​Las leyes de Jácome para fusionar los equipos de la ciudad si lo aprueban los socios: “Si no quieren no pasa nada, pero que no pidan cuartos”

|

El alcalde de Ourense afirma que si la fusión no se lleva a cabo los dos clubes se pueden despedir de las ayudas económicas que llegan desde el Gobierno municipal.


Las condiciones de la fusión se realizarán, si es aprobada por la masa social de la Unión Deportiva, en dos supuestos: uno en el que los dos equipos permanecerán el año que viene en Tercera División; otro en el que el Ourense CF logra el ascenso a Segunda B este julio.


Jácome


Democracia Ourensana hizo público hoy su decálogo donde recoge la propuesta del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, para la fusión de los dos mayores clubes de fútbol de la ciudad: Ourense CF y UD Ourense.


En este escenario, la Unión Deportiva sería “el club canalizador y protagonista para liderar la fusión”. Sin embargo, la propuesta es aunar las dos entidades bajo el nombre del desaparecido CD Ourense con los colores rojo y azul en la primera equipación del equipo, mientras que el blanco y el negro predominarían en la segunda.


Otro cambio significativo sería la transformación de la UD Ourense en Sociedad Anónima Deportiva “pasando el control a un ente de titularidad municipal, de modo que el club sea patrimonio de todos los ourensanos”, y no de sus socios como hasta ahora. “Se obtendrá apoyo económico mediante sponsors privados para la UD Ourense durante la temporada 2020-21, con el fin de intentar conseguir el ascenso de categoría en un año clave debido a la nueva reestructuración del fútbol español”, subraya el comunicado, en pro de luchar por alcanzar “un profesionalismo rentable que genere ingresos, puestos de trabajo y aporte visibilidad del nombre de la ciudad de Ourense”.


El Ourense CF no se fusionará con la UD Ourense hasta que la deuda de aquel sea cero. Durante ese proceso y dado que el Ourense Club de Fútbol tiene varios jugadores profesionales tanto en su plantilla como en clubes de superior categoría, el Ourense CF cederá a la UD Ourense todos aquellos jugadores que considere necesarios para el nuevo proyecto, siempre y cuando dichos futbolistas no tengan oferta de superior categoría”, refleja la propuesta, que también propone reuniones periódicas entre las dos directivas coordinadas por una persona designada por el Gobierno local.



La propuesta también contempla primar “el interés social y de ocio-salud en el nuevo proyecto, apostando por fortalecer la base deportiva del Concello a través del nuevo club” y la construcción de una ciudad “multideportiva” con el fin de dotar de mejores infraestructuras a la ciudad “así como la remodelación del estadio de O Couto como lugar deportivo y de eventos varios”. El fútbol femenino también podría ganar peso en este futuro y se perseguirá “unificar también los clubes de División de Honor de fútbol sala y se potenciará la base de éste”.


Todo esto solo se contempla en caso de que los dos clubes permanezcan en la misma categoría, ya que en el supuesto de un ascenso del Ourense CF este julio, cuando disputará el playoff de ascenso a Segunda División B, las condiciones variarán: “En caso de que el Ourense CF ascendiese en julio de 2020, la canalización de la fusión y proyectos municipales descritos serían a la inversa, es decir, sería a través de la SAD de este club; club que el Concello compraría por el precio simbólico de 1 €, que tendría control de titularidad municipal y cuyo pasivo, total parcial, nunca sería asumido por las arcas públicas sino por fondos privados”. La propuesta deberá aprobarse, como fecha límite, el 10 de julio.


FUSIÓN O TINIEBLAS

Jácome ya reconoció que por su cabeza solo pasa la fusión. De lo contrario, los dos clubes se pueden ir olvidando de las subvenciones municipales, de las que dependen en gran medida, sobre todo a la vista de las deudas que acarrean, especialmente el Ourense CF, con unos números rojos superiores al medio millón de euros. El Gobierno municipal está dispuesto a asumir la mitad de la deuda del Ourense CF. Mientras, en el otro lado, Manuel Cabaleiro, uno de los fundadores de la UD Ourense, reconoció que la deuda de la entidad es superior a la que condenó al CD Ourense a la desaparición.


Con todo, el futuro todavía parece un poco difuso por la postura de algunos socios, contrarios a la fusión de las dos entidades. Ninguno quiere perder su identidad y desde la UD temen que esta alianza signifique también dejar de lado los valores que motivaron la fundación del club. “Si los socios dicen que no quieren ingerencias políticas no pasa nada, pero que no vengan después a pedir cuartos”, amenazó Jácome, antes de añadir que un voto en contra de la fusión podría “condenar al club a la desaparición o al ostracismo total”.



“Fuera de este paraguas va a hacer mucho frío. ¿Qué no queréis eso? No pasa nada. Seguid como queráis. Pero no habrá ni un euro para el fútbol pseudocompetitivo que quieren”, advirtió el regidor.  



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress