Dos reclusos de la prisión pontevedresa de A Lama acusados de agredirse mutuamente aseguran que son inocentes

|

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha dejado este jueves visto para sentencia el juicio contra dos internos de la prisión de A Lama por agredirse mutuamente, que se han declarado inocentes por los hechos sucedidos el 6 y el 7 de enero del año 2019.

El fiscal pide para el primero de ellos, de iniciales L.F.T.P., dos meses de multa a razón de ochos euros al día por un delito leve de lesiones, mientras que para el segundo, A.P.C., cuatro años de cárcel por un supuesto delito de lesiones con instrumento peligroso y causar una deformidad física en la víctima, así como el pago de más de 8.100 euros como indemnización.

Los dos acusados se han declarado inocentes y sus abogados han reclamado la libre absolución. Mientras, en sus conclusiones el fiscal ha señalado que a lo largo de la vista oral la prueba de cargo contra el recluso A.P.C. es "sustantiva, sólida, coherente y sostenida", por lo que cree acreditado que el acusado cortó a su compañero en la mejilla con una cuchilla de afeitar provocándole una herida que tuvo que ser suturada con 12 puntos y de la que le queda una cicatriz de siete centímetros.

El día anterior ambos reclusos habían tenido un encontronazo en el que el acusado L.F.T.P., le dio un puñetazo al otro causándole una brecha y una cicatriz en una ceja.

Durante la vista oral L.F.T.P. reconoció que le dio "una colleja" a su compañero cuando se encontraban en las escaleras antes de subir a las celdas porque le debía dinero, y niega que fuese un puñetazo en el ojo izquierdo, como dice el otro preso.

Por su parte, A.P.C. aseguró que él se encontraba en el patio de la cárcel cuando rajaron en la cara a su compañero que estaba en una galería al lado del comedor sentado jugando al parchís con otros internos.

Sin embargo, uno de esos reclusos que jugaba al parchís declaró ante el tribunal que A.P.C. se acercó a ellos y cogió por detrás a L.F.T.P. y que "llevaba una cuchilla en la mano y se la pasó por la cara".

Igualmente los dos funcionarios de prisiones que acudieron al incidente situaron a A.P.C. en el lugar de los hechos, y destacaron "la tranquilidad que tenía" el presunto agresor en esos momentos.

DEJACIÓN DE FUNCIONES
La acusación particular que defiende los intereses de L.F.T.P. pide que sea condenada la administración penitenciaria por "dejación de funciones" ya que, según su criterio, no atendió la obligación de "velar por la vida e integridad" de los internos ya que sólo había un funcionario vigilando el módulo en el momento de la agresión con la cuchilla por eso pide que el Estado asuma la responsabilidad civil indemnizando a su cliente.

Al hacer uso del derecho a la última palabra, el acusado A.P.C. se dirigió al tribunal para afirmar que "este proceso es un cachondeo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress