Mathias Jensen: el hombre que pudo reinar en Balaidos

|

Al talentoso centrocampista danés le faltaron la suerte y las oportunidades que ahora espera encontrar en el Brentford inglés, que deja 5 millones en las arcas celtiñas.


Jensen


Jensen deja el Celta después de una temporada / Foto: La Liga


La de Jensen es una de esas historias de lo que pudo ser y no fue. Una de muchas en Vigo, para desgracia de los incondicionales celestes. Hace menos de un año la ciudad olívica amanecía con la noticia de que el Celta de Vigo había atado a una de las mayores promesas del futbol escandinavo: Mathias Jensen. Sin embargo, en once meses, el centrocampista ha pasado por Balaidos sin pena ni gloria, dejando tras de sí una inmensa ristra de lesiones y apenas unos chispazos de talento que solo dejaron intuir el potencial de este diamante en bruto que ha puesto rumbo a Gran Bretaña.


¿QUIÉN ERA ESE CHICO?

Jensen, ese jovencito rubio que llegó a España con la vitola de ser un fichaje de futuro y que alguna vez vieron los aficionados del Celta por la tele, aunque más de uno se preguntó quién era, es un jugador que en Vigo podría parecerse a Borja Oubiña: con habilidad para esconder y proteger el cuero; con talento para dirigirlo y provocar peligro.


Pero en La Liga el paso de Jensen se reduce a poco más de 200 minutos, divididos en solo seis partidos sin completar ninguno de ellos, donde apenas se pudo ver qué clase de jugador era el danés. Sorprendentemente, este año ha jugado más con la sub-21 de Dinamarca que con el Celta. Con el equipo nacional, donde es capitán, ha disputado el Europeo sub-21, además de tres partidos amistosos este año. Paradójicamente, los aficionados celestes tuvieron más oportunidades de verlo con la ‘dinamita roja’ que con su equipo.


Y es que a Jensen le faltó suerte. Primero con las lesiones, que truncaron su progresión desde el primer día. Una lesión inguinal, con la que llegó al Celta, y una lesión en el muslo, que lo tuvo más de tres meses fuera de los terrenos de juego, le cortaron las alas. Además, la mala temporada del equipo tampoco animó ni a Mohamed primero ni a Cardoso y Escribá después a darle la alternativa a un muchacho de 23 primaveras. Encima, cuando empezó a tener algo de protagonismo, con el técnico luso en el banquillo, llegó el cese del entrenador portugués y la llegada de Fran Escribá, que no aceptó experimentos en su once.


UNA APUESTA FALLIDA; UN BUEN NEGOCIO

Desde que aterrizó en Galicia, su valor de mercado se ha ido devaluando hasta los 2,5 millones actuales, la mitad de lo que valía cuando llegó y el doble por lo que ha salido rumbo al Brentford. Con todo, no se puede decir que Jensen haya sido un mal negocio. Con su venta el Celta recupera la inversión inicial y además tiene la oportunidad de sacar tajada en el futuro, guardándose un porcentaje de un futuro traspaso, por lo que en Balaidos cruzan los dedos para que la rompa en tierras britanicas.


En la Championship buscará relanzar su carrera después de pasar prácticamente un año parado: seis partidos: cero goles; cero asistencias; cero oportunidades de demostrar su valía. En Vigo la extensa nómina de centrocampistas -si bien varios de los que le tapaban están en el disparadero como él, como Hjulsager y Emre Mor, que también dejarán el equipo en breve- le cerraba la puerta. Ahora tendrá que demostrar en Inglaterra todo lo que no pudo demostrar en nuestra liga.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress