El alcalde Martínez en el pleno: "No me voy, avise a la Guardia Civil"

|

Manuel Martínez sigue poniendo en jaque a la Diputación de Lugo y a su ex-partido. Hoy confirma que se presentará como independiente a las próximas locales. Antes ha sido expulsado y, posteriormente, desalojado del salón de plenos de la Diputación de Lugo tras un nuevo enfrentamiento con el presidente de la institución, el socialista Darío Campos.


Manuel Martínez, expulsado de la Diputación de LugoManuel Martínez en la Deputación


"Que no me voy, avise a la Guardia Civil", así ha increpado el diputado no adscrito al presidente de la Diputación de Lugo, que ordenó su expulsión del pleno provincial por interrumpir el debate cuando se abordaba la relación de puestos de trabajo (RPT) de la institución.

DESALOJADO POR LOS VIGILANTES
En una anterior ocasión, la RPT no obtuvo luz verde al unirse los votos del PP y de Martínez, pero en este caso salió adelante con la abstención de los populares. En todo caso, el diputado díscolo ya había sido expulsado del pleno y, poco después, reapareció en la grada de invitados, de donde fue desalojado por dos miembros de seguridad del Pazo Provincial.

El incidente se produjo en el primer punto del orden del día mientras que el diputado de Personal, Miguel Ángel Sotuela, presentaba la relación de puestos de trabajo. En su intervención, también se refirió al sueldo que Martínez se quiere poner al frente de la sociedad del suelo Suplusa, por una cuantía de 57.000 euros, lo que le valió a Martínez para pedir la palabra por alusiones, pero le fue denegada por el presidente.

"Señor diputado", trataba de terciar Campos, a lo que Martínez se enrocaba en "que no hay problema ninguno para debatir sobre el sueldo de Suplusa". "Todavía no cobro nada", dijo el alcalde de Becerreá, bajo la amenaza de que se tenía que ir "fuera" lanzada por el presidente de la Diputación.

EXPULSIÓN DEL PLENO
De hecho, en numerosas ocasiones, Darío Campos le insistió en que tenía que irse del pleno: "Le avise tres veces, retírese del pleno". "Esto es increíble", replicaba Martínez, para espetar: "No me voy, avise a la Guardia Civil".

Manuel Martínez ya expulsado siguió en su sitio, pero Darío Campos reanudó la sesión que continuó con el alcalde de Becerreá en el hemiciclo. No obstante, le recordó que ya no podía participar en los debates ni en las votaciones.

Finalmente, la relación de puestos de trabajo se aprobó con los votos a favor del gobierno provincial (diez diputados), más dos del BNG y la abstención del grupo mayoritario del PP, con doce diputados. Martínez quiso hacerlo en contra, pero ya no se contabilizó su voto.

SE FUE PERO ENTRÓ A LA GRADA
En este pleno de nuevo no exento de polémica y que volvió a dejar ver la tensión que existe entre el grupo socialista y quien fuera el vicepresidente provincial, Manuel Martínez decidió abandonar por su propio pie el salón de sesiones, pero volvió a subir a la grada.

Previamente al pleno, los socialistas anunciaron que iban a tratar de introducir una moción de urgencia para la disolución de Suplusa, al respecto de lo que el Grupo Popular y Martínez anunciaron que votarían en contra, pero los populares abandonaron durante la sesión también sus puestos.

No obstante, no se pudo abordar porque para debatir una moción por urgencia es necesario contar con la mayoría absoluta de diputados en la sesión, de manera que los populares lograron evitaron con su acción que se sometiese a debate y que saliese aprobada con los votos del PSOE y del BNG (debido a la ausencia de Martínez).

SUPLUSA, MOTIVO DE LA CONFRONTACIÓN
De hecho, los populares acusaron a los socialistas de tratar de "maniobrar" con la expulsión del alcalde de Becerreá con el objetivo de "disolver" Suplusa y que, por eso, decidieron dejar el salón de plenos. "Cada vez salimos más preocupados porque esto era una maniobra para que pudieran tener mayoría suficiente para aprobar la disolución de Suplusa, que es lo que a ellos les preocupaba", subrayó la portavoz del PP provincial, Elena Candia.

Martínez dijo, antes del inicio de la sesión, que el "origen" del problema está en Suplusa y acusó a su exgrupo político de querer "liquidar" esta sociedad desde que él la preside. Por su lado, Darío Campos ha dudado de la "legalidad" de la intención e aprobar un sueldo y un personal eventual para esa entidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress