El paritorio de Verín, víctima de la ideología neoliberal

Manoel Barbeitos
Economista

El cierre del paritorio de Verín no es sino otro eslabón mas en la programada y planificada destrozo de la atención sanitaria pública gallega, que está llevando a cabo el Partido Popular a través de la Xunta de Galicia. Las razones no son técnicas, ni tampoco presupuestarias, sino políticas.


Son razones políticas como así lo reconoce asta el propio Consello Galego de Colexios Médicos, nada sospechoso de izquierdismos ni de defender lo público, quien niega que el cierre del paritorio de Verín sea fruto de una decisión médica. De ninguna manera, afirma esta entidad, el cierre del paritorio de Verín y fruto de una decisión política. De una decisión política que deriva de un doble dogma defendido por el Partido Popular y asumido por la actual Xunta de Galicia. Que lo  público es más ineficiente y funciona siempre peor que el privado, por lo que hay que reducirlo al mínimo y que el estado de bienestar es insostenible por falta de recursos y hay, por tanto, que tirar de la iniciativa privada.



Si bien es cierto que cada quien es libre de elegir, público o privado, resulta totalmente falso afirmar que lo privado es siempre más eficiente y funciona mejor que lo público. Tenemos multitud de evidencias científicas. Por ejemplo podríamos señalar la “gran eficiencia” de un sector bancario privado que provocó la mayor crisis financiera


Si bien es cierto que cada quien es libre de elegir, público o privado, resulta totalmente falso afirmar que lo privado es siempre más eficiente y funciona mejor que lo público. Tenemos multitud de evidencias científicas. Por ejemplo podríamos señalar la “gran eficiencia” de un sector bancario privado que provocó la mayor crisis financiera de la historia del capitalismo y que, finalmente, tuvo que ser rescatado a costa de un gasto público monumental del que aún no se sabe la cuantía real. Una crisis que al tiempo puso en evidencia como la banca pública, que no sufrió tal crisis, funciona mejor, y segura y eficiente y sirve mejor al interés general. Lo mismo podemos decir, por ejemplo en España, de servicios básicos que eran públicos (telefonía, electricidad, correo postal …) y que fueron privatizados. ¿ Hay alguna duda de que ahora, después de reducir personal y centros además de precarizar el empleo, funcionan peor, son más caros e ineficientes que cuando eran públicos?. También se puede decir el mismo de muchas grandes empresas públicas privatizadas. Finalmente que decir de las fundaciones hospitalarias –que en su día intentaron implantar Romay Becaria, luego conselleiro de Sanidad, y Núñez Feijoo, secretario general del SERGAS- de las que la de Verín fue un referente en Galicia que no eran mas que un intento espurio de privatizar por la puerta de atrás la atención sanitaria pública? Finalizaron siendo un rotundo fracaso, dando pérdidas millonarias y teniendo que ser recuperadas para lo público. Pruebas todas ellas de que afirmar que lo público es más ineficiente y funciona siempre peor que privado no es una evidencia sino un dogma y como tal una falsedad que esconde una preferencia política.


Tan falso como que el estado de bienestar es insostenible por falta de recursos. Con motivo de la crisis financiera (2008), aunque la ofensiva ya viene de mucho atrás, el estado de bienestar está siendo objeto de un nuevo y feroz ataque que busca acabar con él. Los argumentos son considerar que es muy caro y no hay recursos para financiarlo, desactiva la creación de empleo, frena el crecimiento y lesiona la competitividad. Argumentos que justifican, segundo estos neoliberales, que sea la iniciativa privada quien preste esos servicios. Razones que, de nuevo, son ideológicas y de interés de clase, no científicas. Son razones ideológicas ya que en esta crítica al estado de bienestar en ningún lugar se toma en consideración los beneficios que reporta a por caso, la salud, formación, atención, empleo, igualdad, bienestar social….que, además, de no ser atendidos tienen también sus costes. De nuevo, y como sucedía en el caso anterior las críticas al estado de bienestar son unas críticas a lo público, en general, que los neoliberales consideran cómo algo no deseable. Ideología e interés de clase. Como podemos comprobar cuándo se critica un gasto público en el estado de bienestar español, y gallego, que están (17,6% PIB) entre los mas bajos de Europa occidental (19,5%). Por caso, ¿cómo se puede afirmar que la atención sanitaria pública en Galicia, y en España, no es sostenible cuando tenemos un gasto público (6,1% del PIB) que está entre los mas bajos de la UE (7,2%)?. ¿Cómo se puede decir que no hay recursos para sostenerlo cuando tenemos una de las presiones fiscales mas bajas (34,4%del PIB) de la UE (40,1%)?. Por caso, ¿si tuviésemos una presión fiscal equivalente la de los estados europeos de nuestro entorno no habría recursos suficientes (70.000 millones de euros mas anualmente) para tener un estado de bienestar equivalente?.


Pero claro, si reducimos los ingresos fiscales como por ejemplo sucede en España y en Galicia, donde el nivel de fraude fiscal y elevadísimo, tendremos problemas para financiarlos servicios públicos. He ahí las auténticas razones que llevan a decir que las prestaciones y servicios del Estado de bienestar, como por caso un paritorio en Verín, son insostenibles: razones de tipo político e ideológico. Razones basadas en la negativa a establecer un sistema fiscal equiparable al de los estados de nuestro entorno.


Núñez Feijoo al tiempo que presume de bajar los impuestos en Galicia más que ninguna otra comunidad, también afirma que no tiene recursos para conservar el paritorio de Verín. ¿Qué importa que estas decisiones afecten la salud de los/las gallegos/las? Lo que importa es que los recursos que antes se dedicaban la atención sanitaria pública vayan ahora al capital privado



Así, Núñez Feijoo al tiempo que presume de bajar los impuestos en Galicia más que ninguna otra comunidad, también afirma que no tiene recursos para conservar el paritorio de Verín. ¿Qué importa que estas decisiones afecten la salud de los/las gallegos/las? Lo que importa es que los recursos que antes se dedicaban la atención sanitaria pública vayan ahora al capital privado (bancos, fondos de inversión, multinacionales, mutuas…). Lo que importa es que los ricos paguen los mínimos impuestos posibles y sigan defraudando como siempre. Lo  que importa es  cargarse el estado de bienestar aunque sea lo que mejor funciona. 


Niu00f1a en una protesta contra el cierre del paritorio de Veru00edn





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress