​La Xunta amenaza la población del oso pardo mientras participa en seminarios para su conservación

|

El Gobierno de Galicia participa esta semana en un seminario organizado por la USC titulado 'La conservación de grandes carnívoros en áreas de expansión: El caso del oso pardo en la Serra do Courel' semanas después de aprobar un proyecto eólico que pone en riesgo la vida de estos animales en la serra de O Oribio, perteneciente al espacio natural de Ancares-Courel.


Oso pardo


La presencia del oso pardo en Galicia ha crecido en los últimos años


En la Xunta el dicho de que un gallego en medio de una escalera no sabe si subir o bajar se cumple por completo. Y es que el gobierno autonómico mientras da luz verde a un proyecto que pone en riesgo la supervivencia del oso pardo en Galicia trabaja paralelamente en su conservación en la misma zona en la que pretende construir ocho aerogeneradores apoyándose en una Declaración de Impacto Ambiental aprobada hace 14 años durante el gobierno de Manuel Fraga.


El diputado provincial responsable del área de Recursos Sostenibles, Roberto Fernández, y Antonio Callejo Rey, en representación de la Xunta, participan esta semana en un seminario organizado por la USC titulado 'La conservación de grandes carnívoros en áreas de expansión: El caso del oso pardo en la Serra do Courel' que se celebra en la Estación Científica do Courel y que, como la sierra de Oribio, forma parte de la Red Natura 2000.


El seminario versará sobre la recuperación y la conservación de las poblaciones de grandes carnívoros cuando llegan a zonas de expansión en las que estuvieron ausentes desde muchos años antes.  


GRAN VALOR ECOLÓGICO

En el seminario también participará la Fundación Oso Pardo, integrada a su vez en la lataforma ‘Salvemos O Iribio’, que nació para frenar el proyecto eólico que recibió el visto bueno definitivo el pasado agosto con la firma de Ángel Bernardo Tahoces, Director xeral de Enerxía e Minas y que se encuentra inmerso en un proceso judicial por un delito de prevaricación ambiental relacionado con la mina de San Finx en Lousame.


El proyecto eólico, además de comprometer el hábitat del oso pardo después de los indicios que desde 2017 evidencian su regreso y proliferación en la serranía, afecta también a otras especies protegidas, como el águila real o el halcón peregrino, reafirmando así el gran valor ecológico de la zona.


“Esta mítica montaña forma parte de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Ancares-Courel, de la Red Natura 2000 y se sitúa dentro del BIC Camino de Santiago Francés, además de estar incluida en la propuesta de declaración de Reserva de la Biosfera Ribeira Sacra y Serras de Oribio y O Courel", afirmó Lucía Álvarez, representante de ADEGA, también integrada en la plataforma que busca frenar la construcción del parque eólico.

relacionada Un seminario estival de la USC sobre la conservación del oso pardo en O Courel reúne a 25 participantes
relacionada ​La Xunta da por buena una Declaración Ambiental aprobada con Fraga que pone en peligro a varias especies protegidas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress