ganar todo y estar lo más arriba posible,  con proyectos muy interesantes y grandes jugadores. Lo que pasa es que tenía una oferta de cuatro años en la que el Veszprem me mostró mucha confianza en su proyecto y siendo una pieza muy importante allí. Obviamente tenía la posibilidad de quedarme o de irme a otros equipos pero me decanté por Hungría también por la confianza del entrenador, David Davis, y a partir de ahí muy contento de formar parte también del futuro de uno de los equipos más históricos de Europa y con grandes objetivos. 


Pero de momento sigo en París. Las cosas están yendo bien y es un equipo al que guardo mucho cariño, donde crecí muchísimo y gané muchas cosas y espero cerrar el año con una Champions que tenemos marcada pero que es muy muy complicada.


LA SOMBRA DE STERBIK ES ALARGADA 

Previsiblemente vas a ocupar el hueco de Sterbik. Un hueco muy grande, ¿no?

Sí, una de las cosas que me influenció fue una llamada de Arpad el año pasado donde me dijo que iba a dejar el balonmano y que le gustaría mucho que fuese mi entrenador y para mi eso también era muy importante. La carrera de Arpad es inmensa, casi incomparable, porque hablamos de uno de los mejores porteros de la historia y para mí es muy positivo que vaya a ser mi entrenador y yo lo que intentaré es hacer mi trabajo, las mismas cosas que estoy haciendo en París y ayudar al equipo. Pero hablar de sustituir a Sterbik es muy complicado, aunque debo hacer mi camino y después ya veremos.


Sterbik

Arpad Sterbik resultó decisivo pra el fichaje de Corrales


Pero esto lo que habla es un poco de tu estatus en el mundo del balonmano: no vas a sustituir a cualquiera, no llegas de cualquier equipo…Pone en consideración lo que es Rodrigo Corrales en este deporte.

La verdad es que llevo años jugando en la Liga de Campeones, a un nivel muy alto, y es algo que cuesta mucho y de la que me siento orgulloso. Y es una responsabilidad muy grande, porque del mismo modo que juego en París para un equipo con una ambición tremenda ir a Hungría a un histórico del balonmano y ser el elegido para cubrir a Arpad me hace estar muy feliz,  porque si bien es una responsabilidad también es un orgullo. Hablamos de grandes equipos y supone un reconocimiento al trabajo y la trayectoria que estoy haciendo.


Por otro lado llevo años jugando fuera de casa, ya pasé por Polonia, ahora en Francia, y pronto en Hungría. Me gustan mucho los retos y probarme para ver como estoy en otros equipos y ciudades. Eso me gusta mucho y la verdad es que estoy bien considerado, y es importante, pero como jugador a todo el mundo le gusta que le reconozcan su trabajo y este tipo de cosas te animan a seguir trabajando más, a entrenar más y a demostrar siempre tu mejor nivel y mostrar buena cara para que sigan diciendo estas cosas.


DOS EUROPEOS "INIMAGINABLES"

España viene de retener el campeonato de Europa. Dos oros consecutivos y cuatro podios en las últimas cuatro citas. ¿Es el mejor momento de la selección en su historia?

A nivel de resultados es algo que no se había dado, porque dos Europeos seguidos, siendo el primero en 2018.... Dos veces seguidas era algo que ni nosotros mismos podíamos imaginar. Es algo muy complicado porque una cosa es la competición con el club, donde hay más tiempo para entrenar, para prepararse y preparar los partidos. 



El Europeo es muy intenso, con menos tiempo y creo que en este Europeo hubo muy buena gestión repartiendo minutos y con jugadores llegando bien a los partidos importantes. Siempre hay factores y un puntito físico para llegar bien es muy importante y obviamente que nuestros jugadores tienen un nivel de juego y entendimiento muy bueno y llegaron a los partidos importantes en buenas condiciones. Además hicimos una buena fase de clasificación que nos permitió ir cogiendo confianza a lo largo del campeonato.


Siempre has dicho que aunque pueda haber selecciones con más talento, es el colectivo el que se impone sobre el individual.

Una calidad increíble, pero la fuerza es el colectivo. Grandes jugadores de nuestra selección como Raúl Entrerríos, Sarmiento, Aguinagalde…están por encima de los 35 años. Es muy complicado que con esa edad jueguen en este Europeo, con nueve partidos en 17 días y tres partidos de preparación, lo que supone casi la primera vuelta de un equipo ASOBAL. Ahí la gestión de los minutos fue bastante importante y muchas veces en campeonatos tan intensos es fundamental el estado de ánimo: empezar bien, encadenar resultados positivos y luego ya crecer como equipo.


Por eso digo que es aventurado decir si llegamos en el mejor momento, porque cuando llegue el momento de los Juegos veremos cómo llegamos, en qué dinámica estamos dentro de la competición que es totalmente diferente,  porque ahí ya son solo catorce los jugadores que pueden participar y para nosotros no es tan interesante porque no podremos repartir tantos minutos. Es otro campeonato, porque hay selecciones que por nivel físico y que por jugadores individualmente pueden estar un poco por encima de nosotros y seguro que tienen mucho que decir, pero nosotros seguimos con lo mismo que hicimos hasta ahora, preparándonos de la mejor manera posible y, obviamente, aspirar a todo porque para eso entrenamos y tenemos gente con ambición. 

Es aventurado decir si llegamos en el mejor momento; cuando llegue el momento de los Juegos veremos cómo llegamos 


No queremos ir de paseo pero somos conscientes y respetuosos con todos los rivales, algo que hicimos bien en este Europeo, donde selecciones quedaron fuera del torneo muy pronto y nosotros tratamos con el mismo respeto a todos desde el primer partido contra Letonia hasta la final con Croacia, cogiendo confianza para ganar bien los partidos.  


Tú mismo que creciste viendo a Entrerríos, o a Cañellas o a Aguinagalde. Puede ser la última oportunidad de muchos de ellos. Tú eres joven y tal vez tengas otros Juegos  pero, ¿cómo es compartir vestuario con verdaderas leyendas de este deporte?

Sí se nota que muchos de ellos, sin querer decidir yo su futuro y por lo que se lee y se dice, se plantean dejar la selección o incluso la profesión, por lo que se respira un ambiente de que para algunos será la última oportunidad. Ya en el Europeo algunos ya pensaban que podía ser la última oportunidad de estar en una competición así y tener el premio mayor que era el billete a Tokio. Por eso la gente se vació, porque a lo mejor no hay más oportunidades y provocó que se viviese todo de forma más intensa. La gente se quiere despedir bien y, del mismo modo que nosotros aportamos ilusión porque son cosas nuevas y queremos estar ahí y disfrutar estos momentos, ellos tienen la experiencia pero comparten la ilusión por el hecho de que tal vez sean los últimos, y eso se nota.


Balonmano campeones

España conquistó en enero el Europeo y logró el billete a Tokio


Compartir el vestuario con gente así no deja de ser un motivo de orgullo porque son referentes en el balonmano a nivel nacional y nosotros crecimos viéndolos por la tele. Llegar hasta aquí, compartir, vivir casi un mes juntos y ganar con ellos es algo que hace años ni imaginabas y ahora resulta increíble. A nivel personal son grandísimas personas, en la selección hay un grupo fantástico de verdad y si cabe hace más ilusión todavía  ver que leyendas así sean personas tan normales y corrientes. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress