​Mackay, Mariño, Diego López y Dani Giménez: los hombres pájaro de Segunda son gallegos

|

Los cuatro guardametas gallegos son protagonistas en sus equipos, que tienen objetivos distintos.


Diego lu00f3pez



Si los guantes de Segunda División hablasen tendrían, indudablemente, acento gallego. Esta temporada los cancerberos bregados en el oeste peninsular son los verdaderos protagonistas del curso en la división de plata del fútbol español, donde muchos equipos miran a Galicia a la hora de confiarle las llaves de su portería al profesional mejor cualificado. En este apartado se erigen veteranos como Diego López o Dani Giménez, expertos en Segunda como Diego Mariño o cancerberos que esperan reengancharse a la categoría como Ian Mackay.


Este último es el arquero que más veces ha intervenido en lo que va temporada. Sus intervenciones han salvado en más de una ocasión al Sabadell, que tiene en el coruñés a su héroe desde que el año pasado su actuación en la tanda de penaltis ante la Cultural Leonesa diese el ascenso a los arlequinados.


53 paradas figuran en el expediente del ex de la Poferradina, Racing de Ferrol o Murcia. Ese medio centenar de paradas lo sitúan como el portero que más ha parado este año, a pesar de que ha recogido el balón de sus redes en 25 ocasiones y su equipo sea de los más goleados, algo que pesa y mucho en el cuadro catalán, que pelea por la permanencia.


No muy lejos de la Nueva Creu Alta, en Cornellá-El Prat, vemos el otro lado de la moneda. En ese opuesto se encuentra Diego López, que solo ha encajado nueve goles y que sostiene a un Espanyol que es el líder de Segunda. Solo Reina, del Mallorca, ha hecho menos viajes al fondo de su portería en las 19 jornadas jugadas. A sus 39 años el de Paradela espera devolver a los periquitos de nuevo a Primera en la que podría ser su última aventura.


Mientras, Diego Mariño es el tercero que más parada ha realizado, con 49. Con cuatro paradas menos que Mackay, el vigués pugna por regresar a Primera División, una categoría en la que varios equipos tienen su nombre apuntado en la lista de deseos. Mariño comanda a un Sporting que luchará hasta el último suspiro por un hueco en playoff, aunque atraviesa una crisis de resultados, además de una crisis sanitaria, con muchas bajas por el coronavirus.


El último en sumarse a la guardia gallega ha sido Dani Giménez, que se incorporó con el curso empezado al Logroñés. Aunque sin ritmo, el también vigués se ha hecho desde el primer momento con la titularidad en Las Gaunas. En su ficha figuran hasta ahora tres derrotas y un empate. Este último lo dejó con muy buen sabor de boca al conseguir arañar un punto al Málaga en su feudo sin encajar ni un solo gol. Con los riojanos espera desquitarse del nefasto año que vivió en Riazor y conseguir una permanencia histórica para un equipo que simboliza lo que persigue Gimenez: el renacer de sus cenizas para convertirse en algo mejor. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress