Solo 1 de los 313 ayuntamientos de Galicia no ha presentado sus números al Tribunal de Cuentas los últimos años


|

Los ayuntamientos están obligados por Ley a dejar que el Tribunal de Cuentas audite sus números. Los municipios deben enviarlas en el ejercicio siguiente al concluído. Es decir, por ejemplo, a lo largo de 2022 deben mandar las de 2021.

 

Con todo, los que violen esta ley se enfrentan a un castigo irrisorio. Como máximo unos 900 euros de multa, que además no paga el alcalde, sino el municipio.

 

Archivo - Sede del Tribunal de Cuentas
Archivo - Sede del Tribunal de Cuentas

 

Así las cosas, no es de extrañar que haya bastantes ediles que pasan de que los contables públicos husmeen en las cuentas de su gestión. En España, según la fundación Civio, hay 567 que no han rendido cuentas de los tres últimos años posibles: 2018, 2019 o 2020. 

 

Una laxitud que en Galicia no se da, salvo alguna excepción muy puntual. 

 

En este  mapa sensible se puede apreciar, en apariencia, que Oza-Cesuras y Cerdedo-Cotobade son los que más incumplen en el país, pero en realidad no es así.  

 

 

 

 

Oza-Cesuras se creó formalmente por un decreto aprobado cuando 2013 ya había comenzado. Por lo tanto, es normal que no haya entregado las cuentas de 2012, cuando no existían, ni las de 2013, ejercicio en el que nació. Aunque, para ser sinceros, bien las podía haber mandado; pues nació bien temprano en el año, un 6 de enero.

 

Algo semejante sucede con Cerdedo-Cotobade.  Se creó por un decreto de septiembre de 2016, por eso solo le ha dado tiempo a enviar las cuentas de  cuatro años completos: 2017, 2018, 2019 y 2020.

 

Quien no tiene excusa, al menos en apariencia, es el Ayuntamiento de Os Blancos, Ourense. El pequeño municipio sigue sin presentar sus cuentas de 2017, según la citada base de datos. ¿Quién gobernaba Os Blancos en 2018, cuando se inclumplió la norma? 

 

Pues el mismo que ahora, José Manuel Castro Blanco, que desde 2014 milita en el Partido Popular (antes se había presentado por otra formación, Alternativa Popular Galega). 

 

Parece que a sus vecinos no les importó que no se rindieran cuentas a los contables públicos, pues en 2015 y 2019 revalidó la mayoría absoluta. En parte porque son conscientes de que Castro recibió el ayuntamiento en una situación peculiar, con el anterior alcalde, también del PP, condenado por robar en las arcas municipales y una plantilla desmesurada y no siempre con el perfil necesario.

 

Por cierto, que en 2017 Os Blancos tampoco envió sus números al Consello de Contas de Galicia, el homólogo autonómico del fiscalizador estatal.  El otro ayuntamiento que ha pasado en los últimos años del Consello es Santa Comba, que no remitió sus cuentas de 2019. 

 

 

 

 

 

 

 

relacionada Podemos pide a Cuentas que fiscalice si hubo "trato de favor" de Feijóo a su hermana en contratos de la Xunta con Eulen
relacionada Cuentas sitúa a la Diputación de Pontevedra a la cabeza del impulso a la administración electrónica en los ayuntamientos

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE