FRINSA

​Profesionales del sector apoyan la tesis de Frinsa: “No puede ser que solo una lata esté contaminada en un lote de más de 3.000”

Galiciapress contacta con profesionales de la industria conservera tras la crisis sanitaria declarada por la Agencia Español de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que ha puesto el foco sobre todo el sector a raíz de los resultados positivos por la toxina botulínica en el análisis de una lata de atún fabricada en la compañía Frinsa del Noroeste. Esta situación pone en riesgo la economía gallega, especialmente la de la comarca de Barbanza, muy dependiente de las conserveras y el marisqueo. 

Frinsa achaca el brote a una mala manipulación por parte de los afectados, ya que el resto del lote está limpio

Solo una de entre las más de 3.400 latas del lote investigado y retirado del mercado por la alerta alimentaria no es apta para el consumo, según informan desde Frinsa del Noroeste. La conservera asegura que es “imposible” que la lata de atún en aceite de girasol en la que se ha encontrado toxina botulínica se pudiese contaminar durante el proceso de fabricación.

​La Xunta analizó dos veces la planta de Frinsa tras el brote pero no detectó anomalías

La Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade realizó un análisis pormenorizado de la empresa proveedora el pasado 13 de agosto después de recibir la alerta por el lote de latas de atún presuntamente contaminado. Los resultados de la inspección a Frinsa del Noroeste y no registraron anomalías en el tratamiento para las conservas después de verificar los controles de producción y los procesos de esterilización.

​¿Qué es el botulismo? Detrás de la toxina botulínica encontrada en una lata de atún gallega

La enfermedad se caracteriza por provocar sequedad bucal, náuseas y vómitos, además de parálisis muscular progresiva, mareos y, en ocasiones, problemas respiratorios.

Alerta sanitaria al encontrar toxina botulínica en una lata de atún de una conservera gallega

La Agencia Español de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha decretado un brote de intoxicación alimentaria causado por toxina botulínica asociado al consumo de conserva de atún en aceite de girasol. Hay cuatro afectados por el brote -tres de ellos ya han sido dados de alta- y los productos de la empresa ya han sido localizados y retirados del mercado. Fuentes de Frinsa explican a Galiciapress que estudian la posibilidad de que, una vez adquirido el atún, este pudiera haberse contaminado por una mala conservación por parte de los consumidores. 

O Premio de Investigación Oncolóxica Ramiro Carregal - Fundación La Rosaleda chega á súa quinta edición

Dotado con 15.000 euros, o Premio naceu co obxectivo de apoiar o esforzo e a traxectoria científica na área da investigación oncolóxica


Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress