Apartheid idiomático. Los asturianos de segunda que no hablamos 'NaviaDevago'.

Enrique González Álvarez

Enrique González Álvarez (Quique Roxíos) y Miguel Ángel Pérez Suárez  son miembros de la ejecutiva de Axuntar, Asociación prá normalización del galego de Asturias.

Enrique González Álvarez, coñecido literariamente como Quique Roxíos,  (Boal en 1964), es licenciado en derecho, funcionario de justicia y é escritor asturiano en gallego, labor por la que ha ganado varios premios.

*Artículo escrito en conjunto por Enrique González Álvarez (Quique Roxíos), ye Miguel Ángel Pérez Suárez miembros de la ejecutiva de Axuntar, Asociación prá normalización del galego de Asturias.



No se debe buscar el gallego de Asturias en la RTPA, ni en ningún otro medio, porque no existe. Somos asturianos, pero nuestros hablantes no tienen derecho a ello, aunque paguemos impuestos como todo el mundo.


La Ley 1/1998, de 23 de marzo, sobre el uso y promoción del Bable/Asturiano, en su artículo 2 establece que “se ampliará el régimen de protección, respeto, tutela y desarrollo establecido en esta Ley para el Bable/Asturiano, mediante de especial regulación, al gallego/asturiano en los ámbitos en que tenga el carácter de modalidad lingüística propia.” Esta ley aprobada hace más de veinte años tenía la voluntad de reformar el olvido del Estatuto de Autonomía y como ley que lo desarrolla no hay excusa para no tener una plena igualdad de trato, mediante una regulación especial.


Trazando una línea que se mantiene, el gallego de Asturias ya aparecía detrás del asturiano. De hecho, no se vuelve a mencionar en el resto de la ley salvo en la Disposición Adicional, que dice: “El gallego-asturiano tendrá un trato similar al asturiano en cuanto a protección, respeto, educación, uso y protección en su ámbito territorial.” Ojo: “similar”. Es un apéndice, algo que cuelga ahí en la "esquina", y que nos molesta, que tuvimos que ponerlo para disimular un poco. Les sobra, y le buscan acomodos inadecuados como la Secretaría Lingüística de Navia-Eo, que es un ilógico apéndice de una Academia, la de la Lengua Asturiana, que no debería tener competencias sobre el gallego hablado en Asturias.

 


A nuestro juicio no se respetó el objeto de la ley. Especialmente el artículo 10, que establece que “el Principado de Asturias garantizará la enseñanza del bable/asturiano en todos los niveles y grados, respetando la voluntariedad de su aprendizaje”. La realidad es que miles de alumnos dejaron de elegir el asturiano o el gallego -aunque fuera su deseo- porque era eso o una segunda lengua extranjera, como el francés, por ejemplo.


En cuanto al mandato, previsto en el artículo 13, de difundir el asturiano en las emisiones de radio, televisión y otros medios (y sin volver a mencionar el gallego), se ha avanzado poco, pero desde luego no se debe buscar el gallego de Asturias en la RTPA, ni en ningún otro medio, porque no existe. Somos asturianos, pero nuestros hablantes no tienen derecho a ello, aunque paguemos impuestos como todo el mundo.


En cuanto a la toponimia, aunque se ha avanzado mucho, existen numerosos errores en muchas localidades del área de habla gallega, en los que la falta de profesionalidad de los encargados de regular, el desconocimiento, la apuesta por la desgalleganización y la falta de interés de algunos municipios. La pérdida de patrimonio es tal que muchos topónimos están desapareciendo o están mal oficializados. El tiempoes inexorable y, mientras van en contra del idioma, algunos se esfuerzan por minoriza un poco más el gallego.


Recientemente, el Gobierno de Asturias aprobó el Decreto 23/2022, de 22 de abril, por el que se crea y regula la Red de Normalización Lingüística. La resolución se publicó, como siempre, en castellano y asturiano -recordemos que aún no es oficial- y algallego, una vez más, que lo zurzan. Por supuesto no hay traducción para esta lengua tradicional de Asturias a la hora de publicar la norma. Esa ausencia habla por sí sola. Se ve que es menos que no oficial.


El objetivo de este Decreto es  dar carta de naturaleza a la Red de Normalización Lingüística, herramienta ciertamente necesaria pero que utilizan sin vergüenza para atrapar al gallego asturiano en un recinto sin oxígeno ni futuro, limitado a su refugio (y el término es apropiado, porque así nos tratan sus hablantes). Así, esta norma va un paso más allá y sitúa por primera vez en una disposición reglamentaria la invención del “eonaviego”. El decreto dice que se entiende que son lenguas propias o tradicionales de Asturias: la lengua asturiana (el bable/asturiano) y el gallego-asturiano o eonaviego. En el texto legal aparece hasta 8 veces la supuesta equivalencia: “gallego-asturiano o eonaviego”.


Pero lo cierto es que “en su ámbito territorial”, una vez más, sólo se aplica al gallego. No sabemos si es porque -un día- habrá quienes intente oficializar el asturiano en toda Asturias, también donde no se habla… -pero no al revés-. Si en su día introdujeron el término gallego-asturiano, -guión incluido, de manera que quedó muy claro que o era una mezcla entre ambos, o algo que no llegaba a la altura de ninguno de los dos, un habla que no llega a lengua, de segunda división-, hoy intentan seguir extinguiéndolo. Para ello, le rebautizan y repiten hasta la saciedad el término despectivo de eonaviego, para después meter en un cajón el nombre que les sirvió hasta ayer y dejar sólo la nueva glotónimo sin afiliación.


Lo que pretenden desde la Academia de la Lengua Asturiana y desde el Gobierno de Asturias (o desde una parte del ejecutivo y la FSA, eso es algo que sería interesante determinar y cuantificar) es introducir subrepticiamente, por la puerta de atrás , el término inventado, `para que vaya calando en los medios y en la sociedad. Seguimos así con el proceso de formación de opinión pública y manipulación política. 


Cartel promocional del gallego en Asturias en una foto de Axuntar

Cartel promocional del gallego en Asturias en una foto de Axuntar 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE