​La declaración de renta y lo tests para los privilegiados

Carmen P. Flores

Entramos en el mes de abril, y la pandemia de coronavirus sigue vigilante sobre las cabezas de la ciudadanía para aprovechar un descuido e introducirse en los pulmones  y llevarse por delante al que pueda. Es una lucha desigual por el desconocimiento que los profesionales sanitarios tienen del bicho. Eso no va a impedir que sigan trabajando para ganarle la guerra, aunque en ella se produzcan la perdida de algunas batallas.


Test de coronavirus




Mientras las personas continúan confinadas en sus casas, luchan para no se cogidas a traición por la grave enfermedad que todos tememos encima, ya nos han anunciado que se inicia la campaña de la declaración de la renta, que cuando llega, la mayoría de los paganos deben rascarse los bolsillos para ser un buen contribuyente. Muchos se preguntan ¿por qué este año no la retrasan?, la situación económica, en general es mala, pero como Hacienda como dice el eslogan “somos todos” -de unos más que otros- hay que claudicar, no queda más remedio, sino ya sabemos cuáles pueden ser las consecuencias: una multa que te puede dejar mirando al fin de la tierra.


Con todas las medidas que dice el gobierno que han tomado podían posponerla hasta septiembre, cuando todo esto haya pasado, ¿habrá pasado realmente? y la ciudadanía haya podido respirar un poco mejor, salir a la calle, volver a sus puestos físicos de trabajo y el ánimo haya mejorado para pagar -la gran mayoría- a la casa de todos que es Hacienda. Pues parece que esa medida, a día de hoy, con el anuncio oficial de “se inicia el periodo de la declación de la renta”, no va a ser posible. Algunos dicen que el gobierno no tiene dinero para mantener los servicios, se lo ha gastado en material médico y farmacéutico para combatir al bicho que tanto dolor está causando. ¿De verdad no tiene dinero?.


Según la ONU, esta situación creada por la pandemia de coronavirus es la peor crisis vivida desde la II Guerra Mundial. Una situación que se inició en China, y que la gran mayoría de los gobiernos de todo el mundo no se la tomaron en serio, solo hay que mirar las hemerotecas y comprobar las declaraciones que hicieron hace solo un par de meses sus líderes y comprobar lo poco acertados que estuvieron. Mientras ellos se lo tomaban “a broma”, el bicho seguía ganando terreno hasta dejar a unos cuantos miles de muertos por el camino, y a miles, y miles de infectados. Sin en lugar de hacer el bobo, se hubieran puesto a trabajar en serio, la situación no sería la que es. Pero como los dirigentes piensan que son inmortales, así nos va a los ciudadanos que confiamos en ellos.


El gobierno de España debería tomar algunas medidas más que tranquilicen a sus conciudadanos a los que dice defender: posponga la declaración de la renta para septiembre, cuando la situación haya mejorado, todos se lo van a agradecer


Con esta situación que tenemos encima, sin que el gobierno de Europa actúe como tal, sino con la filosofía de sálvese quien pueda y quien más medios disponga, el gobierno de España debería tomar algunas medidas más que tranquilicen a sus conciudadanos a los que dice defender: posponga la declaración de la renta para septiembre, cuando la situación haya mejorado, todos se lo van a agradecer, sobre todo los que tienen que rascarse el bolsillo. No eche más preocupaciones sobre la ciudadanía que ya bastante tiene con el coronavirus, y sin tests para conocer si es portador del bicho. Eso sí, hay dirigentes a los que se les ha repetido varias veces las pruebas para conocer si es portador del virus. Luego dirán que todos somos iguales y que no hay diferencias . ¡Vamos sí las hay!.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress