​Vended mascarillas a la gente

Manuel Fernando González Iglesias

Una de las barbaridades que han cometido nuestros políticos además de dejar colgados a los profesionales sanitarios de este país teniendo los almacenes de material para uso de hospitales y centro de salud sin fondos de los que echar mano, ha sido sin duda, recluirnos a todos y no poniendo en farmacias o lugares como Mercadona un punto de suministro de al menos una mascarilla por persona, o sencillos botes de alcohol para desinfectarse las manos.


Mascarillacoronavirus 1




Y que no me digan los gurús de la Moncloa que eso no es posible, ya que la gente con la que convivo cada día en el Hospital es disciplinada y sigue al pie de la letra lo que le dicen las personas que controlan su entrada en el recinto.


¿Para qué te recluyen en casa si nada hay para defenderse mínimamente de un contagio?¿ Es que acaso este país no tiene fábricas que pueden reconvertir su producción para hacer batas para médicas y enfermeros, o esas mascarillas básicas anticontagiantes?


Cualquiera de nosotros ha visto, estos días como a un familiar próximo no le han dejado acercarse a comprobar si tiene la enfermedad a través de una sencilla prueba para la que no hay kits. Estos, por supuesto no faltan para futbolistas, parlamentarios e incluso miembros del Gobierno.  


Veo también con profunda tristeza como a alguna política famosa y a su marido la ingresan en un hospital público para curarla de esta peste del coronavirus, mientras que a los pobres que acoge el Padre Ángel les visita la enfermedad y algunos fallecen. Cualquiera de nosotros ha visto, estos días como a un familiar próximo no le han dejado acercarse a comprobar si tiene la enfermedad a través de una sencilla prueba para la que no hay kits. Estos, por supuesto no faltan para futbolistas, parlamentarios e incluso miembros del Gobierno. La excusa desgraciadamente ya se ha convertido en lógica: Se bloquean los centros médicos.


Finalmente está lo de las Residencias, donde nuestros mayores caen como moscas porque ya son viejos y achacosos y se les ha olvidado a los que mandan meterlos en sus previsiones y estadísticas. Mientras, una nueva generación de “profetas” que no médicos, van a decidir muy pronto a quién se entuba y a quién no especialmente si tienen una cierta edad. Lo que se decida en cada caso, no será un diagnóstico, sino un acto de adivinación premeditado muy parecido al muy popular “pito, pito, gorgorito….”.


Déjense ya de chalaneos y palabras huecas y dejen que la gente se pueda comprar si quiere una sencilla mascarilla cuando va al supermercado y un botecito de alcohol. ¿O es pediros mucho, padres de la patria?

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress