​Un apagón general y Llull privan al Obra de la remontada (76-83)

|

Los santiagueses fueron a remolque desde el segundo cuarto y estuvieron cerca de llevarse la victoria, pero los errores y el acierto del balear en los últimos compases decantaron la balanza para los blancos.


Llull obra

El Obra no pudo con el Real Madrid | Foto: RM Baloncesto


El Obradoiro parece el único equipo que tropieza dos veces con la misma piedra en las grandes citas. Los de Moncho Fernández calcaron el guión de la primera jornada ante el Barça: llegar vivos al último cuarto, igualar la contienda y morir en la orilla. Esta vez, fue el Real Madrid el encargado de enterrar las aspiraciones de los compostelanos, que volvieron a irse de vacío del Fontes do Sar a pesar de haberlo dado todo en la pista.


DE MÁS A MENOS

Los gallegos trataron de aprovechar el cansancio del Madrid, que llegó a la capital gallega después de perder en Europa ante el Kaunas. En el primer cuarto los pupilos de Moncho Fernández quisieron imprimir un ritmo alto al principio y consiguieron doblegar al Madrid en el primer cuarto donde estuvieron muy acertados desde la pintura y se fueron a descansar con un 23-19.


Sin embargo, en el segundo las cosas cambiaron y la segunda unidad ya no fue tan precisa como en los primeros diez minutos. Esto se notó especialmente desde el perímetro, con un pobre 1 de 7 en triples. Un registro que pesó especialmente a Magee. Mientras, los blancos, que no brillaron especialmente, si fueron más constantes y remontaron la diferencia perdida con Campazzo y Laprovittola a los mandos y con Garuba, con sus insultantes 17 años, saltando por encima de todos para cazar casi todos los rebotes. 13 se llevó el niño, record para un menor de edad.


DAUM EMPUJA; LLULL RESUELVE

En el tercer cuarto las cosas mejoraron considerablemente. Mike Daum se coronó como el revulsivo que esperaba el Sar y entre triples y un mate que acaparará portadas fue recortando diferencias a un Madrid que se negaba a ceder el testigo. Cuando no era Daum, Kravic aportaba con el juego interior volviendo loco a Tavares. Poco a poco fueron entrando los triples, y a la entrada del último cuarto el lobo ya estaba a las puertas de la casa blanca. Quedaban cinco para la conclusión y el Obra consiguió ponerse 73-71 e hizo soñar al pabellón.


Pero cuando parecía que era el momento de los locales, llegó la desconexión. Canastas fáciles que no entraban, posesiones agotadas sin encontrar el espacio, un tapón impropio de Rudy o un campo atrás de parvulario consumieron las opciones del Obra. A esto, se sumó un Llull que en solo dos ataques hizo cinco puntos que resultaron decisivos, ya que en apenas un minuto se pasó del empate a 70 a un Madrid descolgado con una diferencia de 9 puntos a falta de un minuto para la conclusión.


Magee, totalmente anulado por Llull que lo persiguió hasta las duchas por orden de Laso, puso un poco de picante con un último triple que solo sirvió para que la cancha reconociese el esfuerzo de sus muchachos que, una vez más, no supieron amarrar el partido en el momento clave. Solo una victoria en cinco jornadas; cinco de cinco para el Madrid que gobierna en solitario. La vida sigue igual,  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress