Seis años y medio de prisión para el instalador de fibra óptica que agredió sexualmente a una mujer y lo intentó con otras dos

|

Un hombre de 30 años y nacionalidad búlgara ha aceptado seis años y medio de prisión por una agresión sexual, y dos tentativas, en una misma urbanización de Lugo, en A Estrada da Granxa, en el barrio de Fingoi.


Juicio en Lugo por agresión sexual.

Los hechos se cometieron entre septiembre y octubre de 2016. La primera de las mujeres fue agredida por este hombre, instalador de fibra óptica, en ese edificio de A Estrada da Granxa, con otro intento que no fructificó porque la mujer logró zafarse del procesado al alertar a su marido y una tercera que antes de entrar en la vivienda advirtió su presencia y avisó por móvil, lo que provocó la huida del agresor que era instalador de fibra óptica y que utilizaba para los hechos el cuarto de contadores.

En la Audiencia Provincial de Lugo se ha celebrado el juicio, donde el acusado ha reconocido los hechos y tras lo que todas las partes llegaron a un acuerdo de una condena de seis años y seis meses de prisión.

Por la agresión sexua, la pesa es de seis años y por la tentativa seis meses. Tras la vista, el procesado pidió disculpas. "Quiero pedir disculpas a las víctimas. Siento mucho lo que ha pasado. No quería causar alarma social. Gracias", ha señalado este hombre que fue detenido dos años después, en 2018, en Benidorm.

El abogado del condenado, Jorge Martínez, ha destacado que el acuerdo "era el más beneficioso para todas las partes, con la conformidad de seis años por un delito y seis meses por el otro. "Ha habido una negociación bastante dura y ha llegado un punto en el cual creemos que ninguna de las partes estaba totalmente satisfecha para llegar a un acuerdo, pero hemos evitado una segunda victimización de las chicas", ha puntualizado.

También constató que se había "indemnizado antes del juicio, con 9.000 euros a una de las víctimas y a la otra se ha llegado a un acuerdo para indemnizarla en los próximos días o semanas" en 2.000 euros.

El abogado ha confesado que el autor "ha pedido disculpas porque se encuentra muy afectado". "De hecho una de las cuestiones que hemos tratado es que no se tocara lo de la libertad vigilada de ocho años, es decir sabemos que este delito, estadísticamente, tiene una reincidencia muy alta y por lo tanto él mostrando su arrepentimiento estaba de acuerdo en que hubiera una libertad vigilada bastante prolongada con posterioridad, con el objetivo de resocializar" su conducta, ha explicado.

El acusado lleva dos años en la prisión de Bonxe, aunque el letrado ha apuntado que se buscará "trasladarlo a una zona en la que pueda tener el apoyo familiar y pueda resocializarse", en la zona de Alicante donde residía.

Por su parte, el representante legal de una de las acusaciones, Gonzalo Díaz, ha enfatizado que con la conformidad han "intentado evitar que las víctimas volviesen a pasar por las declaraciones y por asegurar el resultado que podía ser incierto", con los ochos años de libertad vigilada y el alejamiento de 15 años.

Sobre la libertad vigilada ha pormenorizado que se llega a ello "habida cuenta que de los tres casos que hubo, que es un perfil de depravado sexual no es solo que esté en prisión, sino que después el estado tenga alguna forma de controlar sus movimientos".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress