​La última bronca de Torra

Manuel Fernando González Iglesias

No va a ser posible el sosiego en Catalunya de aquí a que se celebren las nuevas elecciones allá por Febrero o Marzo del año 2021. La condena a Torra va a servir de excusa para que el ánimo político se altere, y los viejos rictus de odio y supremacismo adornen las intervenciones políticas y nos muestren la Catalunya real, que no es otra que la de un país divido en dos y tal vez, gracias a la lucha por el poder en la Plaça de Sant Jaume, en varios trozos más de territorio estelado.

La defenestración judicial de Torra, no por previsible, ha sido menos llamativa. El antiguo activista se ha ido echándole veneno al agua del consenso necesario para poder no salir de la ruina económica en la que estamos metidos, porque ello favorece electoralmente a su Señor, ahora en Bruselas, que necesita, todavía más tiempo para conseguir salirse con la suya que es superar a una Esquerra Republicana que ya toca “casi el poder”, si no fuera porque el nuevo mártir del procés va a alargar su duelo todo lo que pueda para evitar que Junqueras y los suyos abran de par en par las ventanas a un acuerdo presupuestario que les permita que las cuentas del país tengan la utilidad que ahora se les niega porque Sánchez no ha conseguido todavía aprobar las suyas. Falta casch, y eso solo se consigue olvidándose de Montoro para darle un beso de amor a la Montero Ministra de las Haciendasreales y conseguir un sustancioso bocado de los dineros de Europa.



El president de la Generalitat, Quim Torra




A la mayoría de los catalanes no nos gusta la sentencia del Supremo, por lo que tiene de exagerada, pero lo cierto es que, como al inhabilitado President se le metió entre ceja y ceja declararse culpable ante el Tribunal que le juzgó, por un asunto que ni tiene que ver con la libertad de expresión, ni mucho menos con el sentido común político, así ha medio acabado: sin cargo y con ganas de montar bronca, la última bronca invocando a los electores que nunca le eligieron para que se peleen, a partir de ahora contra el Estado represor que como todo el mundo sabe es la bicha de todos los males que padecemos y así de esta de forma tan singular como valerosa hacerse notar en los libros de historia. Lástima que no viva Jaume Vicens Vives para contarlo.


Paul Valery poeta y ensayista francés afirmaba que “Lo que ha sido creído por todos, siempre y en y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso”. Y esta verdad a medias, podría ser la gran herencia ideológica que deja Torra a los suyos de cara al futuro de las relaciones con la tan odiada España. Veremos pronto si el duelo al sol entre Junts y ERC deja a alguien vivo políticamente tras semejante planteamiento. A lo mejor, para sorpresa de los CDR, los constitucionalistas son los mejores aliados electorales de sus enemigos independentistas y con su desidia y hartazgo no van el día de urnas  a votar .Al ritmo en el que se les ve y con Iceta como líder de la oposición es más que posible, aunque eso todavía no podemos saberlo 



Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress