Feijóo abre la puerta a un toque de queda en algunos lugares de Galicia pero pide claridad al Estado

|

Mientras la enfermedad parece avanzar de forma clara en el conjunto de Galicia, Feijóo valora posibles nuevas medidas con el fin de tratar de cortar los contagios.


El presidente de la Xunta  constata que los datos epidemiológicos en España "son malos" antes de lamentar que no haya una legislación que permita decisiones "homogéneas" para el cojunto nacional".


El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante la rueda de prensa del Consello de la Xunta celebrado el 1 de octubre de 2020


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha advertido que, antes de pronunciarse sobre si ve oportuno un toque de queda para todo el país, es preciso clarificar cuál sería el alcance de esta medida, es decir, si afectaría solo al cierre en la franja nocturna de actividades económicas o si también se limitaría el derecho de los ciudadanos a salir en la calle. "Si sabemos a qué se refiere, quizás en algunos lugares, en función de la incidencia, sea una buena práctica", ha dicho.

Preguntado al respecto en una rueda de prensa posterior a su reunión con el alcalde de Ferrol, Ángel Mato, el presidente gallego ha agregado que podría ser una opción a estudiar, por ejemplo, si se refiere al cierre nocturno de actividades económicas y de la hostelería, pero ha insistido en la necesidad de que el Gobierno fije unos criterios homogéneos para erradicar la "confusión".


"Y creo que no hay ningún lugar en España donde se esté prohibiendo salir a la calle desde las doce de la noche. Tengo dudas de que una comunidad tenga competencias para hacerlo", ha agregado, en la misma jornada en la que Madrid ha planteado que se estudie la aplicación de esta medida y trascendido que el Gobierno estudia su encaje jurídico.

"¿Toque de queda es impedir que la gente pueda estar en la calle? ¿Es cerrar los establecimientos de todo tipo entre una hora y otra hora en la madrugada? ¿Son las dos cosas a la vez? ¿Hacer eso en los lugares donde la incidencia supere los 500 casos en últimos 14 días? ¿O por el contrario también es hacerlo en aquellos lugares en los que supere los 250 en los últimos 14 días?", se ha preguntado el mandatario gallego.

En esta coyuntura, ha insistido en que hay una "enorme situación de confusión", que no desearía incrementar, por lo que ha reiterado que es preciso aclararlo antes de cualquier pronunciamiento. "Si sabemos qué se entiende por toque de queda, quizás en algunos lugares, en función de la incidencia, sea una buena práctica. Pero primero concretemos el contenido de esta medida y después apliquemos los parámetros", ha instado.


AUSENCIA DE LEGISLACIÓN

En todo caso, Feijóo se ha reafirmado en que España sufre las consecuencias de no tener una legislación "para gestionar" la pandemia, lo que obliga a recurrir a "estados de alarma". Bajo su punto de vista, la falta de una ley orgánica de salud que contemple vías y parámetros homogéneos provoca que cada comunidad actúe de una forma distinta y genera "confusión" en el ciudadano.

"Hay distorsión, coste reputacional e incertidumbre en los actores económicas", ha destacado el presidente gallego, quien ha defendido la actuación del comité clínico en Galicia y que se manejan "30 parámetros" para la toma de decisiones. Al respecto, ha apuntado que en el Consejo Interterritorial del jueves, la Xunta trasladará su opinión y parámetros que, a su modo de ver, deberían ser tenidos en cuenta en todo el país.

En sus declaraciones, Feijóo ha insistido en la necesidad de "protocolizar" los pasos y avanzar en "soluciones adicionales" más allá del estado de alarma. "Todo lo que se hable y se replantee, de entrada, no me parece mal", ha reflexionado, antes de insistir en que la Comunidad actuará con el paso que marque el comité clínico y en que es preciso determinar "qué se entiende por toque de queda".

"Si por toque de queda se entiende reducir o cerrar determinadas actividades económicas o de hostelería durante un tiempo que va desde las once o doce de la noche hasta las seis de la mañana, creo que este tipo de cuestiones en algunas ciudades o lugares sería muy razonable estudiarlas", ha apostillado.


"MALOS DATOS EPIDEMIOLÓGICOS"

En cuanto a la situación general en España, el presidente gallego ha constatado que "los datos epidemiológicos" y de mortalidad "son malos". Pero no solo "ahora", ha agregado, sino "desde que se inició la pandemia".

"No estamos contenieno el virus, no tenemos una legislación para ello y cada servicio autonómico de salud actúa según los parámetros que considera conveniente, por lo que hay una descoordinación evidente y no tenemos una respuesta única. Todo esto no beneficia la situación de nuestro país", ha dicho.

En todo caso, ha matizado que es preciso analizar no solo la incidencia acumulada del virus sino también valorar la tasa de ocupación hospitalaria y en UCI. "Y en esos parámetros España está mejor", ha zanjado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress