​Cuando cortar una autopista se ha convertido en algo normal

Carmen P. Flores

Se venía anunciando, a nadie debería haberle cogido de imprevisto, el Tsunami antidemocrático ha cortado este lunes la AP-7 a la altura del paso fronterizo de La Jonquera, un lugar estratégico de comunicación con Europa.


No es un acto menor, aunque al Govern de la Generalitat le parezca que es un acto de libertad y democrático y a sus autores les otorgue todo el derecho del mundo. Mientras, el Gobierno en funciones de España sigue consistiendo los actos nada pacíficos.


Desalojo la jonquera


No es la primera vez que esta situación de despotismo recubierta de populismo democrático sucede en ese punto de la AP-7. La anormalidad de apropiarse de una vía tan importante se ha convertido en "normalidad" bendecida por quienes deben velar para que se cumpla la ley y proteger los derechos de todos los ciudadanos, no de los que se identifican con su ideario político de discurso único, que es el presidente de la Generalitat, Quim Torra.


Cortar esta autopista -que es la vía de comunicación más importante con Europa- está dejando en la cuneta a los 10.000 camiones que circulan a diario en ambas direcciones, es decir, 20.000 camiones -aparte de otros vehículos- que transportan mercancías, en su mayoría de productos alimentarios perecederos. Ello conlleva pérdidas millonarias para desesperación de los conductores, que se ven privados de llegar a sus lugares de destino y hacer entrega de sus cargas.


Las asociaciones de transportistas reprochan a los dos Gobiernos que no se hayan tomado medidas para evitar esta situación que se viene repitiendo con demasiada asiduidad. Consideran que sus derechos están siendo vulnerados y se sienten desprotegidos frente a los que les impiden realizar su trabajo con normalidad. Piden la intervención de los dos Ejecutivos para dejar libre la autopista.


Como los ánimos están calientes por la manga ancha con que cuentan los manifestantes, los transportistas temen que puedan producirse enfrentamientos entre las dos partes. No quieren continuar más con esta situación. Normal.


Llegados a este punto ¿por qué el Gobierno español no toma medidas? El de Torra ya sabemos que no está dispuesto a hacerlo. Para él, la democracia tiene un solo color, un solo discurso y un solo objetivo: el populismo que se ha introducido en Catalunya y que pretende cargarse la democracia. Eso sucede cuando las leyes están siendo vulneradas constantemente, como se está viendo. Con la falsa promesa de una Catalunya mejor, con el protagonismo que les otorgan los que están detrás de todo, pero que no pisan las calles, los manifestantes se creen los reyes del mambo y los elegidos para hacer la revolución excluyente. Nada más lejos de la realidad. ¿Viven los independentistas en una realidad paralela?


La invasión y corte de una frontera es un hecho muy grave, no es una trastada inocente. El objetivo es que Europa se entere. Creo que ya está más que enterada de las acciones antidemocráticas que están llevando a cabo los "demócratas" dirigidos. España ha vivido más de cuarenta años de paz, tranquilidad y progreso gracias a la democracia. Quizás porque 40 años son muchos, hay quien no tiene memoria. Sería bueno no olvidarlo. Quizás por eso, como dijo no sé quien, "no se valora una cosa hasta que se pierde". No se debe olvidar esta afirmación.



'Cuando cortar una autopista se ha convertido en algo normal' es un original de catalunyapress.es 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress